¿Alguien piensa en las personas? Quienes decidieron el cierre sorpresivo e intempestivo del “Paso Peatonal de la Estación” seguro que NO.

0
Compartir

¿Alguien piensa en las personas? Muchos se lo preguntan. Por caso los miles de vecinos que diariamente tienen que cruzar las vías a pie desde el lado sur de la Estación Varela para acceder al centro de nuestra ciudad.

 

Ese paso peatonal que los vecinos de Vatteone, Mayol, San Martín, Villa Mónica, entre otros barrios, hemos recorrido a lo largo de años y décadas, desde hace dos meses se ha convertido en una rara y riesgosa travesía.

 

Un paisaje insólito, impropio del Siglo XXI, de gente atravesando los rieles por cualquier lugar, recorriendo más de una cuadra por un improvisado sendero de tierra totalmente desparejo, cruzando zanjas repletas de basura, llegando al otro lado de las vías por un hueco en el alambrado.

 

Las fotos que acompañan esta nota muestran con bastante claridad ese cuadro, absolutamente ilógico y chocante, más todavía siendo la Estación el lugar más concurrido de Varela, una ciudad de medio millón de habitantes.

Según cuentan quienes han tratado esta situación con autoridades del Ferrocarril Roca, estaría previsto realizar, a partir de febrero o marzo, el cerramiento completo (con rejas y paredones) de los laterales de las vías desde la Estación hasta la barrera de Pringles.

 

También la ejecución de obras en el túnel peatonal situado debajo de la Estación para facilitar el tránsito de personas de edad avanzada o con dificultades motoras, de madres con cochecitos para bebés, de quienes circulan en bicicletas.

Ahora bien, suponiendo que esos trabajos logren su cometido y que el túnel tenga las condiciones para reemplazar, tanto en horas diurnas como nocturnas, el paso peatonal lindero al Tanque de la Estación, las preguntas más elementales y lógicas que cualquiera se hace son ¿Porqué primero no hicieron las obras y luego cerraron el paso? ¿Porqué someter a la gente, durante meses, a tanto destrato y falta de respeto a sus derechos? ¿Porqué exponer a miles de vecinos a un incómodo y peligroso cruce de las vías?

 

Dado que ese paso peatonal existió tantos años no se entiende que razón impulsó su intempestivo y sorpresivo cierre forzado, a contramano de las necesidades de las personas, si en unos pocos meses se harían las obras que ahora anuncian.

 

Es difícil de entender que ningún funcionario haya previsto lo que cualquier vecino consultado les hubiera dicho que iba a pasar. Resulta evidente que, como en muchos otros temas, toman decisiones sin conocer en lo más mínimo las condiciones del lugar, ni las necesidades, los hábitos y las costumbres de las personas.

 

DARDO OTTONELLO

Comentarios

comments

Compartir