Alumnos pierden días de clases por falta de mesas y sillas en una escuela Varelense

0
Compartir

Autoridades de la Escuela Secundaria Básica (ESB) N° 32 del barrio La Sirena se vieron obligadas a implementar un indignante sistema para el dictado de clases, en el cual los alumnos se turnan para asistir a las aulas y, por ende, pierden valiosos días de estudio que no van a recuperar, denunció ayer el Diario Popular y a lo largo de la jornada el Consejo Escolar no fijo su posición.
Para que alcance el mobiliario, un curso por día no puede ingresar al edificio escolar ubicado en la calle Larrea, entre Guardia Nacional y Morán, en el barrio La Sirena. De esta manera, los lunes no pueden asistir a clase los alumnos de 5to. año, los martes le toca a los de 4to. y así de manera descendente hasta el viernes, cuando se ven afectados los chicos del 1er. año.
El triste cronograma fue publicado en un cartel pegado en la puerta del establecimiento, junto con un mensaje que advierte: “Familias, por falta de mesas y sillas un curso por día no tendrá clases”. Las quejas por parte de los padres no se hicieron esperar, ya que a los días que se perderán por este problema se suman los paros realizados en el marco del conflicto docente.

0004494107
Frente a los reclamos, desde la ESB 32 informaron que el sistema se implementaría sólo por unos días aunque no confirmaron hasta cuando se extenderá. En principio, sería esta semana,entre el 15 al 19 de mayo, pero dependen de las respuestas que obtengan por parte del Concejo Escolar de Florencio Varela o bien del Ministerio de Educación de la Provincia de Buenos Aires.
El problema comenzó en el mes de noviembre del año pasado. Desde entonces, se elevaron numerosos reclamos al Consejo y las solucionen nunca llegaron. Por eso, los padres temen que sus hijos pierdan gran cantidad de días de clase.
Este problema afecta sólo a los estudiantes del Turno Mañana, ya que por la Tarde la matrícula es menor. Asimismo, están exentos de esta problemática los niños de la Escuela Primaria Básica (EPB) N° 21, que comparte el mismo edificio con la secundaria del barrio La Sirena.

Comentarios

comments

Compartir