El Halcón empató 1 a 1 de local ante Vasco da Gama por la copa Sudamericana

0
Compartir

Por Guido Cichello.

 

Luego de un primer tiempo disputado y sin emociones, el Halcón apretó los dientes en el complemento y lo pudo haber ganado. Vasco se ponía 1 a 0 pero Brian Romero lo empataba.

 

 

 

En la previa el partido se presentaba complejo, no tanto por el rival sino sobre todo mirando puertas adentro. El Halcón no llegaba bien, con más dudas que certezas y con un equipo sin confianza. Los jugadores necesitaban una victoria para salir de perdedores y volver a soñar en el plano internacional. Crespo volvía a poner línea de 4, sorprendiendo con Britez de lateral izquierdo siendo él derecho. Breintembruch de lateral derecho, y el resto todo igual. Volver a la línea de 4 presagiaba más solidez defensiva, la cual se terminó consiguiendo a pesar del gol. Ellos en todo el partido, sólo tuvieron dos, una que tapó espectacularmente Unsain en el primer tiempo  y luego el gol en el segundo, nada más. En cambio Defensa contó con más de 4 jugadas netas de gol.

 

Lo ideal hubieses sido ganar sin recibir goles. No se puedo ni una cosa ni la otra. Pero el empate 1 a 1 no termina siendo mal negocio por cómo se dio el partido. Parecía que Vasco se llevaba a Brasil los tres puntos, de manera inmerecida. El primer tiempo fue parejo, ambos equipos presionaban la salida del otro, obligando al error. Allí falló más Vasco, pero el Halcón no pudo cristalizar esas situaciones de gol. A los 10 minutos de juego Loaiza lesionado era reemplazado por el Chaco Acevedo. En cuanto a llegadas, Ciro Rius fue protagonista de 3 goles pero todos en fuera de juego. Los brasileños tuvieron la más clara de contragolpe pero Unsain tapó bien el mano a mano para mantear el 0 a 0. Esa fue la única peligrosa de los cariocas. Defensa trataba de tener la pelota, pero le costaba ser profundo. Los minutos pasaban y el primer tiempo se moría. El segundo tiempo fue distinto, ellos hicieron el gol al comienzo del mismo y luego se refugiaron en su zona, conservando la ventaja. Hicieron tiempo y casi no cruzaron la mitad de cancha. Acevedo y Benítez se pusieron el equipo al hombro, iniciaron las jugadas ellos y recuperaron ganando todos los rebotes. Pero los minutos pasaban y el gol no llegaba. Los cambios intentaron darle al equipo más presencia ofensiva, sobre todo con Hachen, quien entró con ganas de revertir la historia. Un cabezazo de David Martínez, hacía lucir al arquero visitante, pero no mucho más. Defensa atacaba pero no era muy profundo. Hasta que el Cholo Benítez filtró un pase para Brian Romero que sólo se generó el espacio y sacó un potente remate que se le coló al arquero a su palo derecho. Era el merecido 1 a 1. Lo que restó del partido, fue un monologo del local. La pelota y el terreno de juego eran de Defensa. Pero le costaba la puntada final. El empate terminó siendo negocio, no por cómo jugó su rival, sino por cómo se dio el partido, desfavorable con la ventaja del rival. En el segundo tiempo Defensa demostró el carácter que debe tener durante los 90 minutos. Es cierto que los rivales también juegan, que el Halcón no tiene mucho recambio, producto de eso la lesión de Raúl Loaiza. Tampoco en el banco de relevos Crespo tiene muchas variantes, salvo apostar a algunos pibes de la reserva. Ahora, a sumar de a tres en el torneo local, pero con la cabeza puesta en la revancha de la Sudamericana, pasó a ser éste el principal objetivo luego de un arranque de la LPF sin haber podido sumar de a tres. Mirando la mitad del vaso lleno, no se perdió, se fue superior al rival y se mira la revancha con mucha confianza y expectativa. Habrá que recuperar a los lesionados, Loaiza y Benítez y primero pensar en Central Córdoba y luego en el choque en Rio de Jainero ante Vasco.

Comentarios

comments

Compartir