Defensa volvió a los entrenamientos tras la derrota en La Plata

0
Compartir

Por Guido Cichello.- El plantel Halcón ya piensa en la revancha ante Gimnasia del próximo domingo 17.45 en el Tito Tomaghello. Beccacece deberá variar cuestiones tácticas para recuperar la identidad perdida.

 

 

 

 

Fue una injusta derrota, Gimnasia no fue más que el Halcón pero supo golpear en el momento justo y luego sí mantener la ventaja basándose en una táctica destructiva y muy física. El césped alto, algunos fallos arbitrales polémicos, fueron mucho para éste Defensa y Justicia que en el 2019 ha tenido poco vuelo futbolístico. El primer tiempo ante Boca, el segundo contra Banfield, pasajes de algunos partidos y mucha fortuna para definir en los últimos minutos de los partidos, fueron las claves del éxito para éste Halcón que llegó con lo justo a pelearle el campeonato a Racing. Ahora la historia es otra, mano a mano ante un Gimnasia de La Plata que no le sobra nada y que pelea cada pelota como si fuese la última. Nuevamente el Halcón no tuvo volumen de juego, no encontró los espacios con Leonel Miranda, bien marcado, ni tampoco con Matías Rojas, otro que estuvo  ausente. Llegó poco la pelota arriba para el desequilibrio por las bandas o el centro con Nicolás Fernández. Algunas corridas de Ignacio Aliseda llevaron peligro a Arias, que con la pelota que tapó al comienzo del juego, se convirtió en una de las figuras del partido. Pero Ezequiel Unsain también participó, prendiendo la alarma en la última línea. Defensa nunca le encontró la vuelta al partido y terminó sufriendo más de la cuenta ante un Gimnasia de La Plata que tiene poco y nada. Con entrega, orden y sacrificio, suplió las falencias futbolísticas en lo colectivo y emparejó la serie, para abajo. Beccacece tampoco logró encontrarle la vuelta desde la estrategia y mucho menos con los cambios. Éstos llegaron demasiado tarde y dio la sensación que con más minutos en cancha de Castro y Merlini, el equipo hubiese generado más peligro. Ahora el gran desafío es ganar en casa, recuperar la mística y así acceder a los 4tos de final de la Copa de la Superliga. Será otro partido el del próximo domingo. La pelota correrá mejor, Defensa saldrá a presionar bien alto  y a tratar de someter a su rival desde el comienzo hasta el final. No se conformará el equipo con anotar un tanto y forzar los penales, buscará el primero e irá en busca del segundo. Gimnasia sabe que anotando un gol, obligará al rival a marcar 3. Será un partido muy físico, como fue la ida, pero siendo local Defensa tiene más chances de someter a sus adversarios. El del domingo podría ser el último partido de varios de éstos jugadores que tantas alegrías le dieron a sus hinchas. Lisandro Martínez no seguirá, se habla de un precio de 6 millones de dólares. River Plate lo quiere, y desde México también. En caso de que Defensa pase de ronda, todo se dilatará hasta la propia decisión de Sebastián Beccacece de seguir o buscar otro rumbo. Mucho se habló en los últimos días del alejamiento de Ariel Holan de Independiente y de la posibilidad de Beccacece de ir al club de Avellaneda. Económicamente el Halcón no pude competir con grande o con equipos del extranjero. En Brasil también lo buscan al DT Halcón. Pero mirando lo deportivo, el Halcón afrontará Copa Libertadores por primera vez en su historia y en caso de mantener la base de éste plantel, Beccacece se vería tentando desde lo deportivo. Se vienen semanas a pura negociación, las cuales serán importantes mirando en el futuro cercano y en las posibilidades de Defensa de pelear en varios frentes a partir del próximo semestre. Habrá que ir paso a paso, primero pensar en la revancha ante Gimnasia y luego sí, en negociar con los jugadores y el cuerpo técnico las renovaciones.

 

 

 

Comentarios

comments

Compartir