Con los votos de Massa y el PJ, Vidal aprobó el pacto que restituye el Fondo del Conurbano

0
Compartir

La adhesión al Pacto Fiscal incluye rebajas en las alícuotas de Ingresos Brutos. La participación de Julio Pereyra

(LPO) La bancada de Sergio Massa y los legisladores que responden a los intendentes peronistas bastaron para que María Eugenia Vidal pueda aprobar la adhesión de la provincia al pacto fiscal, que permitirá que el gobierno bonaerense recupere, en forma escalonada, un volumen de fondos equivalentes al del Fondo del Conurbano
El proyecto se trató ayer primero en Diputados y más tarde en el Senado. El oficialismo necesitaba el respaldo de dos tercios de los legisladores presentes para poder aprobar el proyecto, toda vez que no tenía despacho de comisión.
La adhesión permitirá, entre otras cuestiones, el ingreso de $21.000 millones a la provincia en 2018 y otros $44.000 millones en 2019, por la mejora en la distribución de la Coparticipación Federal y la baja del Fondo del Conurbano. Al mismo tiempo, la Provincia se compromete a retirar 59 demandas judiciales contra la Nación.

julio pereyra
En diputados se dio la sesión más caliente. El jefe de los diputados del PJ, Julio Pereyra, fue el encargado de manifestar al voluntad de esa bancada de apoyar la adhesión. El ex intendente de Florencio Varela leyó un mensaje del PJ Bonaerense en el que los autorizaba a votar a favor del proyecto.
Pero Pereyra dejó expreso una promesa del oficialismo de avanzar antes de junio del año próximo con varios proyectos que tienen estado parlamentario y que le dan mayor autonomía a los municipios. El texto que lleva la firma de Gustavo Menéndez, asegura que “la aprobación de este nuevo consenso debe incluir una discusión seria sobre la necesidad de que los gobiernos locales cuenten con un nivel de control y participación mayor sobre los nuevos recursos provinciales”.

Carlos ‘Cuto’ Moreno y Manuel Mosca
La sesión en Diputados estuvo cargada de chicanas entre Cambiemos y Unidad Ciudadana. Apenas arrancó el debate, el diputado de Cambiemos, Marcelo Daletto, se lanzó sobre Andrés La Blunda, un dirigente del kirchenrismo duro que asumió su banca en lugar de Lucía Portos. El militante -nieto restituído- juró por Néstor, Cristina y Alicia Kirchner. Daletto no dejó la oportunidad de recordarle que la gobernadora de Santa Cruz había aprobado esta misma adhesión. “Por eso descontamos el apoyo del diputado a este proyecto”, dijo el legislador monzonista.
Como ejemplo de los beneficios del proyecto, Daletto detalló cuánto iba a recuperar Saladillo. Era un misil que tenía al kirchnerista Walter Abarca como destinatario. Sobre el final de su discurso instó a la bancada de Unidad Ciudadana a votar a favor del Fondo “que ustedes perdieron cuando gobernaban la provincia”. Abarca más tarde le marcaría su responsabilidad en el caso. “Por esos años, Usted era menemista”, le dijo.
Al igual que en las últimas sesiones, el kirchenrismo duro envió a varios diputados a cuestionar la iniciativa del gobierno. Juan Debandi, Juan Carlos Haljan, Abarca y Florencia Saintout estuvieron en el listado de oradores.
La bancada de Unidad Ciudadana mostró una posición diferente a la que tuvo en las últimas dos sesiones, cuando llevó adelante varios intentos por bloquear el acto legislativo, incluso llegando a mediados de diciembre a hacer ingresar al intendente Mario Secco e integrantes de la barra de Cambaceres al recinto.
Por parte del massismo, fue la diputada Valeria Arata quien manifestó que esa bancada respaldaría el proyecto. Además, pidió un dar un debate sobre la Ley Orgánica de las Municipalidades.
Arata también recordó la promesa del oficialismo de dar un debate por una nueva ley de Coparticipación. La diputada aseguró que en el siglo XXI se siguen distribuyendo recursos en base a las cama caliente de cada municipios, que son las camas de los enfermos. “No podemos premiar la enfermedad, sino más bien premiar la prevención de esa enfermedad”, dijo.
En el Senado se repitió el esquema de votación de Diputados. Los cuatro legisladores de la bancada de intendentes y los dos senadores de Massa se sumaron a los 29 bancas que tiene Cambiemos. Un número más que suficiente para superar los dos tercios que necesitaba el oficialismo para aprobar el proyecto.
La adhesión al Consenso Fiscal incluye, a la vez, una nueva rebaja del Impuesto sobre los Ingresos Brutos ya que el Anexo 1 de la ley nacional obliga a las provincias a ir achicando gradualmente ese gravamen hasta 2022. Entre otras modificaciones, la propuesta contempla rebajas en las alícuotas de Ingresos Brutos en rubros como el transporte y el agro, según el nivel de facturación.
De ese modo, en el agro quienes tributaban al 1,75% pasan al 1,50% en el caso de aquellos productores que facturan más de 78 millones de pesos al año, mientras que en el transporte las alícuotas descienden del 3,5% y del 4,5% al 3%; en tanto, las alícuotas de servicios de electricidad, agua y gas descenderán de 5 a 4%.

Comentarios

comments

Compartir