Caso Pata Medina: Las mafias en la Uocra eran un secreto a voces

0
Compartir

(Urgente 24 ) El Presidente de la nación fue claro “lo que sucedió en la plata no es azar”. Y es que la detención del líder sindical Juan Pablo “Pata” Medina se desencadenó por las presiones del gremialista hacia el Gobierno. A Medina al parecer “se le fue la mano”, primero, exigiéndole a María Eugenia Vidal un “plus salarial” para sus trabajadores y además amenazar a Marcos Peña con la prohibición de visitar las obras en La Plata. Por supuesto, Macri, conocedor del tema en lo que a construcción en el país se refiere e instalados en este negocio, no dudó en que la lupa fuese puesta sobre Medina, quien finalmente fue detenido y se negó a declarar.
Para Daniel Bilotta el manejo mafioso de El Pata era un secreto a voces, “Gerardo Martínez sabe perfectamente cómo funcionaban estas tres delegaciones”, dijo en su columna en radio Milenium, al referirse a la detención de Medina, y el extraño manejo de los negocios sindicales de Juan “El Largarto” Olmedo y Walter Leguizamón, todos, integrantes de la UOCRA.
“Este es un modelo sindical de funcionamiento de unidades de negocio, que aparecieron con el calor de la crisis de 2001 y sobre la que los grandes medios, no sólo la Uocra, dejaron hacer para poder tener más o menos contenidas sus bases sindicales”, explicó Bilotta en referencia a las mafias de los sindicatos en el país.
Las prácticas de Medina eran criticadas pero sabida por todos, por ejemplo, según Bilotta, existían una serie de rubros de los que los sindicalistas a través de la UOCRA tenían ingresos extras:
El primero era el negocio de la “custodia de obras públicas”, y explicó que cuando una empresa ganaba una licitación en La Plata o un lugar cercano, el sindicato, (La Uocra), “lo que te garantiza es que no te van a robar las máquinas, entonces te entregan un servicio de custodia… Máquinas de gran porte, no una pala que se la lleva cualquiera”, por ejemplo, si alguno se negaba a este acuerdo, “tal vez podrían robarle la maquinaria”.
En segundo lugar, la mafia de “Abril Catering”, negocio en el que el sindicalista imponía a las empresas constructoras la contratación de esa firma. Entre los clientes de Abril Catering, hay decenas de compañías de construcción y otros servicios, desde constructoras pymes hasta multinacionales. Esta empresa proveía los almuerzos del personal de las constructoras, a requerimiento del sindicato. “No teníamos opción, no podés tener otra. Era Abril o te paraban la obra”, dijeron algunas empresas víctimas de la extorsión de El Pata al diario Perfil.
Asimismo, según Daniel Bilotta, también tenían un negocio extorsivo en cuanto a la venta de indumentaria para los trabajadores.
Sin embargo, lo que haría estallar esta mafia sindical sería el apriete por parte de la UOCRA, en cuanto a la solicitud de “plus” salariales para los trabajadores.
“Esto es lo que motivó el último conflicto. Ellos planteaban que los obreros necesitaban cobrar un plus, que no está en el contrato en el que se da la obra, ni figura en la paritaria… Entonces, finalmente, la UOCRA llegaba a un convenio y tratan después de revalidarlo frente al Estado bonaerense… El conflicto empieza cuando Vidal se niega a pagar ese plus, porque no está contemplado en ningún presupuesto… Vidal es una parte, y no dejar que Marcos Peña visite el avance de las obras es otro”, sentenció Bilotta.
Muchos esperan que la detención de El Pata Medina sea el inicio de un saneamiento sindical, y otros expertos lo atribuyen a que el Gobierno está tratando de transparentar la obra pública y lucha contra la corrupción.

Van 11 detenidos:
En cuanto a la detención de Juan Pablo “El Pata” Medina, ya son 11 los aprehendidos y ocho de ellos se presentaron ante el fiscal, pero todos se negaron a declarar. Los que eludieron declarar fueron Fabiola García, esposa de Medina; Marianela Luján Pagnoni, hija de García; Agustín Facundo Medina, hijo de ambos; Pablo Nicolás Neves; Rubén Darío Roldán, integrante del gremio de la UOCRA platense; Lara Micaela Muñiz, presidenta de la empresa panificados Rey del Cielo, Federico Miguel Ángel y Casimiro Gómez.
El gremialista está acusado de extorsión, lavado de dinero y asociación ilícita.

Comentarios

comments

Compartir