Defensa dejó pasar una gran oportunidad por la Copa de la Liga

0
Compartir

Nuevamente el Halcón volvió a fallar en los últimos metros, transformó al arquero rival en figura y terminó conformándose con un punto ante un Platense que sólo jugó defenderse. 

 

 

Por Guido Cichello. -El fútbol tiene estas cosas, los goles que no se hacen en un arco, terminan convirtiéndose en el otro. Porque Defensa y Justicia hizo todo el esfuerzo, pero terminó repartiendo unidades ante de los equipos más flojos del campeonato. Los de Varela tenían que ganar y casi lo terminan perdiendo por no haber estado fino en la puntada final. El primer tiempo arrancó parejo, pero después de los 15 minutos fue todo dominio Halcón que con el correr de los minutos fue transformando al arquero de Platense, De Olivera, en la gran figura del partido. Primero lo tuvo Rontodi, luego Merentiel, también Bou y Juan Gabriel Rodríguez de cabeza, pero en todos los duelos ganó el 1 visitante.

 

Tácticamente ellos arrancaron bien pero luego el Halcón logró imponer condiciones en los duelos individuales, sobre todo con Rontondi por la izquierda. Fue una pesadilla para el lateral rival de ese sector. Pizzini ganaba y perdía en igual medida pero Hachen empezaba a tomar protagonismo, lo mismo que Bou y Merentiel. Defensivamente no se corrían riesgos, salvo por alguna pelota parada asilada de Platense. El gol estaba al caer, pero en los primeros 45 minutos no sucedió. El gran objetivo de Beccacece estaba cumplido, generarle peligro al rival. Esa parte estaba hecha, sólo faltaba la definición en la red. A veces por más que uno haga todo bien, los rivales también juegan y el Calamar tenía a su arquero en un gran nivel.  El segundo tiempo se presentó más favorable para el visitante, que ajustó mejor las marcas y aprovechó el cansancio físico de aquellos jugadores del Halcón que habían impuesto condiciones en el primer tiempo. Rontondi fue uno de ellos, al igual que Walter Bou, quien estuvo desconocido. El ex Boca, no sólo falló en situaciones netas de gol, sino que se lo vió inconexo con sus compañeros, y llamativamente impreciso. Pizzini fue otro de los que no tuvo un buen partido, al igual que Gabriel Hachen. Tampoco fue la mejor versión de Kevin Gutiérrez quien cometió el error en el gol visitante, con un fallido despeje. Cuando parecía que todo terminaba en cero, Platense aprovechó bien un contragolpe y se ponía en ventaja de manera injusta. Pero el Halcón logró reaccionar para el empate. El ingresado Agustín Fontana se la bajó de pecho  Merentiel y éste definía a un costado para el 1 a 1. Defensa fue con todo en busca de la victoria pero se quedó sin tiempo y debió conformarse con no haber perdido y sí sumado un punto. Ahora ya no depende de sus propias actuaciones, es posible que si le gana a Unión en Santa Fé y hace lo propio ante Patronato en casa, tiene muchas posibilidades de terminar entre los clasificados de la Copa de Liga. Pero para que eso suceda, debe levantar el rendimiento individual y colectivo. La próxima fecha será ante Liga de Quito en el Tomaghello. Será una semana clave para recuperar físicamente a los que ayer fueron titulares ante el Calamar. Habrá mucho regenerativo y visualización de partidos, propios y de los próximos rivales. Serán días definitorios en lo deportivo, tanto en el torneo local como en la Copa Sudamericana. Luego de recibir a los ecuatorianos, los de Beccacece irán a Brasil para jugarse la clasificación ante Goianiense, sin dudas el rival a vencer. Las posibilidades de avanzar en ambos frentes están, lo que sí debe cambiar es el juego del equipo. Defensa ha dado ventajas en todas sus líneas, no es el equipo que venía siendo y por eso no se obtienen resultados desde hace 4 fechas.

 

Comentarios

comments

Compartir