Con escollos en el camino la senda aeróbica no cumplimenta la idea de su concepción

0
Compartir

Una recorrida fotográfica saca a la luz graves fallas en la construcción y habilitación de la senda de la avenida San Martín. Por lo pronto quienes hacen actividades aeróbicas siguen utilizando la bicisenda

Como bien dice el título de este informe, la idea de la senda aeróbica no se puede cumplimentar con escollos en el camino. La pregunta es ¿por qué están? Quizás se diga que aún está en construcción, cuando la obra comenzó en octubre del año pasado. Desde entonces y hasta este presente hubo tiempo y mucho funcionario público en la zona que podría haber visto lo que ve el ciudadano común.
El alerta telefónico a Varela al Día se dio el lunes por la noche. “Hay plantas en el camino. La senda está cerrada en las esquinas con un cerco de cemento con el cual uno puede tropezar y caer de frente al pavimento. La conchilla que le pusieron entra en las zapatillas y por eso la gente no la usa. Prefiere la bicisenda, que es más segura. Vayan a verla. Los aparatos para la elongación están buenos”, sugirió la vecina Alejandra, quien corre entre el Monumento a la Bandera y la Curva de Berraymundo desde hace 7 años.

La senda aeróbica se construyó entre las calles Dorrego y 128 A (11 cuadras). La idea original fue de ofrecer a los vecinos un nuevo espacio para fomentar la actividad física, el deporte y los hábitos de vida saludables. La senda cuenta con tres estaciones de elongación distribuidas en la traza, con barras de elongación, bancos, cestos de basura, parquización y forestación. Además, la primera de ellas, ubicada en la calle Dorrego tiene dos bicicletas fijas que cuentan con puerto USB para carga de celulares, tablets y demás equipos.
Los partes de prensa emitido sobre el particular no han manifestado que la senda aun se encuentre en construcción, por lo tanto ya está habilitada. Y se habilitó con una palmera en su recorrido, con ramas de árboles que no han sido podados, con lo cual no invita a los deportistas a utilizar el nuevo espacio. Sin embargo el área de bicicletas fijas convoca a los vecinos.
En los cruces de calles la senda no llega a la bajada del cordón, por lo tanto quien la utiliza para correr debe lidiar con los cordones y no tropezar con ellos. Del mismo modo se debe lidiar con los cercos en cada esquina, al final la senda. Tropezar con el cierre de la senda, es caer al suelo. Y esto es contradictorio. Y como dice la lectora Alejandra, la conchilla no invita a transitar sobre la senda. Ingresa en las zapatillas frenando todo recorrido. Quienes corren por el boulevar lo hacen por fuera de la senda.
Todo se puede solucionar, lo preocupante es que las modificaciones se hagan cuando la prensa publica. Al menos hubiesen podado los árboles y también haber erradicado la palmera en el cruce con Presidente Illia. Hacer una senda y dejarle un árbol en el medio no es de muy inteligente.

Comentarios

comments

Compartir
-- Publicidad 26 | Loop Single --