Defensa arrancará la pretemporada con los mismos objetivos

0
Compartir

Por Guido Cichello.- A pesar de que aún no se ha designado entrenador, la idea es seguir por el mismo camino, hacer una buena Superliga, pasar de ronda en la Copa Argentina y también en la Sudamericana.

 

Independientemente del técnico que arribe, las cosas están muy claras en el mundo Halcón. Se seguirá apostando a juveniles de clubes importantes de nuestro país, se le comenzará a dar lugar a los propios y se tratará de mantener la base del equipo que terminó jugando el pasado torneo con Juan Pablo Vojvoda. El alejamiento del entrenador a Talleres de Córdoba, descolocó a todos, pero el proyecto del club está por encima de cualquier individuo y eso todos lo tienen muy claro. Lejos de perder el rumbo, ahora el gran objetivo es encontrar rápido un entrenador acorde y comenzar a darle forma al equipo. Nombres sonaron muchos, lo cierto es que todavía no se confirmó quien será y habrá que esperar unos días para ello suceda. Sin tener el nombre de la cabeza de grupo, nadie duda de los objetivos planteados a alcanzar. El primero, pasar de ronda en la Copa Sudamericana. Defensa tendrá un duro rival como El Nacional de Quito en la altura y tendrá que pisar fuerte en el Tito Tomaghello para obtener una buena ventaja y luego ir de visitante a conseguir la clasificación. Todos los partidos internacionales son complejos, pero Defensa ya demostró estar siempre a la altura. Serán dos partidos duros, sin tener mucho rodaje futbolístico y con un cuerpo técnico nuevo. Son aspectos a tener en cuenta, pero no determinantes. Algo similar ocurrió hace exactamente un año, con la salida de Beccacece y la llegada de Nelson David Vivas. Defensa había pasado de ronda contra el San Pablo con el hoy ayudante de la Selección Nacional y luego quedó eliminado con Vivas, por penales, ante Chapecoense. Esperemos que ésta vez no sea igual y que el equipo acceda a la tercera ronda de la Copa. Luego vendrá la Copa Argentina y la Superliga. Será importante comenzar con el pie derecho en el torneo local para luego tener chances, en el segundo semestre, de meterse en otro torneo internacional. No será fácil hacerlo por cuarta vez de manera consecutiva, pero ese es el gran objetivo de la temporada 2018/19. En cuanto al juego, nada cambiará de lo que se venía mostrando. El técnico que arribe será de la misma escuela que Vojvoda. Practicará un fútbol vertical y generoso. Ofensivo, con mucha posesión del balón y presión en ataque. Es cierto que para alcanzar un buen rendimiento se necesita tiempo de trabajo, lo que no tiene el Halcón ya que arrancará rápidamente la competencia. Tiene a su favor, que mantuvo la base del pasado plantel y que, de seguir con la misma línea, los jugadores se adaptarán rápidamente al nuevo técnico.

 

En caso de que continúen Mariano Bareiro y Tomás Pochettino, más fácil será darle forma al equipo con el nuevo entrenador. Él llegará y mirará todos los partidos del pasado torneo  y tratará de adaptar su idea. Pero si la base es la misma, todo se simplificará. Ezequiel Unsain estará en el arco, Nahuel Molina será el lateral derecho, Alexander Barbosa y Lisandro Martínez los centrales y Cristián Almeida el lateral izquierdo. Si Bareiro y Pochettino siguen, serán fija en la zona central. Faltaría un volante mixto, y arriba también está todo resuelto con Nicolás Fernández, Ciro Rius y Fabián Bordagaray. Habrá que ver las alternativas a éstos nombres, pero la dirigencia busca esa base para comenzar el segundo semestre del año. Durante años se cambiaron planteles completos, ahora la necesidad es mantener la base para obtener resultados y así potenciar a los jugadores. Lo cierto es que el lunes en el predio de Bosques comienza otro gran sueño.

Comentarios

comments

Compartir