Carta Abierta al Intendente Municipal de Florencio Varela por la ex Clínica Santa Ana del Cruce Varela

0
Compartir

El Dr. Julio Mom, dueño del inmueble, hace llegar una oferta de cesión temporal de las instalaciones como contribución a la lucha por la emergencia sanitaria que nos afecta.

 

Sr. Director:
En mi condición de co-fundador y propietario de la ex «Clínica Santa Ana» , ubicada en calles Dardo Rocha y Arenales (zona del » Cruce Varela») y en representación de sus derecho/habientes, hago llegar la oferta de cesión temporal de sus instalaciones como contribución a la lucha por la emergencia sanitaria que nos afecta.
Este establecimiento -fundado hace más de medio siglo – cerró su actividad dos décadas atrás, y en su periodo activo se constituyó en un importante factor de calidad en la medicina varelense. Valga como ejemplo, la instalación de la primera sala de terapia intensiva de la ciudad, que significó un paso adelante en nuestra actividad profesional.
A esta altura es necesario consignar -brevemente- que su clausura fue consecuente con la imposibilidad de mantener su financiación , frente a las erráticas decisiones oficiales en cuanto a la liquidación de las prestaciones de servicios asistenciales promovidos por el Estado.

 


Identificado a grandes trazos el tema de la presente, en forma concreta ofrezco a la población de Florencio Varela y sus contornos, la ocupación provisoria del edificio sin contraprestación alguna, mientras perdure la grave situación de salud pública. Va de suyo que la Comuna deberá arbitrar los medios para restablecer la habitabilidad y reparar algún daño menor en su estructura que se haya producido por el paso del tiempo. Una idea de las características del edificio, la dan sus dimensiones: dos mil (2.000) metros cubiertos , planta baja, primer piso y pequeño subsuelo. Existe un ascensor apto para el traslado de camillas. Capacidad de internación en habitaciones para un mínimo de 45 camas (la mayoría con baños internos), a las que podrían agregarse algunas más en otros ambientes adecuables. Cocina y dependencias de servicio. Entrada lateral para acceso de ambulancias.
Me permito señalar, asimismo, que la situación imperante no necesariamente demanda la instalación un complejo médico integral acorde con la emergencia -que sería lo ideal- sino que puede ofrecerse una ayuda rápida a la necesidad de albergues para personas aisladas (infectadas o no) que no cuentan con las mínimas comodidades propias.
Las condiciones y parámetros legales podrán ser objeto de una entrevista previa de la quedo pendiente; señalando como meta inmediata la concreción de esta idea, salvo su mejor opinión. Personalmente, y ante las evidencias de la demanda que origina esta difícil circunstancia para los argentinos y muy especialmente para la población varelense, entiendo que no sería inviable, a futuro, post pandemia, y con la legalidad y transparencia que se debe, contemplar la continuidad de esta ex Clínica como punto de atención permanente.
No considero necesario abundar en apreciaciones que tanto usted como su equipo de gobierno sobradamente conocen: Florencio Varela adolece de necesidades básicas de una larga data, de las que ahora la realidad presenta su factura. En tal sentido, me permito ofrecer este aporte, como varelense y como médico.
Una sola vida salvada, o una mejoría concretada, serán por cierto, la mejor recompensa a que podemos aspirar.
Atte.
Dr. Julio A. Mom
Médico. M.P. 20.704 – M.N. 31919

Comentarios

comments

Compartir