Defensa rescató un empate de oro en su visita a Huracán

0
Compartir

Por Guido Cichello-. Cuando parecía que Defensa iba a perder su primer partido en el campeonato, apareció Lisandro Martínez en una de las últimas para el 1 a 1 final. Defensa sigue invicto en el torneo.

 

 

 

 

Defensa fue al Tomás Adolfo Ducó en busca de los tres puntos, pero a veces los rivales también juegan y en este caso, Huracán, uno de los equipos más duros del campeonato, estuvo cerca de ganarlo. El primer tiempo fue entretenido, de ida y vuelta y con situaciones de gol en ambos lados. En ese golpe por golpe, parecía ser Huracán el más prolijo y quien más lastimaba. Pero los minutos iban pasando y todo seguía en cero. Defensa hacía lo suyo, manejaba la pelota, desplegaba sus volantes y complicaba con la movilidad de sus delanteros, Togni tuvo la más clara, pero Marcos Díaz, rápido de piernas, logro achicarle. Por el local, Carlos Auzqui, con un potente remate hacía temblar el palo de Unsain y la pelota recorría toda la línea. Parecía que se iban al descanso en tablas, pero a poco del final, una gran jugada de Andrés Chavez derivó en el pase a Lucas Gamba, uno de los mejores delanteros del torneo, y el ex Unión ponía el 1 a 0 parcial. Injusto, pero ventaja al fin. Ya en el complemento, el Globo cedió la iniciativa, se broqueló bien en el fondo, achicó las líneas, y controló el partido. No generó peligro, pero Defensa tampoco inquietaba. Los minutos pasaban y los tres puntos parecían quedarse en Parque Patricios. Sebastián Beccacece movía el banco de relevos, pero ninguno le daba las respuestas esperadas. Hasta que en el último minuto del encuentro. Miranda tiró un centro al área para la cabeza de Alexander Barboza quien la bajó, como si fuese un pase con el pie, para la entrada de Martínez quien de primera ponía el tan esperado 1 a 1. El festejo fue tal, que marcó la pauta de lo complejo del partido. El Halcón intentaba pero no podía, un poco por mérito del rival y otro poco, por fallas en los últimos metros. Pero el gol de Lisandro Martínez le devolvió la sonrisa a un equipo que sigue siendo el único puntero de la Superliga. Le descontó un punto a Atlético de Tucumán, mantuvo el tercer lugar y con un partido menos. Recordemos que aún el Halcón adeuda el partido ante River en el Monumental el cual se jugaría recién, a comienzos de 2019. Quizás el aspecto negativo es que Vélez y Boca ganaron y se acercan a paso firme, en esa tabla que tiene como objetivo final la clasificación a la Copa Libertadores versión 2020. En cuanto al empate ante el Globo, hay mucho por mejorar y corregir. Resta una jornada y es clave sumar de a tres. El próximo rival será Colón en el Tomaghello. Éste partido se llevará a cabo el próximo sábado a las 19.20 en Varela. Será otro partido difícil, ante un duro rival. Si Defensa levanta su nivel y encuentra efectividad tendrá resuelto el juego y podrá despedirse de éste 2018 como se merece, con una victoria tras una temporada para el recuerdo. Mantendrá el invicto, seguirá en zona de Copa Libertadores y mira hacia el futuro con una sonrisa, sabiendo que en 2019 tendrá tiple competencia con la Copa Argentina, Superliga y Copa Sudamericana. Beccacece podrá descansar tranquilo, cuando sus muchacho son tienen un buen partido, dejan todo en busca de un buen resultado. Y eso pasó ante Huracán, las cosas no salieron en lo individual y colectivo, pero la entrega física y actitud hicieron que el partido tenga un final abierto y con la posibilidad del empate. Nuevamente fue Lisandro Martínez el abanderado, un jugador que no tiene techo y que fecha a fecha demuestra que está para cosas importantes, no sólo a nivel nacional sino también internacional.

Comentarios

comments

Compartir
-- Publicidad 26 | Loop Single --