“Cuando el apriete y monopolio legislan”

0
Compartir

El próximo martes volverá a sesionar el Concejo Deliberante, el tema excluyente será tratar la modificación de las cláusulas del pliego de licitación de líneas de colectivos locales, para adecuarlas a las propuestas del Departamento Ejecutivo, que a su vez responden a lo solicitado por los delegados de la UTA y que por supuesto favorece a la empresa San Juan Bautista.
Quiero a través de este medio fijar la posición del bloque Nuevo Encuentro. Me he tomado unos días para poder analizar con mayor objetividad los lamentables hechos ocurridos en la última sesión del Concejo Deliberante de Florencio Varela. La verdad es que el Concejo fue víctima de una extorción de la que fueron testigos privilegiados y, en algunos casos cómplices forzados los Concejales de casi todas la Bancadas, lo que nos hace retroceder no menos de 30 años en la vida democrática e institucional del Distrito. Creo que por primera vez en la historia se pudo ver cómo operan estos grupos de choque que defienden intereses empresariales ya que fue en una sesión y la vista de todos.
El Gobierno de la municipalidad de Florencio Varela podrá ser a partir de ahora compartido por el intendente a cargo, por la UTA y por los dueños de la empresa San Juan Bautista S.R.L. Este triunvirato puede modificar ordenanzas, suspender llamados a licitaciones, lograr que los funcionarios vengan a declarar al Concejo en menos de media hora, y hace que el intendente mande proyectos al HCD y que los concejales lo voten, todo esto bajo amenaza de no dejar salir a nadie hasta que se haga lo que pide la empresa a través de los delegados. Solapadamente los dueños de la empresa san Juan Bautista, del Nuevo Halcón, de Micro ómnibus Quilmes y de la 22 ahora también son dueños del Ejecutivo de Florencio Varela.
Como sabrán el Concejo Deliberante trabajo durante varios meses los pliegos de bases y condiciones para llamar a licitación para la concesión de servicio de trasporte comunal, cuyo resultado fue una ordenanza con amplio consenso entre los concejales y el Departamento Ejecutivo que fue consultado oportunamente. Todos concluimos que este pliego era el que iba a permitir de una vez y por todas que los vecinos de Varela puedan acceder a un servicio de calidad, pero la cual era clave la llamada : ” CLAUSULA ANTI MONOPOLIO” que impedía que una empresa pueda licitar más de 5 ramales. También había algunas otras relacionadas con que la empresa tenga talleres y oficinas administrativas en el Distrito. Antes y después de la aprobación de los Pliegos hemos tenido reuniones con los delegados de la UTA y en todas le explicamos que el pliego textualmente decía que la empresa que ganara iba a tener que absorber la totalidad del personal, razón por la cual a nuestro entender no existía la posibilidad de poner en peligro las fuentes de trabajo.
Es por eso que no se entiende la modalidad de “dialogo” que impusieron en el recinto, y lo que es peor aún, consiguieron su objetivo. Es muy “RARO” que en reiteradas oportunidades hemos requerido la presencia de miembros del Departamento Ejecutivo por ejemplo para que nos expliquen objeciones que hemos hecho a la rendición de cuentas y nunca han venido….pero en menos de 15 minutos el bloque oficialista, por requerimiento de la UTA, hizo que se presente en el recinto el Secretario de Fiscalización. A partir de ahí, y se pude observar en las diferentes coberturas periodísticas, se vieron amenazas con tirar sillas, aprietes del estilo “acá no se va nadie hasta que cambien la clausula” o “están viniendo el grupo de la tarde y reventamos el recinto” pero la peor de todas fue cuando mandaron a bloquear con micros la entrada y salida del Concejos porque había concejales que se estaban yendo y además solicitaban el nombre de los mismos.
Claramente nuestro bloque fue uno de los que se retiro, no solo porque fuimos los autores de esa CLAUSULA ANTIMONOPOLIO y no estábamos de acuerdo con que se suprima, sino porque hacía rato que ese recinto había dejado ser una lugar de libre expresión de los legítimos representantes del pueblo de Varela. Lamentablemente el representante del Departamento Ejecutivo y algunos Concejales se prestaron a esa situación y lo que es peor aun tomaron decisiones bajo cohesión de los “delegados de la UTA”.
Creo que este actuar corporativo de los delegados impulsados por la empresa y la aceptación bajo presión de concejales y representantes del Departamento Ejecutivo solo va a tener un resultado: un Pliego de Bases y Condiciones a medida de una empresa y la consecuencia directa de que los vecinos de Varela tengan un pésimo servicio por los próximos 10 años, situación que solo beneficia a los empresarios y sus lobistas.
Esta situación ya se dio durante años con la empresa 30 de Agosto S.A. y terminó con una empresa quebrada, los choferes en el aire y el municipio socorriendo para pagar sueldos de los choferes. Nuestra posición entonces no cambia, No vamos a votar las modificaciones que se tratan de imponer.

Héctor Salatino
Pte. Bloque Nuevo
Encuentro

Comentarios

comments

Compartir