Beccacece comienza a definir un equipo que ya sale de memoria

59
0
Compartir

Por Guido Cichello. Sin cambios con respecto al equipo que terminó jugando el torneo, el técnico apuesta a mantener la base de aquellos que terminaron jugando de gran forma el pasado campeonato.

Amistoso tras amistoso el cuerpo técnico demuestra que intenta darle confianza a una base de jugadores que ya se han ganando un puesto como titulares. Nada cambió del equipo que ganó la seguidilla de partidos a fin del torneo pasado (Atlético de Rafaela, Arsenal y Estudiantes de La Plata). Tampoco Beccacece modificó el sistema táctico, el cual continúa siendo 5-3-2.

El mismo le permite tener equilibrio defensivo teniendo siempre 6 hombres en esa posición, pero también gente en ataque, con los laterales volantes, el enganche y los dos puntas. La idea es atacar con mucha gente y hacer lo propio cuando lo hace el rival. Traducido a nombres, Gabriel Arias además de ser el capitán y emblema, es el arquero ideal para el estilo de juego del nuevo entrenador Halcón.

Si bien Beccacece pregona el fútbol de tenencia del balón y prioriza salir jugando con pelota dominada, no hace un culto de ello, por lo que Arias tiene la potestad de poder despegar lejos. Con Holan eso no sucedía, y allí perdió terreno Arias a manos de Agustín Rossi, un privilegiado con la pelota en los pies. En la línea de fondo, Beccacece tiene tres defensores fijos, Hugo Silva como marcador central derecho, Mariano Bareiro como líbero y Alexander Barbosa como marcador central izquierdo. Los tres tienen características muy distintas pero entre ellos se complementan muy bien.

Quizás los une el buen trato del balón, pero Silva es el más veloz, Bareiro el que lleva los tiempos y Barbosa el más fuerte en la marca y cabezazo. Delante de ellos, por las bandas, están, Ignacio Rivero y Rafael Delgado, uno por derecha y el otro por izquierda. Rivero es más rápido y con mejor dominio de la pelota, pero Delgado es mucho más fuerte en la marca y tiene mejor estado físico. Ambos están obligados a llegar siempre a posición de gol, como así también a cubrir su zona defensiva. El volante central viene siendo Leonel Miranda, pero Hernán Fredes quiere ganarse la posición también. Miranda tiene más dinámica y recorrido, mientras que Fredes es más pensante y tiene un gran dominio del balón. Uno de ellos arrancará como titular. Delante del volante central se ubican Jonás Gutiérrez y Gonzalo Castellani, ambos con libertad de movimiento. Jonás es la rueda de auxilio del equipo y quien se encarga de relevar a sus compañeros si éstos quedan mal parados. Pero además, tiene la obligación de ir siempre para adelante buscando el arco rival.

Tiene mucha experiencia, gran panorama de juego y es una pieza clave para Beccacece. Lo mismo sucede con Castellini, es el mágico del equipo. Con él se gestan las situaciones de gol. Tiene excelente pase, mucha ubicación y experiencia para manejar los momentos de los partidos. Tanto Gutiérrez como él, se complementan muy bien. Se hicieron socios dentro y fuera del campo. Por último están los delanteros, también insustituibles. Agustín Bouzat se ganó el puesto a fuerza de sacrificio, ya que es el primer defensor del equipo, y con goles y asistencias.

Tiene mucha velocidad y eso es clave para los contragolpes. Algo parecido le aporta Chicho Stefanelli. También las corre todas, pero se ubica más por el centro del área rival. Intenta salir y perder referencia de marca, algo que le sale muy bien. Esperando sus chances están Tomás Cardona, de muy buen presente en los amistosos, Elías Gómez como lateral izquierdo, Rafael Barrios como lateral derecho, Fernando Elizari en la creación y Juan Kaprof con Andrés Ríos en la definición. Además hay varios pibes del club, que también piden pistas. Las cartas ya están echadas, Beccacece es consciente del material que tiene y tratará de exprimir al máximo las virtudes y esconder los defectos para tener una gran temporada 2017.

Comentarios

comments

Compartir