“BAJAN LAS AGUAS…”

0
Compartir

Por Rodolfo José Bernat-.

Nuestro país, por primera vez se ha visto castigada por un fenómeno climático del cual, no se tienen precedentes. Muchas son las teorías que explicitan el porque de este fenómeno, pero el objetivo de esta columna es publicitar los efectos y consecuencia del mismo.
Las últimas inundaciones que han afectado recientemente a las provincias de Chubut, La Pampa, Santiago del Estero, Catamarca, Tucumán, Salta, Jujuy, Buenos Aires, Santa Fe, Corrientes y Córdoba, no tienen precedentes en su cantidad y consecuencias.
Entre todas las zonas afectadas, una de las más castigadas es la ciudad de Comodoro Rivadavia, (Chubut). Según los informes meteorológicos, las lluvias y los vientos, continuarían con esta complicada situación, hasta fines de Semana Santa.
A todo esto, los pobladores de las zonas afectadas, trabaja solidariamente en la ayuda a la cantidad de vecinos que se han visto obligados a abandonar sus casas, antes los terribles estragos causado por las inundaciones producidas por las fuertes lluvias y el consiguiente rebalse de ríos, lagos y lagunas.
Esta “situación de desastre”, obligo al Presidente de la Nación, Mauricio Macri, declarar “zonas desastre” a todas las provincias afectadas, ordenando a el Comando Operacional del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas coordinar la ejecución del apoyo brindado por las tres fuerzas en todo el país.
Según informes oficiales, 1480 militares se encuentran desplegados en diferentes puntos de la provincia de Chubut, operando 97 vehículos entre los que se encuentran retroexcavadoras, grúas, palas mecánicas, camiones de transporte, vehículos puente, ambulancias, blindados orugas, camionetas, jeeps de distintos tipos y plantas potabilizadoras de agua.
Las principales tareas encaradas por el personal militar son, evacuación de personas y efectos, recuperación de vehículos estancados por el agua, entrega de alimentos, colchones y frazadas, distribución de agua potable en saches, elaborada por sus plantas potabilizadoras móviles.
También, se encuentra en construcción un puente que permitirá restablecer la comunicación con la ciudad de Caleta Córdova, a 18 kilómetros de Comodoro, interrumpida desde hace días.
Por su parte desde la IX Brigada Aérea “Comodoro Rivadavia”, se colabora en la coordinación de envíos de recursos de primera necesidad, con vehículos de transporte terrestre de la unidad cargados con alimentos, agua embotellada, pañales sábanas. toallas, baldes, botas de goma, repelente de insectos y artículos de limpieza, entre otros.
Asimismo, la Fuerza Aérea, utiliza un avión de transporte utilitario DHC-6 Twin Otter, que efectúa el sobrevuelo de las áreas afectadas, buscando facilitar la evaluación de la situación y optimizar la distribución de los suministros de ayuda humanitaria.
En la provincia de Tucumán, en las localidades de Lamadrid, Simoca y Monteagudo, continúa desplegado, personal de Ejército que operan en vehículos y botes transportando víveres, medicamentos y combustible.
Lo mismo ocurre en Libertador Gral. San Martin y Parque Nacional Calilegua en la provincia de Jujuy, donde más de 100 efectivos continúan realizando tareas de apoyo para paliar las inclemencias sufridas por la población.
El Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, a través de su Comando Operacional, tiene entre sus misiones coordinar en brindar ayuda humanitaria en casos de emergencias climáticas y catástrofes naturales.
Las lluvias y el desborde de los ríos dejaron más de 12.000 damnificados en Lamadrid, al sur de la provincia de Tucumán.
El mapa de las inundaciones abarca a Jujuy en San Salvador y Ledesma. En Salta, Rivadavia, Oran, Tartagal. Formosa: Ingeniero Juárez. Tucumán: Lamadrid, Graneros, Alberdi y la Cocha. Catamarca: La Merced y el Portezuelo. Santiago del Estero: Pellegrini, Silipica y Villa Atamisqui. La Rioja: Chamical y Olta. Córdoba: Valle Bravachasca. Buenos Aires: Gral. Villegas. La Pampa: Santa Rosa. Chubut: Comodoro Rivadavia. Total de afectados: 26.000, evacuados: 8.000. (Fuente: “La Nación”) “Provincia por provincia, el mapa con las áreas afectadas por las inundaciones.”
Recordemos que las inundaciones en el país comenzaron el 10de abril de 2017.
Pasada ya la Semana Santa, la situación en las zonas inundadas, sigue siendo grave. En la zona bonaerense de Salto y Arrecifes, las aguas están bajando lentamente, subsistiendo la grave situación para los pobladores de esas zonas, entre los cuales aún continúan evacuados más de 1.200 vecinos.
Las autoridades locales de ambas localidades informaron que la Ruta 191, que une ambas localidades, pudo ser liberada este último domingo.
La mayoría de evacuados de la zona, son de Salto, donde el río alcanzó los 10 metros de altura y en Arrecifes, el rio que lleva el mismo nombre que la localidad, llegó el sábado último por la madrugada a su altura máxima de 7,64 metros. De allí en más, lentamente comenzó a descender.
El regreso de los evacuados y la recuperación, anticipan que las pérdidas en las áreas rurales y urbanas serán más que importantes. Un productor avícola de Salto, perdió 50 mil pollos, que se ahogaron en su campo. (Télam)
En tanto los vecinos de Santa Regina, que permanecían aislados por las inundaciones en Gral. Villegas desde hace 15 meses, lograron habilitar 5 Kms. De vías ferroviarias, para poder salir del pueblo por la localidad de Cañada Seca. Los otros tres accesos a la localidad siguen bajo el agua y el abastecimiento se hace con un camión Unimog.
En Corrientes, según informa el diario “El Litoral”, de aquella provincia, un temporal de granizo obligo a los vecinos a evacuarse de sus viviendas que quedaron muy dañadas.
Los barrios más castigados por el fenómeno on: San Jorge, San Isidro y Aguaracuá. Por otra parte, en las localidades de El Sombrero y Santo Tome, hubo nuevos anegamientos y se anunciaron en esa zona nuevas familias evacuadas y que calles y caminos se encuentran nuevamente, anegados.
En Chubut tuvieron que agregar un problema más a los muchos que ya tienen. Se rompió un caño de un ducto petrolero, que pasa por debajo del asiento Canipa, en Comodoro Rivadavia el día de antes de ayer, que produjo un derrame de 200 litros de petróleo. Las autoridades atribuyeron el “peso del barrio” sobre un suelo debilitado por las inundaciones, lo que provoco el hundimiento del piso y la rotura del caño.
Ayer el sub secretario de Medio Ambiente Municipal, Daniel Gonzalez declaro que “La situación esta controlada. Lo que se hizo, fue cerrar la válvula que alimenta el ducto”.
La última; desde Santa Fe se informa que “las pérdidas en los cultivos de soja como consecuencia de las inundaciones, sumado a un fuerte retraso en las tareas de cosecha, se elevo: A un millón de hectáreas” información brindada por la Bolsa de Comercio de Rosario.
El diario “La Nación” en su edición de ayer, “Domingo de Ramos”, titula: “EL GOBIERNO ANUNCIO OBRAS POR LA CATASTROFE” Dice la nota: “En la primera reacción después de la catástrofe en 15 provincias, el gobierno del presidente Mauricio Macri, decidió que se invertirán este año $ 9.640 millones en obras para prevenir inundaciones y desplego, una ayuda coordinada de nueve ministerios para atender las primeras emergencias en alimentos, agua, alojamiento, salud, seguridad y créditos.”
Finalmente: ¿SALDRA EL SOL PARA LOS INUNDADOS?

Comentarios

comments

Compartir