Crece la tensión entre el Gobierno y las organizaciones sociales por el pago de un bono de fin de año de $2200

0
Compartir

Las agrupaciones anunciaron una jornada de ollas populares en todo el país para el 15 de noviembre ante la falta de respuestas de la Casa Rosada.  Presión de fin de año

(Infobae) Como todo final de año en la Argentina, la tensión social crece y empieza a sentirse en la calle. Ante la decisión del Gobierno de no dar, por ahora, una respuesta satisfactoria a los movimientos sociales por el reclamo del bono de fin de año, las organizaciones anunciaron que se encaminan a unas jornadas de protesta que tendrán su primer despunte el próximo 15 de noviembre con una protesta y ollas populares en todo el país.
“El bono de fin de año ofrecido por el Gobierno es completamente insuficiente. Necesitamos verdaderas políticas públicas que mejoren la calidad de vida de los sectores postergados”, explicó a Infobae Daniel Menéndez, coordinador nacional de Barrios de Pie. Esta agrupación, junto con la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), realizarán una jornada de protesta en todo el país el próximo 15 de noviembre con 1.000 ollas populares y plantean para mediados de diciembre nuevas movilizaciones en caso de que el Gobierno no dé una respuesta.
Por el momento, la discusión está congelada desde septiembre pasado y en el Gobierno no dieron aún una respuesta a los movimientos sociales. La última vez que ambos sectores se reunieron, la ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley dijo que la Casa Rosada estaba dispuesta a pagar el aguinaldo para los trabajadores de la economía popular con un bono de fin de año de unos $2.200.
Sin embargo, para los líderes de esas organizaciones esa cifra es “insuficiente”. Así lo resaltó Menéndez en coincidencia con el resto de los movimientos sociales. “Ante las medidas de reformas anunciadas la semana pasada por el presidente Mauricio Macri, las organizaciones se pronunciaron en contra de la falta de inclusión de temas primordiales para los sectores humildes del país”, dijeron desde Barrios de Pie. Y agregaron: “Las reformas del Gobierno excluyen completamente la agenda social. Nos preocupa esta falta de preocupación hacia los sectores que más están sufriendo el ajuste. El Gobierno se confunde, ante los resultados electorales. La realidad social ha empeorado significativamente, y si no se toman medidas urgentes, tendremos un fin de año muy triste para los que menos tienen”.
Desde el Ministerio de Desarrollo Social explicaron a Infobae que “por ahora no hay negociación abierta con los movimientos sociales por el pago del bono de fin de año”. Allegados a la ministra Stanley dijeron que en estos momentos el pago del bono de fin de año “no es un tema de agenda”. No obstante, dejaron a entrever que “tarde o temprano habrá que sentarse a negociar” y remarcaron que “hay espíritu positivo del Gobierno para pagar el bono de fin de año”. Aunque no está claro aún el monto que está dispuesto a pagar el Gobierno, o si elevará la propuesta de $2.200 que quedó en la mesa en septiembre pasado. En la Casa Rosada sostienen que “ellos (las organizaciones sociales) tiran una cifra y se quejan de que es baja para después pedir un número más elevado. Es una manera de negociar”.
Tanto Stanley como el segundo de la Jefatura de Gabinete, Mario Quintana, son los negociadores por excelencia con los movimientos sociales para llevar a buen puerto el diálogo. Pero el clima en estos momentos no parece ser el ideal para sentarse en la mesa. Es que más allá del resultado de las negociaciones por el bono de fin de año, lo concreto es que los movimientos sociales vienen muy molestos con la Casa Rosada desde hace 15 días cuando el Gobierno no los convocó al anuncio que hizo Mauricio Macri en el Centro Cultural Kirchner para mostrar las reformas que se vienen. Desde ese entonces la relación se tensó. Es muy probable que tras el 15 de noviembre aumente el nivel de tensión. También se prevé una asamblea de los tres sectores que integran este bloque para el viernes próximo donde se prevé que de allí saldrán nuevas medidas de fuerza para todo el fin de año si es que el Gobierno no presenta antes una respuesta satisfactoria.

Comentarios

comments

Compartir