Compró un terreno baldío en 1996, la estafaron y ahora ofrece su riñón para evitar el desalojo

0
Compartir

Construyó su casa en la calle 24 (Finochietto) al 1400 del barrio La Sirena. Con un video viralizo su caso.

Ahora apareció un hombre que asegura ser el legítimo dueño del terreno y quiere desalojarla. Desesperada, pide ayuda para no ver esfumarse el esfuerzo de toda una vida que logró con muchísimo trabajo.
Celia Lescano Benítez llegó a la Argentina hace casi 30 años desde Paraguay empujada por la necesidad de encontrar trabajo. Aquí, de a poco y con mucho esfuerzo logró ir encontrando su lugar en el mundo, formar una familia y construir su propia casa. Ahora ese sueño está a punto de derrumbarse.
Acaba de descubrir que el hombre que le vendió un terreno en el que construyó su casa en Florencio Varela en 1995 la estafó y ahora pesa sobre ella una orden de desalojo que amenaza con dejarla, junto a sus 5 hijos entre ellos uno con discapacidad, en la calle.
“Hace 22 años un señor llamado Luis Páez me vendió este terreno en el que construímuy de a poco mi casa. Y ahora apareció de la nada un hombre que dice ser supuestamente el verdadero dueño del terreno y nos quiere desalojar”, explicó Celia .
Según manifestó Celia se enteraron de la demanda cuando pocos días atrás los representantes de Luis Fleita Rodas llegaron hasta su casa con la policía para efectuar el desalojo. “Nunca nos llegó una citación, nada, y ahora nos encontramos con que nos quieren sacar la casa” explicó.
Junto a familiares y vecinos pudieron resistir el desalojo pero saben que evntualmente volverán para cumplir con la orden firmada por lo dipuesto por Omar Alberto Nicora, titular del Juzgado en lo Civil y Comercial n°6 de Quilmes.
El viernes la policía volvió a intentar desalojarla. “Rompieron el portón, me tiraron al piso, me quisieron esposar y me lastimaron el hombro” contó. Pudieron resistir una vez más este embate pero saben que no será por siempre. La desesperación es tal que su hija mayor, de apenas 17 años, aseguró estar dispuesto a vender un riñón con tal de poder salvar la casa familiar.
Fleita Rodas le ofreció una salida. Que Celia le compre el terreno y para eso le propuso un plan de pagos de 40 mil pesos por mes durante dos años. Algo inalcanzable para esta mujer que tenía a su cargo la limpieza en un hotel del centro de la ciudad de Buenos Aires pero que se quedó sin trabajo hace poco más de tres años y cuya familia vive desde entonces con los ingresos que percibe por la Asignación Universal por Hijo (AUH).

Comentarios

comments

Compartir