Alarma entre intendentes por una causa de residuos y las confesiones de López

0
Compartir

(LPO) El juez Claudio Bonadio aceptó este viernes a José López como arrepentido en la causa de los cuadernos de Centeno. La noticia ya enciende la alarma entre los intendentes peronistas, que conocen la versión de que el ex secretario de Obra Pública los vinculó con las coimas durante el gobierno de Cristina Kirchner.
López volvió ayer a Comodoro Py para declarar por segunda vez en la causa, en busca de la homologación del acuerdo que lo convirtiera en “imputado colaborador”. Finalmente, este viernes logró que el juez le diera ese status.
Según los trascendidos, la mención a los intendentes sería respecto a la financiación de campañas electorales en el período kirchnerista. Esa versión comenzó a trascender y encendió la alarma en el Conurbano.
“En el Conurbano, durante el gobierno anterior no bajaba una obra si no venía con nombre puesto”, aseguró a LPO un referente de Cambiemos que busca ir por la intendencia en 2019. En ese sentido, vaticinó: “Ahora se va a destapar todo. Hasta el día de hoy acá no sabés cómo salió una licitación municipal”.
Ante ese escenario, este viernes también circuló con fuerza la versión de que había 20 intendentes bonaerenses citados en la causa de los cuadernos de la corrupción del kirchnerismo.
En diálogo con LPO, los intendentes dijeron que hubo una “confusión” porque el listado que existe y circula es sobre 91 jefes comunales de todo el país -y unos 30 de la provincia de Buenos Aires- citados hace 9 días en el marco de otra causa que también tiene Bonadio.
Se trata de la Gestión Integral de Residuos Sólidos (GIRSU), una megacausa de medio ambiente que investiga el destino de 600 millones de pesos, de los que se beneficiaron más de 190 municipios entre 2013 y 2015. Bonadio busca averiguar si el dinero fue a parar a obras o en qué lo invirtieron.
Algunos intendentes ya estuvieron en Comodoro Py para explicar el destino de esos fondos, mientras que otros deberán declarar en la segunda tanda como Francisco Echarren, de Castelli, el jefe comunal que hizo bautizó un barrio en honor a Julio De Vido y que ahora aseguró que no teme declarar ante el juez que investiga a Cristina Kirchner.
A los intendentes les preocupa que, además de la causa por los residuos, López ahora los vuelva a salpicar y queden envueltos en un nuevo conflicto judicial, otra vez en el despacho del mismo juez.

Comentarios

comments

Compartir