Cartonero de Zeballos denunció penalmente a empleada municipal por gestión del IFE que no cobró

0
Compartir

La involucrada es administrativa del Centro de Salud de Villa Ester, donde realizó la gestión ante el organismo social nacional. El cartonero, de 64 años, denunció haber sido amenazado de muerte por la funcionaria, cuando le reclamó el dinero de los IFE que alguien cobró.

José está molesto, casi enojado. José tiene 64 años recién cumplidos y vive en Zeballos. Su vida pasa por el carrito con el cual cartonea, cirujea, como suele decir. «Digamos que cirujeo. Asi me ganó la vida y de forma honesta», aclara en la redacción de Varela al Día. Llegó al diario con la intención de contar su enojo. «Mire, esta señora, que se llama Idalina del Valle Sánchez, es la jefa de la salita de Villa Ester. Ella me echó y me amenazó cuando fui a decirle que un vecino me averiguó con el celular que los dos IFE que ésta señora me anotó, figuran como que yo ya los cobre. Cuando le dije eso me echó. Me gritó, mandate a mudar de acá viejo de mierda que te mando a matar»
José Carmelo Silva no se quedó de brazos cruzados y denunció en la justicia por el delito de presenunta estafa a la empleada municipal, militante política, quien se muestra en las redes sociales con lo más alto de kirchnerismo (Cristina Fernández) y hasta con la Primera Dama Argentina, Fabiola Yañez.
José relató los hechos de esta forma: «Yo vivo en José Martín y Godoy Cruz de Zeballos. Tengo 64 años cumplidos el 30 de julio. Cirujeo en la calle, cosa que junto vendo en la feria. El día de mi cumpleaños tuve que andar de acá para allá haciendo una denuncia por los dos IFE que no pude cobrar. En plena cuarentena de la fase 1, había un muchacho que anotaba en la esquina de casa. Fui a ver al muchacho que anotaba y me dicen que no estaba. Un vecino me dijo que vaya a la salita de Villa Ester que estaban anotando. Fui a la salita y me dicen que haga la cola y tome distancia. Vino ella y me dijo que hacía ahi. Le dije que estaba para anotarme. Ella me pidió el documento y fui a casa corriendo para traerlo. Ella me anotó y me dijo que cuando salga me iba a avisar. Pasó abril, mayo, junio. Le dije cuando estaba. Me dijo que no la jodiera porque ella era de pocas pulgas. Me dijo también que cuando ella dice que sale, sale»
El relato de José se ubica en su primera visita al Correo Argentino en búsqueda de los primeros 10 mil pesos del Ingreso Familiar de Emergencia. «Ella me dijo que el 4 de Junio fuera al Correo a cobrar. Hice la cola. Cuando llegué me dicen en el Correo que no tenia nada depositado. Regresé a la salita y le dije a ella que fui y no había nada. Ella me dijo que todavía no estaba en proceso».
Nótese a esta altura de los hechos el conocimiento del sistema de esta empleada municipal, administrativa del centro de Salud de Villa Ester. El viernes pasado, en ocasión de celebrar una conferencia de prensa virtual con el secretario de salud municipal, doctor Rubén Trepichio, este diario le consultó al médico si había abierto los Centros de Salud para hacer inscripciones del IFE. La respuesta fue un rotundo NO.
José continúa con su relato, el mismo pero que más acotado dio a policías de la Comisaria Tercera donde denunció a Idalina del Valle Sánchez. Entre la documentación aportada por Silva a la justicia, figura una página de Anses donde aparece Del Valle Sánchez con su número de celular y correo electrónico. «Ella me dijo que iba a hablar con un asistente social para me me den chapas, tirantes y mercaderías. Me dio una vez sola. En ese mes de Junio. Me dieron mucha mercadería. Fui a buscar a la salita la mercadería. Ella me la dio. Nunca me había dado. Un día vino a mi casa esta mujer y me dijo: acordate, porque yo no te voy a repetir dos veces. El 24 de Julio vas a cobrar. Me dijo que lo esperara en la fuente (Monteagudo y Presidente Perón) a las 8 de la mañana. Me cansé de esperarla. Vino la policía y me pidió los documentos. Hacia un frío bárbaro. A las 12 y 20 del mediodía me fui. Tomé el colectivo 16. Me fui al centro de salud y cuando me vio me dijo: cuando fui a buscarte a tu casa ya no estabas más. Te quería decir que tu plata todavía no está depositada. Agarré el carro y me fui a mi casa. El sábado salía para Solano a cirujear, porque allá se juntan lindas cosas, cuando aparece ella. Me dijo que la plata ya estaba depositada y que le habían avisado que estaba todo para que yo cobrara. Me dijo que no vaya a ningún lado, que no le comente a nadie que iba a cobrar porque me podían robar, pegar y hasta matar. Ella me dijo quédate en tu casa y que el lunes íbamos a ir a cobrar. Más tarde una señora vecina se acercó a casa a pedirme 200 pesos. Le dije que no tenía nada y ella me comentó que figuraba en Anses como que había cobrado. Esta señora sacó el dato por el celular. Me mostró que yo había reiterado plata dos veces. Esa señora, que yo conozco mucho, me dijo que vaya a la policía»

 


José relató el último encuentro que tuvo con Idalina del Valle Sánchez. «Fui a verla y le pedí el ticket de los dos cobros del dinero. Como respuesta me dijo: mandate a mudar viejo de mierda de acá porque te voy a mandar a matar. Me cerró la ventana de la puerta de la salita. Me fui a la Fiscalía y de la Fiscalía me mandaron a la Comisaria Tercera, de la Comisaría Tercera me mandaron al Anses. Del Anses me mandaron al centro de salud de Villa Vatteone y de Villa Vatteone otra vez al Anses. Yo no sé cómo hizo para cobrar los del IFE»
A pesar de todo, José no se resigna. «Si yo cobré, tengo que estar registrado en las cámaras del cajero. Eso me lo dijo un señor en las Fiscalía. Quiero agradecer al señor Nacho, del barrio y los vecinos, que me están dando de comer»
El 22 de Mayo pasado cerró la inscripción del 2do IFE, el que ya está en proceso de pago. El 28 de Agosto los bancos otorgaran al Anses los certificados de pago. En el caso de José Carmelo Silva, para Anses, los dos pagos fueron autorizados al Banco Provincia. La empleada municipal mencionada en esta nota, tiene estas páginas abiertas para hacer uso al derecho de fijar posición.

 

Comentarios

comments

Compartir