Condenaron al parricida de Santa Rosa

0
Compartir

Luis “Honson” Ramírez fue condenado a cumplir 21 años de prisión por el doble homicidio simple de su padre y su madrastra, ambos ocurridos en noviembre del 2016 en el barrio Santa Rosa.

Luis Ramírez, de 36 años hoy, se hacia llamar “Honson” desde cuando era niño. “Honson” había desaparecido después de confesarle a una amiga que había asesinado y enterrado en el patio trasero de la casa donde su padre vivía con su nueva pareja, a los dos, tras masacrarlos a golpes.
Los investigadores establecieron que el móvil del doble crimen fue el robo de unos 100.000 pesos que la pareja tenía ahorrados y con los que “Honson” se compró un auto, el que fue hallado abandonado en el partido de Lanús.
Ramirez fue imputado como autor de “homicidio calificado por el vínculo” de su padre Apolinario Ramírez (70) y de “homicidio criminis causa” de la concubina de éste, Norma Verjes (70), quienes residían en una casa en la calle Bucarest Nº 775 del barrio Santa Rosa de Florencio Varela, donde sus cadáveres fueron hallados enterrados en el patio trasero.
Para los pesquisas, luego de cometer el doble crimen y ocultar los cuerpos, el imputado se apoderó de ese dinero con el que al día siguiente compró un Renault Clío y también una guitarra. Cabe recordar que “Honson” no trabajaba. Vivía con los septuagenarios y su pasión era seguir a Racing y los Gun’s And Roses.
Por ello es que la fiscal de la causa, María Nuria Gutiérrez, calificó el homicidio de Verjes con el agravante “criminis causa”, es decir, matar para ocultar o lograr la impunidad en otro delito, en este caso, el dinero ahorrado junto a su pareja.
Tras huir de la casa con el dinero sustraido y comprar el auto que dejó abandonado en Lanús, “Honson” huyó a Tucumán, pero dos días más tarde regresó a Buenos Aires. Una llamada telefónica a su hermana, que vivía en la Lanús, posibilito a los pesquisas llegar a San Nicilas y atrapara a Honson en el omnibus que lo traia de regreso.
Luis “Honson” Ramírez fue indagado por la fiscal de Instrucción María Nuria Gutiérrez, quien le imputó el delito de “doble homicidio calificado” de Apolinario Ramírez (70) y Norma Verjes (70), pero cuando se le requirió precisiones sobre los hechos, se negó a declarar. Los peritos también estimaron la data de muerte en unos 10 días antes al hallazgo de los cuerpos. La autopsia confirmó lo que la mejor amiga del acusado declaró que éste le confesó: que había matado a su padre y a Verjes con una maza hacía varios días. Los médicos forenses establecieron que Ramírez padre recibió un golpe en el cráneo y otro en las costillas, ambos aplicados con el mismo elemento utilizado para asesinar a la mujer, aunque fue el primero el que le provocó destrucción cerebral y, por ende, la muerte. Una maza con restos de cabello fue secuestrada en el jardín delantero de la vivienda y en el living, donde la testigo dijo que el acusado le admitió que mató a la mujer, se hallaron manchas de sangre, al igual que en un galpón trasero donde sorprendio Honson a la otra víctima”

el juicio
Los magistrados Félix Roumieu, Pablo Pereyra y Julia Márquez del Tribunal Oral de Quilmes condenaron ayer Luis Ramírez a 21 años de prisión por el doble homicidio simple de su padre y su madrastra, ambos ocurridos en noviembre del 2016 en el barrio Santa Rosa de Fcio Varela. El TOC basó su decisión en todas las pruebas expuestas en el debate, informo el portal Data Judicial.com. El TOC basó su decisión en todas las pruebas expuestas en el debate.

Comentarios

comments

Compartir