Cataluña: ¿Unidad o Independencia?

0
Compartir

Por Rodolfo José Bernat.- La división territorial y la fractura social ponen en jaque la integridad de España. ¿Cuáles son las razones de los actores involucrados? ¿A futuro cuales son los posibles escenarios?
“Victus”, es un libro de Albert Sanchez Piñol, que explica vida de un niño que poco a poco va aprendiendo el arte de la defensa y el ataque de fortalezas, va explicando las cosas que pasan durante sus viajes por Francia, Castilla y Cataluña de una manera muy amena. Dejo constancia que algunos de los pasajes aquí publicados, son de “Victos”.
En 1476, el reino de Aragón (Aragón-Cataluña) en aragonés: Corona de Aragón; en catalán: Corona de Aragó; englobaba el conjunto de territorios que estuvieron bajo la jurisdicción del rey de Aragón, en 1164 Alfonso II de Aragón heredaba el patrimonio conjunto.
Mas tarde, por conquista de nuevos territorios y matrimonio, esta unión de reino y condado bajo una misma corona, ampliaría sus territorios hasta incluir nuevos dominios: los reinos de Mallorca, Valencia, Sicilia, Córcega, Cerdeña y Nápoles, asi como los ducados de Atenas(1331 a 1388) y Neopatria (1319 a 1390).
El 17 de julio de 1936, en Melilla, dos coroneles y otros oficiales que estaban al tanto del alzamiento militar, trazan los planes para ocupar el 18 de julio los edificios públicos, el plan de los sublevados llega a conocimiento del General Romerales, Comandante Militar de Melilla, quien envía una patrulla de soldados y guardias de asalto. Era el comienzo de la guerra civil española.
Durante todo el domingo del 1/10/2017, las redes sociales se inundaron de videos e imágenes que dieron cuenta del violento operativo policial en Cataluña, cuyo saldo arrojo más de 800 heridos.
Las fuerzas de Seguridad actuaron por indicación del Gobierno Nacional español, que declaró la ilegalidad del referéndum y prohibió el desarrollo del acto electoral. La división territorial y la fractura social mantiene a toda España en vilo. Una inmensa mayoría de españoles se pregunta”¿Cómo se llego a esta instancia de un conflicto que desafía la unidad nacional? ¿Cuáles son las razones de los actores involucrados? ¿Qué posibles escenarios se abren a futuro?
Nadie ignora que España es un país tomado por las tensiones regionales. Desde la unión de las coronas de Castilla y Aragón, de la que dependía Cataluña, en el siglo XV, el país ibérico debió lidiar con el hecho de que en su interior existían territorios con identidad, cultura y hasta lenguas diferentes. Son muchos los pensadores, que definen a España como una nación de naciones.
Es una muy larga historia el antagonismo entre Barcelona -capital de Cataluña- y Madrid sede del Gobierno central, tiene una larga historia que se remonta a la constitución de España como nación moderna. Sin embargo, la demanda del nacionalismo catalán, cobró particular fuerza en los últimos años transcurridos, a raíz de una serie de hechos que pueden puntualizarse: “Junio de 2010, el Tribunal Constitucional anuló algunos artículos del Estatuto de Autonomía catalán (equivalente a una Constitución provincial de nuestro país, lo cual es interpretado por vastos sectores catalanes “como un avasallamiento por parte del poder central, de los derechos y autonomía política y financiera del pueblo catalán.”
Septiembre 2012:”Mas de un millón de catalanes ganan las calles reclamando la ruptura con España, siendo esta la primera gran movilización independentista de las últimas décadas. El gobierno de Mariano Rajoy desoye el reclamo y, en paralelo, desestima la posibilidad de renegociar un nuevo pacto fiscal orientado a reducir lo que Barcelona aporta al conjunto de España.
Noviembre 2014: Liderado por el entonces presidente regional, Artur Más, Cataluña realiza una consulta no oficial sobre la independencia. Votan más de 2,3millones de personas sobre un total de 5,4 millones.
Septiembre 2015: “Junts Pel Si” alianza electoral favorable a la secesión gana las elecciones regionales.
Junio 2017: el presidente regional, Carles Puidgemont, convoca a un referéndum independentista para el 1° de octubre.
Septiembre 2017: El “Parlament” catalán aprueba la ley del referéndum, que a los pocos días es declarado inconstitucional por el máximo tribunal de justicia español. De todos modos, las autoridades catalanas deciden desoír el fallo judicial para seguir adelante con la organización de la consulta.
Veamos ahora, una serie de posiciones; por ejemplo ¿Cuál es la postura del Gobierno de Mariano Rajoy?: Desde que el movimiento independentista se comenzó a gestar, el presidente español resolvió encarar el desafío como una regla no legal y por lo tanto, ajeno a cualquier cauce institucional. Con esta concepción, apunto a desactivar la demanda catalana en base a dos vías; una judicial, la otra coercitiva. Rajoy interpreto la amenaza de ruptura como un problema judicial antes que político. Sin embargo, la declaración de inconstitucionalidad del referéndum, no freno la consulta de Cataluña, que ingreso en una suerte de “desobediencia civil”.
En vez de dejar que se desarrollase el acto electoral de 1-0 y luego desconocer sus resultados, Rajoy busco posicionarse como el “garante de las leyes y la constitución española”, y dictamino el envió de las fuerzas de seguridad nacionales a Cataluña con el objetivo de tomar el control de los centros de votación.
Bajo el título “INDEPENDENCIA DE CATALUÑA: El desastre del 17 para las empresas”, la gran mayoría de los empresarios catalanes califica la posible declaración de independencia de Cataluña como un “gran desastre económico”. Para muchos recuerda, al ambiente previo a “la Guerra Civil de 1936 y les aterra haber llegado a un punto de no retorno.
Muchos empresarios catalanes se han dado cita en el XX Congreso del Instituto de Empresa Familiar y han aprovechado la ocasión para comentar como están viviendo esta situación. Para los empresarios españoles supone renunciar a un mercado que representa el 20% de las ventas.

Continuará

Comentarios

comments

Compartir