El día que “La Banda del Fusil” regresó a Varela tras asesinar al empresario Venturini

0
Compartir

Los cuatro hombres, entre ellos Maximiliano “Pachu” Peñaflor, el histórico líder de una banda de secuestradores, que fueran detenidos a comienzos de abril pasado y acusados de integrar la “Banda del FAL”, a la que se le atribuyen el robo de seis millones de pesos en un hecho en el que terminó asesinado el empresario varelense Aldo Venturini, el último día de enero pasado, regresaron a Florencio Varela pero para estar frente al Juez de Garantías, Diego Agüero, en el marco de la causa que investiga los hechos.
Con extremas medidas de seguridad, que incluyeron efectivos del Servicio Penitenciario armados y camuflados, perros de policía y el corte al tránsito en las esquinas de Mitre y Pringles y Brown y Mitre, los cuatro peligrosos delincuentes llegaron en horas tempranas de la mañana para terminar con el tramite pasadas las 13 horas.

Otras causas
En total se investiga a la organización por alrededor de 50 hechos delictivos, aunque por ahora se le imputarán diez causas, y que la banda se formó en la cárcel cuando sus integrantes cumplían condenas.
Su presunto líder, “Pachu” Peñaflor (39), recuperó la libertad en abril del año pasado luego de cumplir varios años de condena, ya que durante la primera década del 2000 fue investigado y mencionado por varios secuestros extorsivos resonantes como el Antonio Echarri, padre del actor Pablo Echarri, ocurrido en 2002 en Avellaneda; el de Cristian Ramaro, en Tigre en 2004; y el del adolescente Nicolás Garnil, en San Isidro en 2005.
Según las fuentes, escuchas directas, cruces telefónicos, seguimientos de cámaras de seguridad, cotejos balísticos y la declaración de testigos de identidad reservada permitieron identificar a los integrantes de esta organización.
La denominada “Banda del FAL” fue bautizada así por los fusiles de guerra que empleaban para cometer los hechos.
También se incautaron tres pistolas 9 milímetros -dos marca Bersa y otra Taurus-, nueve cargadores de fusil, once de pistolas, 300 balas, handies con frecuencias policiales, dinero en efectivo, varios celulares, un estuche de guitarra donde guardaban las armas, pasamontañas y guantes. Para su detención se hicieron 16 allanamientos en los partidos bonaerense de Pilar, Malvinas Argentinas, Moreno, Merlo, Almirante Brown, Ezeiza y Tres de Febrero.
Los otros tres presuntos integrantes de la “Banda del FAL” detenidos junto a Peñaflor son Juan Carlos Mendoza (35); Laureano Juan Nievas Torres (38), alias “Nani”; y Gustavo Olivera (42), alias “Cabezón”.
Olivera es el integrante de la banda que el día del crimen de Venturini resultó herido de bala por los policías que lo custodiaban y ahora se espera el resultado del cotejo de ADN, que se hará entre su perfil genético y el de la sangre hallada en la camioneta usada en el hecho por los delincuentes, para saber si hay coincidencia.
La organización recaudó botines millonarios, ya que además del crimen de Venturini, en el que se llevaron seis millones de pesos en la esquina de República de Francia y Necochea, cometieron entre octubre del año pasado y marzo de este año al menos siete secuestros extorsivos y cuatro robos a bancos en los que se llevaron más de dos millones con la modalidad de entrar rompiendo el blíndex a mazazos y llevarse el dinero para la recarga de cajeros.

Comentarios

comments

Compartir