CFK en rueda de prensa profundizó la estrategia de fraude: “Hay peligro en el proceso electoral”

0
Compartir

Cristina Kirchner avanzó con su estrategia de agitar el fantasma del fraude antes de la elección de octubre. De cara a una posible derrota, convocó este martes a una conferencia de prensa en la que advirtió que está en peligro el proceso electoral y culpó a Mauricio Macri por el “deterioro de la calidad democrática” de la Argentina.

(LPO) Los datos que manejan en el Gobierno le dan a Esteban Bullrich una diferencia apenas superior a los 2 puntos contra la ex Presidenta. Ante ese escenario, el plan de Cristina sería aprovechar el número cerrado para salir a denunciar irregularidades en los comicios.
La jugada de Cristina es exagerar una eventual derrota para luego generar un efecto sorpresa si la diferencia es solo de 2 puntos. Así podría salir a denunciar irregularidades y no aceptar el resultado de la elección
En rigor, en Cambiemos dicen que están 2,2 puntos arriba, con Cristina en 38 y ellos en 40. Esa cuenta implica que la ex Presidenta sumaría 1 punto de la izquierda, 1 punto de Florencio Randazzo y obtendría el 18 por ciento de los nuevos votantes.
En Unidad Ciudadana manejan datos similares. Sin embargo, en charlas en off Cristina comenzó a decir que el Gobierno podría tener una ventaja de entre 4 y 6 puntos.
La jugada, de la que supo este medio, sería exagerar la derrota para que -si la diferencia es finalmente de 2 puntos o menos- pueda generar un efecto sorpresa y un clima proclive a la sospecha de que pudieron haberle “robado” la elección.
Cristina busca así un efecto similar al que obtuvo Cambiemos después de las PASO, cuando había quedado instalado que perdían pero el resultado final -casi un “empate técnico” como se encargó de instalar el Gobierno- fue leído como un triunfo contundente del macrismo.
En ese sentido, la operación de Cristina será denunciar fraude porque si termina 2 puntos abajo se abrirá un escenario que le permita sostener la idea de que le robaron votos.
La ex Presidenta ya da muestras de que no querrá reconocer la validez del escrutinio. Por eso, este martes cuando le preguntaron si había posibilidad de fraude, alertó: “Hay peligro en el proceso electoral. De hecho ya lo hubo, esta pregunta podría responderla con lo que pasó el 13 de agosto. Se fueron a dormir pensando que el Gobierno había ganado”.
Sin embargo, en la nueva línea que baja la ex Presidenta para deslegitimar el resultado parece no advertir que el escrutinio provisorio que está a cargo del Correo y el Ministerio del Interior, no tiene ninguna validez jurídica.
Es decir, es posible que el macrismo haya manipulado la difusión de los resultados provisorios en las PASO -que no es lo mismo que manipular el resultado- para demorar la noticia de lo que fue finalmente un triunfo exiguo de la presidenta. Pero el único escrutinio que consagra resultados y candidatos electos es el definitivo que supervisa la Cámara Nacional Electoral.
En la conferencia de prensa que dio en el Instituto Patria se mostró seria y un poco tensa al denunciar el “deterioro de la calidad democrática” del país que -aclaró- no es “descuido” sino consecuencia de una política determinada que lleva adelante Macri.
Por eso, se encargó de enumerar el deterioro de las “garantías electorales”, así como también el de las libertades públicas y jurídicas, la “estigmatizacion” de los líderes sindicales, la “grave” reacción del Estado en el caso de la desaparición de Santiago Maldonado y el reconocimiento de que el Presidente tiene “listas negras”.
“Es un Gobierno con desapego total del Estado de Derecho”, lanzó Cristina. Como contracara, en el Gobierno ya hoy reconocen que si la elección termina 40 a 38 saldrán a festejar lo que consideran un triunfo “extraordinario”.

Comentarios

comments

Compartir