Beccacece metería mano en el equipo pensando en el clásico

0
Compartir

Por Guido Cichello.- El Halcón jugará la revancha del clásico posiblemente con algunas variantes. Gonzalo Castellani y Tomás Pochettino piden pista para estar desde el arranque, al igual que Tomás Cardona.

Se dice que equipo que gana no se toca, sin embargo Beccacece entiende que con algunas variantes puede potenciar a su equipo el próximo domingo ante Quilmes en el Centenario. De hecho el triunfo del lunes en el clásico llegó de la mano de las variantes desde el banco de relevos, las cuales ahora, podrían estar desde el comienzo del partido. En principio la idea de Beccacece es controlar el juego con mucha tenencia del balón. En el Tomaghello planteó un partido más vertical, con tres delanteros fijos (Stefanelli, Bouzat y Ríos) y un enganche (Elizari). Ahora la idea sería tener dos puntas como Rios y Bouzat, pero sumar dos generadores de juego como Castellani y Pochettino. Entiende Beccacece que ahora la responsabilidad por ir en busca del partido no es de Defensa sino de Quilmes, a partir de allí planteará un partido con mayor volumen de juego en la zona central del campo apostando a la velocidad y desequilibrio individual de Ríos y Bouzat. El local no debería refugiarse tan cerca de su zona, dejando así espacios en el fondo que podrán ser bien aprovechados por los delanteros del Halcón. Para el entrenador varelense la clave estará en no desesperarse y trasladarle la presión a su rival que delante de su gente no tiene otro resultado que ganar para intentar salir de la zona de descenso directo. El Halcón también necesita los tres puntos, pero no con la urgencia de Quilmes, hecho que puede ser aprovechado en los 90 minutos para sacar rédito y lograr la victoria. En el primer duelo, el Cervecero jugó a hacer tiempo, cortar el juego y tratar de ganarlo de contragolpe. No le salió bien porque finalmente Pochettino abrió el marcador y lo terminó definiendo con ese 2 a 0 final. Será otro escenario, distinta situación, pero los equipos no variarán demasiado. Cristián Díaz no tiene mucho más de lo que mostró el lunes pasado y Defensa tampoco. La presencia de Castellani le da jerarquía al equipo, pero sobre todo tenencia del balón y pase claro. Con él en cancha el equipo genera mucho volumen de juego y eso es para aprovechar. Pochettino es más desequilibrante en el mano a mano y saca mucho provecho de su excelente pegada. Dejarían sus lugares Fernando Elizari y Nicolás Stefanelli, quienes ocuparían un lugar en el banco de relevos. Ahora el gran objetivo Halcón es poder sumar la mayor cantidad de puntos para clasificar a un torneo internacional. Jugar tres competencias no es sencillo, la semana próxima se jugará la Copa Argentina y allí también hay mucha expectativa para clasificar a instancias finales. Luego llegará la definición del torneo y también el duelo por Copa Sudamericana que sería a fines de junio. En caso de que así sea, Beccacece estará sentado en el banco de relevos, de jugarse en julio otro será el entrenador del primer equipo. Recordemos que el técnico Halcón tiene un ofrecimiento importante para sumarse a la Selección Argentina dirigida por Sampaoli. Ya ha expresado públicamente Beccacece su deseo de sumarse al proyecto argentino. Habrá que disfrutar éste presente sin mirar más allá, sabiendo que nada dura para toda la vida y que ahora la dirigencia tendrá que focalizar en su reemplazante. Se habló de Gabriel Milito, también de Walter Coyete, hoy en Chacarita. El que venga tendrá que comulgar con la idea que viene teniendo el club desde hace varios años, la cual responde a un fútbol vertical, juego asociado y ofensivo. Así todo no hay que mirar mucho más allá, el presente es alentador y hay que disfrutarlo porque no siempre se vienen momentos de gloria como éstos.

 

Comentarios

comments

Compartir