Andrés Watson junto a Axel Kicillof en la reapertura de la empresa «Alpargatas» en Florencio Varela

0
Compartir

El intendente de Florencio Varela -Andrés Watson- junto al gobernador bonaerense -Axel Kicillof-inaugurará la nueva sede de la histórica firma en el Parque Industrial y Tecnológico situado en la localidad de Ingeniero Allan el martes 14 de diciembre a partir de las 14.30hs.

 

La reubicación de la compañía textil en el polo empresarial del partido es un signo inequívoco de las acciones para la reactivación económica que despliegan al unísono tanto el gobierno nacional como el provincial junto a una serie de políticas públicas para atraer inversiones y radicar empresas que aplica el Municipio.

 

El proceso que culmina en el cierre de la centenaria planta inicia en 2016, cuando comienza a desprenderse de sus sedes en el interior del país. Continúa en 2018, al desvincular un tercio de su plantilla de trabajadores y trabajadoras que deja sin empleo a más de doscientas familias varelenses. Finaliza en 2019 con el cese total de actividades tras requerir el Procedimiento Preventivo de Crisis para vender a Cladd Industria Textil Argentina su planta en el distrito.

 

“Con la apertura indiscriminada de importaciones, durante la administración de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, Alpargatas se va de Florencio Varela. Sin dudas, perdemos un hito productivo. Dos años después, logramos su retorno tras arduas gestiones que reivindican la determinación de los tres estamentos gubernamentales en la consolidación de un modelo de país con una industria pujante que crea empleo genuino para toda la ciudadanía”, afirmó ayer Andres Watson mediante un comunicado de prensa.

 

EL JULIO DE 2019

La firma de capitales brasileños Alpargatas anunció, en un comunicado enviado a la Bolsa de San Pablo, que concretó su plan de desinversión en la Argentina que incluyó la venta de tres fábricas y de esta manera abandona totalmente su operatoria en el negocio textil para abocarse únicamente a la fabricación de calzado.

 

El 6 de junio de 2019, la empresa buscaba desprenderse de todo el negocio textil durante este 2019 y por eso tenía en venta tres de sus fábricas ubicadas en Corrientes, Catamarca y Buenos Aires (Florencio Varela).

Alpargatas logró vender estos tres activos por un total de u$s14,4 millones. La fábrica de Corrientes pasó a manos de la empresa Mafra, la de Catamarca a Fibran Sur y la de Florencio Varela a Cladd Industria Textil Argentina.

 

En este plan de desinversión Alpargatas ya había cerrado tres de sus plantas de producción (localizadas en Catamarca, La Pampa y Chaco) y concretado una reducción en su plantilla de empleados en los otros establecimientos. En aquel momento Alpargatas anunció claramente que emprendía una fuerte reestructuración en la Argentina porque el negocio textil había dejado de ser rentable desde hacia largo tiempo.

 

Así es que en menos de un año (2018/19) la empresa pasó de tener siete plantas de producción y más de 3.000 empleados, a quedarse solo con una fábrica dedicada a la producción de calzado localizada en la provincia de Tucumán y donde hoy emplea en forma directa a poco más de 700 pesonas. Además, dentro de este esquema, el año pasado también se desprendió del 21,8% del negocio de Topper en el mercado local, tras venderlo al empresario Carlos Roberto Wizard Martins, por u$s24 millones.

 

Lo cierto es que Alpargatas encontraba en la Argentina su talón de Aquiles. Según se desprendió de su último balance anual, cerrado en diciembre pasado de 2018, lograba crecer en todos los mercados en los que operaba a excepción de la Argentina. Así es que en Brasil su facturación fue de 2.669,9 millones de reales (711,4 millones de dólares), un 10,4% más. A su vez, la cifra de negocio del grupo en el extranjero, que engloba el negocio de Havaianas creció un 11,3%, hasta 710,3 millones de reales (189,2 millones de dólares). En cambio, en la Argentina, Alpargatas facturó, durante 2018, 254,3 millones de reales (67,7 millones de dólares), un 21,1% menos que el año anterior.

 

La mega devaluación de la moneda sumado al incremento de los costos laborales fueron los dos ítems claves que llevaron a la empresa a tomar esta drástica decisión.

Comentarios

comments

Compartir