Crisis en el Concejo Deliberante: Se rompió el bloque oficialista

0
Compartir

Con la excusa del rechazo a la asunción de la banca del concejal Pablo Paz, se rompió el bloque oficialista. Nació el bloque Juan Domingo Perón/Frente de Todos, que presidirá el edil Antonio Suárez. Daniel González asumirá su banca por primera vez tras casi 4 años de licencia. Pelea del Kirchnerismo con el Pereyrismo.

 

El último antecedente de una fractura de un bloque peronista data del año 2000, cuando se formó el grupo de «Los Orozco», bautizado asi por este diario en paralelo con la canción de León Gieco y que decía:
“Nosotros no somos como los Orozco, Yo los conozco, son ocho los monos:Pocho, Toto, Cholo, Tom, Moncho, Rodolfo, Otto, Pololo. Yo pongo los votos sólo por Rodolfo, Los otros son locos, yo los conozco, no los soporto.Stop. Stop”
Ese grupo de concejales estuvo a punto de avanzar con un proyecto de destitución de Julio Pereyra. Sin embargo, la sangre no llegó al río.
Hasta ayer el Bloque PJ/ Frente de Todos tenía 14 concejales, hecho que lo llevaba a sesionar con quórum propio. Ayer se fueron 6, pero en realidad, como se verá, serán 5.
La Octava Sesión Ordinaria estaba prevista para las 9 de la mañana. En la noche previa comenzó a circular la versión que desde la presidencia se había pedido a la Comisaría Tercera la presencia de policías en el Deliberativo del Cruce Varela. En realidad la policía debe estar en toda sesión, pero no está. Se dijo que podría haber desplazamientos al edificio del legislativo de Movimientos Sociales. Fue solo una versión.
A las 9:04 comenzó la Sesión luego de tomar asistencia a los concejales y antes de realizarse los homenajes de la jornada de acuerdo al reglamento interno vigente en el Capítulo XIV Artículo 132, da cuenta el parte de prensa oficial como para que le quede en claro el acto de legalidad al Concejal Antonio Suárez (Partido Justicialista Frente de Todos) quien solicitó se de lectura a una nota presentada por el Concejal (en uso de licencia) Pablo Paz, por la cual habría solicitado su retorno a la banca correspondiente. Se realizó una moción para apartarse del reglamento para realizar la lectura de la misma, la cual no alcanzó con los votos (5) necesarios para realizar el procedimiento. Son 6 los ediles que rompieron con el Frente de Todos. Ayer la oposición dio su apoyo al oficialismo para impedir que el edil regrese Paz a su banca.
Antonio Suárez pidió la palabra: «Este cuerpo no le permite retomar la banca a Pablo Paz. Llevo unos cuantos años en este Concejo Deliberante y es la primera vez que no se le permite a un concejal su regreso de una licencia». Héctor Salatino había preguntado antes qué artículo del reglamento interno no permitía que un concejal regrese a su banca de una licencia.

 

Antonio «Tony» Suárez

DOS REGRESOS
En realidad eran dos los ediles que ayer regresaban a sus bancas. Pablo Paz había solicitado licencia, cuando asumió en diciembre de 2019, para ejercer un cargo en el Departamento Ejecutivo. Estuvo un tiempo en Cultura, como subsecretario de la secretaria Julieta Pereyra. Cosecho un enfrentamiento con la hija de Julio Pereyera y fue eyectado. Desde entonces cobraba y no trabajaba. Ahora regresaba para pasar a ser uno de los integrantes del nuevo bloque que llamaron Juan Domingo Perón/Frente de Todos.
En la otra vereda estaba Daniel González, quien a fin de año finaliza su mandato por el cual nunca ejerció desde 2017. Juró y pidió licencia para seguir como Secretario General municipal. A los dos años dejó su cargo. Su esposa, Gisella Primus, quedo el frente de la Secretaria de Economía.

 

Laura Ravagni

González hoy es uno de los administradores del Hospital El Cruce. Salatino lo recordó ayer: «Votamos una licencia para que ejerciera un cargo en el Ejecutivo y hoy ya no está en el Ejecutivo»
González regresa para sumarse el Frente de Todos, entonces el bloque interno y opositor quedará con 5 bancas: Antonio Suárez (Pte), Raúl Delgado (vicepte) Verónica Albariño, Héctor Salatino (Nuevo Encuentro) Julio Picón, hombre del veterano ex edil Luis Angel «Chango» Paz y Pablo Paz, hijo del Chango. Quien deben dejar su bancas son: Héctor «Zoca» Romero, ex mano derecha de Daniel Zisuela / Juan «Lagarto» Olmedo.
La concejal Verónica Albariño dejará su banca a Daniel González que se sumara al staff oficialista hasta fines de 2021 (¿Renunciará González a su cargo en el Hospital El Cruce?
La discusión parlamentaria continúo. Hizo uso de la palabra el edil Guillermo Poletti, abogado y hombre de Sergio Massa en el Frente de Todos, junto a Héctor “Zoca” Romero. Y en ese sentido Poletti habló de la cuestión humana por la salida de Romero enterado un dia antes del regreso de Paz, hecho que le generaba tristeza a Romero los 6 años que paso en el HCD. Poletti recalcó la cuestión humana hasta que el letrado se fue a la banquina, en un lugar que es honorable. Pero, como todo esta permitido en el espacio oficial, el hecho paso por alto: «No nos van a llevar a patadas en el culo», manifestó casi en respuesta a Suárez. Luego reafirmó el concepto al decir: «No nos van a llevar a patadas en el orto y escucho a otros compañeros que dicen que no los van a llevar a patadas en el orto. Creo que deberían haber presentado una nota», por quienes vuelven.
“La única carga pública que tiene Paz y González es la de ser concejales electos. La de ser funcionario no es una carga pública. El concejal no necesita la anuencia o permiso del cuerpo para asumir su banca. Solo una comunicación y lo puede hacer en cualquier Sesión Ordinaria, Especial o que haya sido convocada al efecto. Así son las cosas. El concejal que está de licencia viene, toma su banca y el que está de suplente se levanta y se va. Si el concejal estaba en el Ejecutivo y presentó una renuncia a su cargo para volver al Concejo, no hay forma que el intendente lo obligue a seguir en su cargo, porque el edil tiene una carga pública. Distinto es si quiere renunciar a la banca. Será el cuerpo legislativo el que debe aceptar esa renuncia y los argumentoa que tenga para no cumplir con el mandato popular”, dijo anoche a Varela al Día un ex edil.
El cruce estaba entre Suárez y Fioramonti. La ex senadora y ex presidente del bloque provincial, sostuvo que se debería analizar la carta con la cual Paz pedía regresar y conocer si no tenía otra actividad. Tony Suárez ya estaba tan o más molesto como si lo tuviera a Macri como compañero de banca. Al hacer uso de la palabra arrancó a 20 kilómetros y a los 45 segundos ya estaba a 200 por hora. Ravagni lo frenó en seco. Esto dijo Suárez:
S-El concejal (Darío) D’Aquino está reconociendo que estamos haciendo algo que no podemos hacer y dice que en la próxima sesión podemos subsanar esto. O no diría yo, porque otra vez no se permitirá apartarse del reglamento. Y no se trata de si hace 30 años que uno está acá. O si estuvo un montón de años en la legislatura provincial (dardo a Fioramonti) y a veces sabemos que traen en avión a un diputado que esta de licencia y lo sentamos dos minutos antes de la sesión y porque necesitamos el número. ¿Cuál es la nota que presenta?
Ravagni- Concejal Suárez, ¿me permite pasar a un cuarto intermedio?
Allí se termino el debate, justo cuando Suárez, viejo peronista/kirchnerista, iba a sacar los trapitos sucios a la luz. Hubo cuarto intermedio y se acordó que Pablo Paz y Daniel González regresan en 15 días y n la próxima sesión.
De acá a fin de año el oficialismo deberá acordar números con la oposición y todo lo que pida. Quizás hasta repudie el escrache a Patricia Bullrich, cuyo proyecto duerme en comisión. Todo sea por sumar votos para que se apruebe el Presupuesto 2022, entre otros menesteres.

Comentarios

comments

Compartir