Calefacción segura: Evitá accidentes e intoxicación por monóxido de carbono

0
Compartir

En esta época del año, es indispensable extremar las medidas de seguridad respecto a los métodos de calefacción empleados en los hogares y reducir de este modo, cualquier posibilidad de accidente o intoxicación por monóxido de carbono.

 

Es importante adoptar medidas preventivas, como revisar artefactos calefactores o estufas a gas, verificando su normal funcionamiento con un técnico idóneo. Asimismo, se recuerda evitar mantener encendidos hornos y hornallas para calefaccionar, controlar las salidas de gas y ventilar los ambientes.

¿Cuáles son los síntomas de la intoxicación?

Dolor de cabeza.

Náuseas o vómitos.

Mareos, acompañados de cansancio.

Letargo o confusión.

Desmayo o pérdida de conocimiento.

Alteraciones visuales.

Convulsiones.

Estado de coma.

Ante los primeros síntomas, es necesario ventilar el ambiente y recurrir a un centro de salud, hospital o un servicio de emergencias médicas.

Es fundamental:

Dejar una ventilación permanente en cada ambiente. Además de ventilar toda la casa una vez por día, es fundamental mantener siempre abierta una ventana o puerta en los ambientes calefaccionados aunque haga frío.

Observar que la llama de gas sea siempre de color azul (la llama amarilla es signo de mala combustión y generación de monóxido).

Si se usa brasero o estufa a querosén, apagarlos afuera de la casa antes de irse a dormir, siempre.

No instalar calefones en el baño, ni en espacios cerrados o mal ventilados.

En baños, dormitorios y ambientes cerrados, solamente instalar artefactos con salida al exterior (de tiro balanceado).

Controlar anualmente las instalaciones y el buen funcionamiento de los artefactos de la casa. Se recomienda hacerlas revisar por parte de personal autorizado.

 

Comentarios

comments

Compartir