Casa del Horror: Mató al padre y su pareja y los enterró en el fondo

0
Compartir
Foto Gentileza Télam

El acusado es un hombre de 30 años apodado Hudson. Nada se sabe de él. Una joven vecina fue a la Policía a denunciar que el acusado le confesó los hechos. El sodero también dio aviso al 911. Se ordenaron excavaciones y hallaron el cuerpo del padre y su concubina en los fondos de la casa.

La casa está ubicada en la calle Bucarest al 700, del barrio Santa Rosa, a unas 4 cuadras de la avenida Eva Perón y el cruce con la avenida Jorge Novak. Allí, peritos de la Policía Científica de la Policía Bonaerense, junto a efectivos de la comisaría 1ra. de Florencio Varela y de la Jefatura Departamental Quilmes, realizaron las excavaciones que fueron ordenadas por la fiscal María Nuria Gutiérrez, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 de Florencio Varela.
El caso ha conmocionado al vecindario que conocía a la mujer, Norma Verjez, de 70 años, dado que padre e hijo hacia pocos meses que allí se afincaban. Norma era jubilada y pensionada de su ex pareja, ya fallecido y dueño de la finca. Con la muerte de su concubino la mujer volvió a buscar un alma para que la cuidara y asi conoció a Apolinario Ramirez, de 71 años, el hombre que traería a la casa a quien le quitaría la vida.
Ayer, el barrio se sacudió cuando la casa de Bucarest 775, casi esquina Holanda, fue abordada por la policía y hombres de la justicia. Los vecinos comenzaron a hablar de los olores nauseabundos que se sentían en el aire desde hace algunos días.
En el barrio eran varios los comentarios ante la presencia de los distintos medios nacionales que llegaron a Varela tras conocerse los hechos. Todo comenzó con la denuncia que hizo una vecina en la comisaría primera. La mujer dijo que un amigo suyo, ex compañero del secundario, le confesó a ella que había asesinado a sus padres y que los había enterrado en la casa de la calle Bucarest.
Con esa declaración testimonial, la policía fue a requisar la vivienda, donde se constató que no estaban sus habitantes, el matrimonio supuestamente asesinado, y que tampoco fue hallado el sospechoso.

Varela al Día pudo conocer también que el sodero del barrio habría dado un alerta al 911.

Dicen que el hijo de Apolinario estaba detrás de unos dineros que su padre había logrado tras la venta de un terrero, con una humilde vivienda , donde ambos vivían, antes de mudarse al inmueble de Bucarets. En ese sentido el muchacho, que no trabajaba y se hacia llamar Hudson en las redes sociales, ya había logrado dinero de Norma, con lo cual se compró un auto. Ayer ese auto estaba estacionado en la puerta de la humilde casa cuando llegó el sodero.


Por tercera vez en una semana el trabajador del agua con gas se acercó a preguntar por Norma, para dejarle los sifones. Se supo que Hudson atendió al sodero en las tres ocasiones diciéndole que Norma y Apolinario se habían ido a pasar unos días a la costa. Pero al trabajador no le cerraba el argumento. Es que Norma no tenía una buena relación con Apolinario y no andaba muy bien de salud como para irse de viaje. El sodero abrió su celular y llamó al 911.

Del otro lado de la medianera el asesino escuchó el alerta. Ni bien el sodero se fue, el asesino, relató ayer un vecino a este diario, subió al auto y huyó. Más tarde llegaría la policía
Los peritos advirtieron en el terreno irregular del fondo, pegado a una medianera, un sector de tierra removida, tapado con maderas y chapas, al lado de una especie de huerta y un gallinero. Cavaron allí.
Tras varias horas de trabajo, hallaron enterrados a unos 70 centímetros de profundidad los cadáveres de un hombre y una mujer envueltos en una frazada, vestidos y en un avanzado estado de descomposición, señalaron los voceros. Creen que los mataron a golpes en la cabeza hace al menos una semana.
Tras el hallazgo de los cuerpos, la fiscal Gutiérrez solicitó la captura de Ramírez hijo por el delito de «homicidio» y del secuestro del automóvil con el que se cree que escapó.
Un jefe policial que participa de la investigación explicó a Télam que el sospechoso «iba y venía» de la casa de su padre y que mantenía «una mala relación» con él y Verjes.

 

Julio Pereyra: «El doble crimen conmueve a todo Florencio Varela»
El intendente Julio Pereyra se mostró muy preocupado y consternado por el violento doble homicidio descubierto hoy y que sacudió a toda la comunidad de Florencio Varela, señala un comunicado de prensa. La unica información oficial que se conoció.
«El brutal y salvaje doble crimen nos ha dejado sin palabras, conmueve y enluta a nuestro pueblo», sostuvo el mandatario comunal, tras recibir los informes de las áreas municipales que durante la jornada colaboraron con el accionar de la Justicia.
«Hoy la tranquilidad de los vecinos descansa en la celeridad de la Justicia y el trabajo eficaz de la policía para dar rápidamente con el paradero del culpable y para que sea condenado con todo el peso de Ley», aseguró.

Comentarios

comments

Compartir