“A mi hijo lo mataron entre varios y hay uno solo preso”

0
Compartir

El caso de Isaías Aranda moviliza a los vecinos de la Colorada. Hoy realizarán una marcha al Juzgado de Garantías 8 para que revoque la libertad de dos imputados en la causa, representados por la letrada Florencia Casamiquela.

Isabel Jarkevik habla de Isaís como su pequeño hijo. El hijo mimado. El que tenía todo y le daba todo el amor posible. La mujer está quebrada, pero tiene fuerzas para pelear. Habla de Isaís y se emociona. Reclama justicia. “Por mi hijo no voy a bajar los brazos y quiero que los asesinos estén presos. Que el juez que liberó a dos de los acusados los vuelva a detener y no escuche los reclamos que hace la abogada (Florencia) Casamiquela, por ser famosa y estar en Intratables”, afirma tajantemente Isabel, quien de pronto confiesa: “Pido por mi hijo pero en realidad es mi nieto. Es el hijo de mi hijo y yo lo crie de chiquito cuando su mamá lo abandonó”
Isaías fue asesinado de dos balazos en la madrugada del 16 de Octubre pasado en Pico de Oro. Varela al Día publicó aquella noticia. El jovencito, de 18 años, era padre de un bebé y fue interceptado por una patota cuando iba a la su casadde su novia ver a ver a su bebé.

 

Isabel relata aquellos momentos en Varela al Día:
“Isaías tenía problemas con Joaquín Gallegos, que es el único detenido. Este chico es del barrio La Colorada y se cruzo con Isaías. Fue el 15 de Octubre a la tarde cuando se cruzaron. Como ya se tenían bronca de la cancha, mi hijo le pegó una trompada. Isaías estaba con su hermana. Gallego se levantó y le dijo a mi nieta, la hermana de Isaías: Esta le va a caber a tu hermano. A la noche Isaías estaba con su hermana y lo llamó su novia, la mamá de su bebe. Le pidió el DNI del bebé. Isais se fue a la noche a llevar el DNI y se cruzó con la patota en la esquina de Sevilla y Suiza. Lo corrieron. Hay testigos que vieron el hecho. Gallego le disparó a corta distancia y le pegó un tiro en el corazón. Isaías salió corriendo y Gallego le disparó otro balazo que le dio en la cadera. Cruzó la avenida Eva Perón y pidió ayuda en una remisería. Lo sentaron en la vereda y ahi murió”
La mujer se pregunta porqué no lo llevaron en un auto al hospital. Se pregunta porque no llego la policía cuando llamaron al 911.
“En el momento de los disparos pasó un patrullero por la avenida Pisani y los policías escucharon los tiros. La patota salio corriendo. La policía pudo atrapar a dos cómplices y días después cayó Gallego. Los dos cómplices estuvieron presos una semana y el juez Adrián Villagra los dejó en libertad por el pedido d e la famosa abogada Casamiquela. Por esto vamos a marchar a las 9.30 hasta el juzgado”

Comentarios

comments

Compartir