Daniel Zisuela pide la libertad vigilada porque sufre de presión alta y ya bajó 8 kilos de peso

0
Compartir

El ex concejal varelense por el Frente Renovador está alojado en el pabellón de Evangélico de Olmos. La prisión preventiva en su contra fue ratificada por la Cámara de Apelaciones y ahora espera el juicio oral. La salida es pedir por su salud.

Daniel Alberto Zisuela cumplió dos meses detenido en el marco de una causa judicial qué es casi histórica contra un político de la zona sur del conurbano. La causa Nº 10300/18, caratulada como “Corrupción de Menores, Promoción y Facilitamiento a la prostitución de mayores”, nunca se hubiese imaginado que alcanzara a un funcionario público que se movía defendiendo su moral y buenas costumbres. Lo hizo además en la gestión del gremio que conducía: La seccional de gastronómicos de Quilmes, Varela y Berazategui.
Nadie sospechó que Daniel Zisuela, un hombre que había ingresado, a los 58 años, en la religión evangélica, resulto ser un corruptor de menores.
Zisuela hoy está privado de la libertad con una prisión preventiva requerida por el Fiscal de Berazategui, Daniel Ichazo, al juez de garantías Nº 4 Damian Bendola. El magistrado decretó la prisión del edil del Frente Renovador y la Cámara de Apelaciones ratificó la medida. Daniel Zisuela debe esperar el juicio oral en prisión.
El político que supo medir para postularse como intendente de Florencio Varela, pasa hoy sus días deprimido, con llantos por las noches, leyendo la Biblia que solicitó a su familia, y compartiendo el pabellón evangélico de la Alcaidía de Olmos, en La Plata. La desgracia de haberse pasado de vivo y creer que la impunidad seguía siendo la moneda de cambio que manejó toda su vida, lo tropezar. Y lo hizo desde el poder que supo lograr, como parte de un gremio que lo tuvo como una de sus principales figuras en la zona sur del conurbano, por más que hoy Luis Barrionuevo diga que poco lo ha tratado.
La defensa Zisuela solicitó ante el Juzgado de Garantías N° 4 de Berazategui la morigeración de la medida privativa de la libertad y requirió que se le otorgue al extitular de los gastronómicos la prisión domiciliaria. La solicitud fue elevada el martes pasado por el doctor Daniel Brola, defensor particular de Zisuela.

 


Los fundamentos del habeas corpus presentado por Brola se fundamentan en el deterioro de salud que ha sufrido Zisuela desde que se encuentra preso. “Ha perdido 8 kilos, se le realizará una pericia psiquiátrica, tenemos un certificado que constata que tiene problemas de hipertensión” explicó el letrado momentos antes de ingresar el pedido que ahora deberá decidir el juez Béndola informó al portal Data Judicial.como
Zisuela tiene presión alta como tantos argentinos. Ha perdido 8 kilos de pesos cuando al ser detenido estaba excedido de peso. Ni una cosa ni la obra. Quizá no se haya preocupado por su salud cuando intimaba con las menores en los hoteles alojamientos donde ingresaba con vía libre por su condición del más alto hombre del gremio de la hotelería. Hoy por hoy para generar una plenitud sexual se suele consumir Viagra y el Viagra no es muy buen amigo de la presión alta. Quizás Zisuela no lo necesitaba. Quizás si.
El letrado se juega una carta importante para sacar a su defendido de la prisión que lo tiene muy deprimido.
Según la investigación, que llevaron a cabo el fiscal Daniel Ichazo y la Jefatura Distrital del Quilmes, Zisuela está acusado de utilizar su cargo como legislador para captar chicas menores y después obligarlas a prostituirse en hoteles de la zona sur de la provincia de Buenos Aires.
En los próximos días pueden generarse importantes novedades en la causa, pues comenzarán a fluir los contactos del celular del caído en desgracia. Mucha es la gente nerviosa, por lo que de allí salga. La justicia no descarta que se generen nuevas detenciones, pues más allá de la impunidad con la que se movió Zisuela hay datos concretos que permiten establecer la existencia de fiestas sexual que organizaba el sindicalista para los amigos de siempre..
Se supo que el mismo día que Zisuela fue detenido, el Fiscal Ichazo cerraba con un moño la investigación que demandó 6 meses, tras la denuncia de una menor que era habitué del club Argentino de Quilmes, que presidia Zisuela. A esta declaración se le sumaron tres menores más, una de la cual hoy ha cumplido los 18 años. La pena para el acusado, no bajaría de los 15 años. Las cartas están echadas. El fiscal Ichazo es un especialista en la Trata y Corrupción de menores en la Provincia. Le tocó a Zisuela.

Comentarios

comments

Compartir