El cementerio municipal local necesita una mayor atención por los servicios que cobra

0
Compartir

Una vez más el cementerio municipal de Florencio Varela ocupa un espacio de prensa con el cual se tratará de empujar que para algunas cosas mejoren. Sabido es que muchos funcionarios reniegan de las publicaciones de los medios y aseguran que ellos “no gobiernan por la prensa” . La prensa solo trata de dar visibilidad a una situación y con la sana intención de modificarla. Pero casi nunca es tomada en cuenta para que ello suceda.
En ese marco una vez mas nos ocupa el estado del cementerio. Ayer lo visitamos en ocasión de acompañar a la familia Barrientos (ver Pag 8-9) y nos encontramos con un campo santo cercado por los yuyos. Con un sector donde juntan la basura y la queman. Con trabajadores que se quejan y hablan por lo bajo. Y al mismo tiempo los servicios que se pagan por renovaciones son cada año mas caros en el marco de las Ordenanzas Fiscales que los concejales sancionan. Recordemos que en nuestro cementerio hay gente humilde que hace un esfuerzo para abonar las altas tasas. Quienes tienen otro poder adquisitivo se van afuera.
“Nosotros no damos abasto para el mantenimiento. Nos están matando. Hay dos sepultureros y muchos compañeros están de ART y enfermos. Nos explotan. Nadie quiere trabajar. Nosotros aca tenemos que estar poniendo la cara con la gente que se queja por los yuyos altos y la mugre. Más no podemos hacer”, dice un trabajador del cual no revelaremos su nombre.
Sobre los servicios de reducción se están escuchando números que van entre los 6 mil y 9 pesos. Todo pasa por la dirección. El personal municipal no puede recomendar a nadie. Y quien lo hace pude ser sancionado. Hay una cocheria local que se encarga de este servicio. Esto se habla en voz baja en el campo santo local. Y esto se habla desde hace varios meses. Hasta hay un video en la red social. Pero nada cambia.

Comentarios

comments

Compartir