CGT: ¿Unificación o nueva división?

0
Compartir

(Por Rodolfo J. Bernat) El pasado 22 de agosto, se realizó la marcha convocada por la C.G.T., que fuera anunciada días atrás. Se llegó a ella, después de varias reuniones, que mostraron posiciones distintas, que fueron desde el «apoyo incondicional» a la marcha de protesta,
hasta la oposición total a la misma, poniendo de manifiesto «que se la podría interpretar como un enfrentamiento con el Gobierno Nacional» y por lo tanto, un apoyo al kirchnerismo. Fue por tal motivo que hasta 48 horas antes de su realización, persistía la duda si la misma se realizaría.
En voz baja, muchos representantes de sus respectivos gremios en la C.G.T., dudaban de la realización de la misma, pero en caso de concretarse, difícilmente reúna el apoyo y concurso de todos los sindicatos. Es mas, no son pocos los que presienten que su aprobación se puede convertir en el detonante de una nueva y lamentable división de la C.G.T. histórica.
Consultado el Ministro de Trabajo, Jorge Triaca, sobre este punto manifestó: «La movilización de la C.G.T. es innecesaria, inoportuna y tiene un tufillo político.»
Y más allá de las diferentes opiniones, llegó el 22 de agosto. Al mediodía, hora en la cual, manifestantes nucleados en la C.G.T. y las dos CTA, acompañados por miembros de movimientos sociales, desde sus puntos de concentración, comenzaron a marchar hacia la histórica plaza, donde se realizaría el acto central del sindicalismo en contra, de la política económica-laboral del gobierno.
Por Diagonal Sur ingresaron gremios como CAMIONEROS, UDA y UPCN. Mientras que movimientos sociales como Barrios de Pie, se concentraron en el Obelisco, para avanzar por Avenida Roque Sáenz Peña, en dirección a Plaza de Mayo.
A pesar de la cantidad de gente presente en Plaza de Mayo, se noto que muchos gremios de relevancia en el ámbito sindical, le «quitaron» el hombro a la propuesta y no se hicieron presentes.
Puede citarse entre ellos, muchos de los «enrolados» en el sector de los «gordos»- grandes gremios de servicios- cuyo referente actual es Héctor Daer, uno de los tres «jefes cegetistas».
Desde el gobierno nacional, repudiaron la marcha y la equipararon con la época que se vive. Jorge Triaca -desde su Ministerio- aseguro que «no queda muy en claro el motivo de la misma, a la vez que la considera «innecesaria, inoportuna y que tiene un fuerte tufillo electoral».
Tal vez alguna de las preguntas que se hace la sociedad ayude a clarificar esta situación que hoy atraviesa nuestro país.
La primera sería: ¿Quiénes estaban sobre el palco montado en Plaza de Mayo? Aquí la respuesta: Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento), Sergio Romero (UDA), Pablo Moyano (CAMIONEROS), Omar Plaini (Canillitas), Andrés Rodriguez (UPCN), Carlos Acuña (Estaciones de Servicio), Victor Santa María (SUTERH), Abel Frutos (Panaderos) Facundo Moyano (CAMIONEROS).
También estuvieron en la Plaza, los dirigentes K Jorge Taiana, Axel Kicillof, Héctor y Mariano Recalde, el titular de la CTA, Hugo Yaski, Antonio Calo (UOM), Gerardo Martinez (UOCRA) Nicolás del Caño, Myriam Bregman (PTS), entre otros.
No se puede negar, que sin dejar de ser una movilización importante -se esperaba movilizar a unas noventa mil personas y de acuerdo a los entendidos, habría unas cincuenta mil personas. Lo que indica que no alcanzo la cantidad y fervor, que se alcanzaron en la misma Plaza otras convocatorias.

Camioneros
Tampoco quedo en claro, el porqué del enfrentamiento entre dos grupos del sindicato de CAMIONEROS, que protagonizaron en la Plaza un violento enfrentamiento, con palos, piedras y que llegaron al colmo de arrancar las cruces, que simbolizan la réplica del Cementerio de Darwin, declarado «lugar histórico nacional» en honor a la gesta de Malvinas.
Es evidente que el clima que se comenzó a vivir a raíz del enfrentamiento, dio lugar, a que los organizadores del acto, decidieron comenzar el mismo, 20 minutos antes de lo previsto, 14,45 horas, para terminar minutos antes de las 15 horas, con el fondo de la «Marcha Peronista».
¿Hacía falta convocar a una marcha, para un discurso de 12 minutos y anunciar que el 25 de septiembre próximo se presentara «un plan de lucha» contra el Gobierno Nacional?.
El miércoles 23/08/2017, el matutino «LA NACION», titulaba: «LA MARCHA DE LA C.G.T. NO LOGRO DISIMULAR LAS DIFERIENCIAS ENTRE LOS GREMIOS» Mientras que en su «copete» expresaba: «Recién el 25 de septiembre se definirá si hay una medida de fuerza porqué no hay consenso para convocar a un paro general; quedaron en evidencia el rol protagónico del moyanismo y la reticencia de los mas moderados.»
Y se puede afirmar que en esta oportunidad, «LA NACION», «no hizo leña del árbol caído», porque durante lo que duro el acto y también durante la desconcentración fue evidente el disgusto mayoritario de los que abandonaban la plaza quienes no terminaban de asimilar las palabras de Acuña anunciando «que la huelga general será a fines marzo o principios de abril» lo que provoco en los más desconformes, gritos y frases insultantes, acompañada de una atroz silbatina que se fue transformando en el cantito con el cual, termino en escándalo el acto anterior de la CGT. «Pone la fecha, la
p… que te pario». Mostrando un des conformismo creciente en toda la plaza y que no pudo superarlo el discurso de Schmid, quien en un ambiente cada vez mas caldeado y queriendo reparar lo expresado por su compañero manifestó con énfasis «NO VINIMOS UNICAMENTE PARA HACER UN DIAGNOSTICO, SINO QUE VENIMOS A ANUNCIAR QUE VA A HABER UNA MEDIDA DE FUERZA EN LA ARGENTINA HACIA EL FINAL DE ESTE MES», pero ya no hubo aplausos para este anuncio, en cambio recrudecieron la silbatina y los cantos insultantes.
Desde el Gobierno se siguió atentamente la marcha y los sucesos en Plaza de Mayo, donde se noto la ausencia de los «gordos»: Comercio, Sanidad, (independientes) UOCRA, UPCN, Obras Sanitarias, UOM, Peones de Taxis, Unión Ferroviaria. Luz y Fuerza.
Con seguridad, sin que exista hasta el momento una confirmación desde el gobierno, habrá contactos con dirigentes como Antonio Calo (metalúrgico), Armando Cavalieri (Mercantiles), Gerardo Martinez (Construcción). Aparentemente, esos dirigentes quedaran a salvo de la ofensiva política que se lanzara en los próximos días. También quedan exentos de esa ofensiva los sindicatos que integran las 62 Organizaciones, que casualmente aceptaron almorzar con el Ministro Triaca el día de la marcha. Los gremios de la energía reunidos en la Catheda y los del Movimiento de Acción Sindical (MASA) que conducen Omar Viviani (Taxistas) y el ferroviario Sergio Sasida, junto con Roberto Fernández (UTA), Omar Maturano (La Fraternidad) entre muchos más.
Es evidente, que una vez mas se cierne sobre el horizonte la sombra de un enfrentamiento que deja afuera los verdaderos intereses de los trabajadores desplazados por ambiciones personales o de grupo. El tiempo dirá de que lado esta el país y su pueblo y donde los detractores.

Comentarios

comments

Compartir