Defensa sufrió la peor derrota desde que juega en primera

0
Compartir

Por Guido Cichello.- El Halcón no sólo fue superado en el resultado sino también en el juego. Arsenal dominó de principio a fin y pudo haber convertido más goles. El mundo Halcón comienza a preocuparse.

Desde hace años son más las alegrías que las tristezas. A eso se acostumbró el hincha Halcón luego de varias temporadas exitosas y sobre todo con la última de Sebastián Beccacece en donde el equipo peleó el campeonato mano a mano contra Racing. Defensa es el actual subcampeón del fútbol argentino, pero nada de eso demostró en la derrota ante Arsenal. Hubo un solo equipo en el campo y ese fue el de Rondina. Muy inteligente en el plantel, el DT de Arsenal le ganó la pulseada táctica y estratégica a Mariano Soso, quien cada vez está más lejos de encontrar el equipo. Los nuevos refuerzos de jerarquía no se acomodaron bien al equipo, y Defensa sigue involucionando desde que Soso asumió como entrenador. No le sacó diferencias a Gimnasia por la Copa Argentina, a pesar de haber aguantado bien el partido jugando con un hombre menos. No mereció perder ante Independiente en el 0 a 1 en Varela y en Santa Fé ante Unión pudo haber rescatado un empate en lo que terminó siendo victoria del Tatengue por 2 a 1. Pero en la fría tarde del domingo en el Tito Tomaghello, nada bien le salió al Halcón y todo perfecto a Arsenal. Fue un contundente y justo 3 a 0, pero pudo haber terminado en una goleada mayor. Defensa volvió a plantear un 3-4-1-2 con Loaiza como marcador central derecho, cuando su posición natural es del volante central. El ex San Lorenzo no hizo pie en todo el partido. Marcelo Herrera jugó de líbero y tampoco estuvo a la altura, lo mismo que Gonzalo Piovi por la izquierda. Rafael Delgado jugó de carrilero izquierdo y estuvo muy lejos del nivel del semestre pasado. Guido Mainero intentó hacer lo propio por la derecha, siendo quizás lo más peligroso que mostró el equipo. Diego Rodríguez fue el volante central retrasado y jugó quizás, el peor partido en su carrera. El uruguayo falló mucho e hizo jugar al equipo. Lo mismo para Neri Cardozo. El paraguayo Ojeda, también fue de lo mejor en el primer tiempo al igual que Nico Fernández. Fernando Márquez, volvió a tener un partido flojo. Nadie se destacó en lo individual y eso repercutió en lo colectivo. Desde el principio se notó que Arsenal tenía muy claro que lo debía hacer dentro del campo. Replegarse en su zona y salir rápido de contragolpe aprovechando la velocidad de sus delanteros y las ventajas que daba el Halcón en el fondo. La visita impuso condiciones en el trato del balón y también en la dinámica de sus jugadores. Ellos parecían jugar a otro ritmo y Defensa sin ritmo e inconexo. Llamó la atención el mal partido de Rodríguez y Cardozo, los dos refuerzos de jerarquía que llegaron para darle el salto de calidad al equipo. Mariano Soso deberá hacer una fuerte autocrítica en los planteos tácticos que viene realizando y en los once jugadores que viene eligiendo. Julio González no puede estar fuera del equipo, lo mismo para Ignacio Aliseda. Retomar el 4-1-1-3, podría ser una alternativa válida. Se viene una semana con mucha crítica para éste plantel que tendrá revancha el próximo sábado en La Plata, ante justamente el rival que dejo en el camino el Halcón en la Copa Argentina. Nunca es fácil jugar en el Bosque platense, pero éste grupo deberá demostrar su sed de revancha luego de la derrota ante Arsenal. En Primera División el Halcón no había sido superado de tal magnitud. Ni contra los más grandes ni tampoco en las copas internacionales. Fue una dura cachetada de realidad para un equipo que deberá replantearse muchas cuestiones.

Comentarios

comments

Compartir