Defensa y Justicia: Lo que dejó el empate sin goles de local ante Huracán

0
Compartir

Por Guido Cichello.

Es prematuro hacer un análisis del trabajo de Manuel Fernández al mando del primer equipo Halcón, sin embargo se vieron pinceladas de su mano que entusiasman de cara al futuro cercano.

 

La línea de 4 defensores, el enganche con tres puntas, el orden defensivo, la presión de los volantes y algunas jugadas de balón detenido, fueron el nuevo sello del técnico Manuel Fernández, quien llegó para ser el entrenador del selectivo de reserva, pero que, por la salida de Vivas, se hizo cargo del plantel profesional. Tiene mucho futuro como técnico y algo de eso se observó el viernes pasado en el empate sin goles ante Huracán. Partido en donde Defensa mereció mejor suerte y quedarse con los tres puntos ante un duro rival que tiene un entrenador de mucha experiencia como Gustavo Alfaro.

 

 

El parado táctico entusiasma desde la idea y también en los nombres. Nada cambió de los jugadores que utilizaba Vivas, pero mucho en la idea táctica y estratégica. Para muchos Luis Jérez Silva y Pablo Alvarado no podían compartir más la última línea, pero Manuel Fernández demostró que los desacoples defensivos del pasado no son culpa de los nombres propios sino de la idea táctica del anterior técnico. Es complejo hacer un análisis minucioso con apenas 90 minutos, sin embargo hay detalles que marcan un cambio positivo en el equipo. La línea de 4 defensores estuvo integrada por Ignacio Rivero como lateral derecho, Luis Jerez Silva y Pablo Alvarado como centrales y Rafael Delgado de marcador izquierdo. Cuando los laterales pasaban al ataque, era Andrés Cubas el encargo de hacer los relevos o meterse entre los centrales. También Leonel Miranda colaboró con esa función defensiva. El trabajo de Gonzalo Castellani es digno de destacar, sobre todo cuando el equipo no tenía la pelota. Él se recostaba por la izquierda para cubrir posición y salía despedido hacia adelante tirándose hacia el medio, para armar juego cuando la pelota estaba en posesión del Halcón. Los tres puntas fueron Ciro Rius por derecha, Fernando Marquez por el centro y Fabián Bordagaray por izquierda. No tuvieron la conexión deseada, pero con el correr de los partidos irán teniendo ese circuito de juego necesario en los últimos metros para generar situaciones de gol. En lo defensivo el equipo cumplió. Huracán tuvo la más clara al comienzo del juego cuando Guanchope Ávila quedó mano a mano con Arias. Parecía que los fantasmas reaparecían, pero esa fue la única distracción que tuvo el equipo en todo el partido. En ataque, también se jugó bien, o al menos, se generaron muchas situaciones de gol. Castellani tuvo una en el primer tiempo que hizo lucir a Marcos Díaz. También Bordagaray, Marquez y el ingresado Nicolás Fernández lo pudieron definir pero no tuvieron la fortuna de su lado. A veces cuando eso ocurre y no se puede ganar, no hay que perder. El equipo lo entendió y terminó poblando la zona central del campo y resignando jugadores en ofensiva. El desgaste lo hizo Defensa, las mejores situaciones las tuvo el Halcón y los tres puntos debieron quedar en Varela. Manuel Fernández se lleva un aprobado a pesar del empate. Ahora tendrá dos semanas para seguir imponiendo su idea. El próximo fin de semana habrá fecha FIFA la Selección Argentina recibirá el jueves a Perú en La Bombonera y luego visitará a Ecuador el día martes. Ya la otra semana, el equipo visitará a un también irregular San Lorenzo de Almagro que viene de quedar fuera de la Copa Libertadores y que tampoco tiene entrenador. Será un duelo de necesitados en donde quien se equivoque menos tendrá las mayores chances de quedarse con los tres puntos. Esos que le darán calma al ganador y que dejará sin aires al perdedor.

Comentarios

comments

Compartir