El asalto al Banco Santander Río pone en tela de juicio el plan de seguridad en Varela

0
Compartir

Dos sujetos armados se llevaron más de medio millón de pesos en solo tres minutos. Estudiaron el área para comprobar la ausencia de policías en la zona. ¿Dónde esta la Policía Local en Florencio Varela? Eso se preguntó el intendente.

En diciembre de 2018 el jefe comunal de Florencio Varea, doctor Andrés Watson, se preguntó en una nota con Varela al Día por la no presencia de policías en las calles de, al menos, el centro varelense. Por aquellos días este diario se preguntaba también por la no presencia de la policía en la Plaza Central. Nada cambió desde la pregunta de la más alta autoridad del distrito.
En ese tren de situaciones, caben otros varios interrogantes: ¿Cuál es la coordinación que el área de seguridad municipal tiene con la Policía Local para distribuir los agentes en las zonas más necesarias? Ni una palabra por más que se publique mil veces. El bombero a cargo de la seguridad municipal y su mano derecha, el director de la Defensa Civil, no tienen plan, no dicen nada y no participan con iniciativas.
La prueba más clara de la veracidad de lo ante señalado, está en los hechos que se generaron ayer en la sucursal centro del Banco Santander Río, ubicado en la colectora oeste de la avenida San Martín. Zona vigilada por el sistema de cámara y donde deberían circular patrulleros, policías en moto, policías en bicicleta, policías caminantes, camionetas de la guardia comunal, motociclistas de tránsito, camionetas de Gendarmería, caminantes de Gendarmería, caminantes de la Comisaria Primera, los Starsky y Hutch del Servicio de Calle. Nadie. Absolutamente nadie.
Ayer, como todos los días, no había nadie y esta zona liberada a los delincuentes de todo tipo fue aprovechada para perpetrar un particular asalto al Santander Río.
Dos sujetos, uno de 25 años aproximadamente y su jefe, de unos 45, ingresaron al banco sabiendo que afuera no había nadie que los detuviera en la huida.
De un auto Chrysler PT Cruiser de color negro, sin patente a la vista (¿Cómo es posible que se pueda circular sin patentes sin ser detenido?) que estacionó en la calle San Luis, del lado sur de las vías del tren Roca, bajaron los dos sujetos. El más joven lucia una remera de color azul y el restante una chomba blanca, según quedaron reflejados en el sistema de monitoreo interno del banco. Cruzaron las vías y caminaron por concejal Pagani para tomar la colectora y llegar al banco.

Tras el asalto llegaron los oficiales de la Policía Local.

El reloj marcaba las 14.50. Los falsos clientes entraron al banco y simularon esperar un turno en caja. Cuando el agente de la seguridad privada cerró la puerta de ingreso al público, pues terminaba la jornada de atención, el sujeto de remera azul desenfundó un arma y tomó por el cuello al agente de Prosegur. Con el agente dominado, el hampón de mayor edad ordenó que se abriera la puerta del sistema de cajas. Son cuatro las cajas habilitadas. El policía que está en el interior de la cabina de seguridad disparó el sistema de alarma. A partir de entonces los sujetos tenían 3 minutos para perpetrar el robo. El sistema de caja cuenta con un tubo por donde el dinero de las cajas es trasladado cada 10 minutos. En poder de los cajeros había 180 mil pesos por cada caja. Fueron tres las saqueadas y además unos 38.000 pesos que estaban sobre un mueble. El hampón que llevaba la vos de mando ordenó al tesorero que abriera el tesoro. El empleado bancario le hizo saber que una vez que se solicita la apertura del tesoro demora el sistema unos 5 minutos. El tiempo ya no daba. El alerta llegó a la comisaría primera. El policía de la garita interna no salió del habitáculo blindado para no generar un tiroteo en el interior del banco, pues aun había dos clientes. Los delincuentes salieron a la calle con una bolsa y el los fajos de dineros sustraídos. Huyeron como llegaron. Cuando la policía llegó ya era tarde. En la calle no había nadie.
Será hora de revisar el sistema de policía de acercamiento, pues no es muy complicado ver policías de la jefatura local custodiando negocios privados, en especial súper chinos.

Comentarios

comments

Compartir