Defensa goleó, gustó y está a un paso de la próxima copa Sudamericana

0
Compartir

Por Guido Cichello.- Con un gol de Ale Barbosa, y dos de la figura, Chicho Stefanelli, el equipo de Beccacece dio cátedra y venció por 3 a 0 a Atlético de Tucumán. De éste modo quedó cerca de la próxima Sudamericana.

Es difícil de explicar el momento futbolístico que está atravesando el club, es sin lugar a dudas el más exitoso en la corta pero rica historia de la institución. Tuvo con Burruchaga, también con Rezza, Almirón y Cocca, destellos de buen fútbol, hasta llegó a pelear por cosas importantes, pero siempre en la B Nacional, la segunda categoría. Ahora, impone condiciones pero en la elite de nuestro fútbol, y eso hace que todo se dimensione aún más.

Hay jugadores de un nivel superlativo como Alexander Barbosa, Rafael Delgado, Ignacio Rivero, Leonel Miranda y Agustín Bouzat. El resto acompaña muy bien, como sucedió ante los tucumanos con Chicho Stefanelli quien anotó dos goles y fue la gran figura del partido. No hay que olvidarse de Gabriel Arias, quien volvió a mantener su valla en cero, de Tomás Cardona quién cada vez que ingresa rinde, o de Jonás Gutiérrez otro que colabora en la recuperación, pero también en la generación de juego. Beccacece encontró un equipo muy comprometido con su idea, con hambre de gloria y ganas de superarse partido a partido.

19366087_1344234782362545_5299759375447358751_n

Lo de ayer fue una demostración fiel de lo que es creer en una idea de juego y cumplirla al pié de la letra. Desde el comienzo el Halcón maniató a su rival y lo obligó a defenderse cerca de su zona. No tuvo más remedio Atlético ante semejante presión de los jugadores de Defensa. Todos corrían para recuperarla, pero también para generar espacios y tenerla. Ha tenido éste equipo partidos superlativos como en San Pablo, también contra Lanús  y Newell´s en el Tomaghello, pero ninguno con tal supremacía como fue en la fría tarde noche de ayer en Varela. El primer gol llegó recién a 28 minutos, luego de un centro desde la derecha, Alexander Barbosa se elevó por encima de todos y puso, de cabeza, el 1 a 0 parcial. Con el gol el equipo se tranquilizó, dominó aún más la escena y se fue al descanso suponiendo que en el complemento su rival iba a reaccionar y por ende, dejar espacios en el fondo. Pero nada de ello ocurrió, Defensa sacó un delantero y puso un enlace, eso le dio mayor tenencia sin perder peso ofensivo. Atlético no la podía agarrar y corría detrás del balón como un niño jugando su padre.

0618_defensa_tucuman_g_fb-650x446

Todo bien hacia Defensa, pero tenía que traducir esa supremacía en la red. Y fue Chicho Stefanelli, la gran figura de la cancha, quien liquidó la historia. Pero no sólo sus goles le dieron la posibilidad de ser el mejor, sino su entrega, sacrificio y despliegue. En ambos goles definió bárbaro para salir gritándolo de cara a su familia ubicada en la platea, besándose el escudo que lo vió nacer desde novena división. Él es la cara visible de éste plantel, por el esfuerzo, dedicación y compromiso con el club. Detrás de él va el resto, no en vano es el primer defensor del equipo. Corre a todos y contagia con su entrega. Fue un partido perfecto ante un duro rival que venía de jugar la Copa Libertadores y ahora continuará en la Sudamericana.

Para el Halcón ahora quedan dos finales, de Defensa depende la clasificación a la próxima Sudamericana. Sólo un punto divide al equipo de Rosario Central, club que purga por el mismo objetivo. El miércoles ante Temperley se jugará una verdadera final, ellos con el objetivo de quedarse en Primera y Defensa de ganar para meterse de lleno en la Sudamericana de 2018. No la tendrá fácil, pero jugando como ante Atlético de Tucumán, serán más las chances de ganar que de quedarse con las manos vacías ante el Gasolero.

Comentarios

comments

Compartir