Defensa lo perdió en el final y se quedó sin nada en la copa

0
Compartir

Por Guido Cichello -.Defensa perdió 2 a 1 ante Santos en Brasil, en un partido electrizante. Luego de ir ganando le empataron a poco del final y se lo ganaron en el minuto ´91. Con el empate clasificaba.

 

 

 

El fútbol tiene éstas cosas. ¿Quién tiene la fórmula del éxito?, nadie. Pero no se puede negar que Defensa y Justicia estuvo muy cerca, jugando un fútbol generoso, vertical, con presión alta y generando situaciones de gol. Pero también sufrió atrás, y no entendió cómo cerrar un partido que ya estaba definido. Inoperancia propia y virtud del rival, todo se unió para ese final infartante. Crespo se imaginó un partido de golpe por golpe y así fue el primer tiempo. Puso 3 defensores, dos volantes centrales, dos extremos que volanteaban, dos enlaces y un delantero. El sistema táctico al inicio fue 3-4-2-1. Tanto Isnaldo como Ciro Rius hacían toda la banda, pero trataban de hacer su trabajo defensivo en la zona de volantes y luego llegar al mano a mano contra el lateral rival. Ganaron y perdieron en igual medida, pero ambos estuvieron muy participativos. El primer tiempo fue de ida y vuelta, en ese golpe por golpe ninguno de los dos pudo concretar en relación a lo que generó. Santos tuvo 4 muy claras y el Halcón 3. Todas de contragolpe, tras una pérdida en el medio y la réplica del rival. Las situaciones de Santos fueron más peligrosas, Unsain tuvo una atajada bárbara cuando parecía gol brasileño. Al comienzo del partido Santos se sintió más cómodo, pero con el correr de los minutos, el Halcón se acomodó y emparejó las acciones. En el otro partido, Olimpia se iba al descanso igualando con Delfín, lo que le daba la clasificación a Defensa hasta ese momento. Fue un primer tiempo sufrido, pero con la esperanza de poder ajustar en la definición para poner el partido 1 a 0 a favor de los de Crespo. El segundo tiempo fue para el infarto. El hincha de Defensa sufrió y se terminó quedando sin nada, pero cualquier espectador, disfrutó de la emoción del partido. Fue de ida y vuelta y Santos, por virtudes propias pero por errores del rival, terminó ganando el partido cuando en el segundo tiempo había sido el Halcón quien había hecho méritos para quedarse con el partido. Las críticas hacia Crespo van en relación a no haber cerrado el partido. Haber puesto 5 defensores, 4 volantes y un solo delantero. Pero Defensa nunca jugó a eso, por qué iba a hacerlo a falta de 10 minutos para terminar el partido. Además, quién te asegura que metiendo atrás, tampoco te conviertan. Eso tranquilamente puede argumentar Hernán Crespo cuando se lo critique. Y algo de razón tiene. Pero el futbol es para vivos, y el Halcón pecó de inocente en Brasil. No supo cómo cerrar el juego, quitarle ritmo, adormecerlo. Jugar con la desesperación del rival. Hizo todo lo contrario, y lo pagó muy caro. Primero con una mala presión ofensiva, que derivó en una jugada para el 1 a 1. Y luego, achicando mal en el fondo, para el 2 a 1 final en el minuto ´91 de juego. La bronca pasa por saber que se estuvo tan cerca y no se dio. Y el hincha se pregunta, si alguna vez el equipo volverá a jugar la Copa Libertadores, entonces el fastidio crece. Mirando la mitad del vaso lleno, el equipo murió de pie, con dignidad, ante un buen rival con mucha historia en éste tipo de torneos. Defensa no sólo se plantó de igual a igual, sino que por lo hecho en el segundo tiempo, mereció ganar en Brasil, y ese no es un dato menor. Hay que tragar el veneno, y saber utilizarlo para una pronta revancha. De esto hay que aprender para que no vuelva a suceder en el futuro. Defensa es un club chico, que creció a pasos agigantados, con un plantel humilde, corto y de bajo presupuesto. Hay que estar agradecidos por vivir éstos momentos y sentirse muy orgullosos de lo conseguido hasta ahora.

Comentarios

comments

Compartir