El Halcón mereció más en el injusto empate 1 a 1 de visitante ante Lanús

0
Compartir

Defensa jugó un gran segundo tiempo en donde dominó de principio a fin a su rival. Fue 1 a 1 pero debió ser triunfo para los de Hernán Crespo. Los pibes, siguen sumando muy buenos minutos. 

 

Por Guido Cichello.- Defensa volvió a jugar un gran partido, en este caso no logró sumar de a tres pero pudo desnudar falencias de un Lanús, siempre prolijo y peligroso. En la previa se enfrentaban 2 equipos con formaciones alternativas. Lanús, luego de eliminar a Independiente por la Copa Sudamericana había decidido darles descanso a los titulares tras semejante esfuerzo. Por su parte, Hernán Crespo, también puso un equipo B, pero con mayoría de experimentados. La idea del DT es poner lo mejor en cancha el próximo miércoles ante Estudiantes de La Plata por el encuentro pendiente de la Copa de la Superliga en Varela. Allí en caso de que el Halcón gane, tendrá mayores chances de ingresar a la Libertadores versión 2021. Dependiendo de algunos resultados más, podría jugar el certamen internacional. Ganando por 4 goles, se asegurará la plaza, pero si vence por la mínima también podría tener alguna posibilidad. El partido arrancó complicado en La Fortaleza Granate. Ellos de balón detenido encontraban la ventaja. Fernando Camacho no llegó a despejar, el balón le rebotó para que el defensor local, Thaller, ponga el 1 a 0 parcial. Con la ventaja ellos se acomodaron mejor. Al Halcón le costaba encontrar la pelota, Lanús estaba mejor parado. Pero con el correr de los minutos, todo fue cambiando. Defensa salió unos metros, comenzó a presionar más arriba y eso tuvo su rédito. Hachen comenzó a tener el balón, Merentiel a ganar sus duelos y lo mismo en la zona media con Escalante y Fernández. Lanús, dejó de preocupar para sólo correr detrás del balón. Y esa supremacía tuvo su fruto, luego de una gran asistencia de Hachen, fue Merentiel quien ponía la merecida ventaja. En el segundo tiempo ese dominio se acrecentó aún más. Era un monologo futbolístico de los de Hernán Crespo. Todo el complemento se jugó en campo de Lanús, el arquero Ledesma casi no tuvo intervención, salvo con los pies para organizar la salida. Los defensores ganaban todos en el mano a mano, el medio monopolizaba el balón y cuando lo perdía lo recuperaba rápido y los delanteros, también imponían condiciones. Pero el gol no llegaba. Breintembruch tuvo una muy clara, Merentiel también, y luego Camacho. Pero la pelota no quería entrar. Defensa controlaba el partido, pero le costaba traducir eso en la red. Los minutos fueron pasando y el local sólo tuvo una clara a poco del terminar el encuentro. El empate terminó conformando al conjunto de Zubeldía y dejando un sabor amargo en el Halcón que merecía los tres puntos. Así todo, el saldo es netamente positivo. Los pibes del club siguen sumando minutos. Crespo, en ésta oportunidad sólo puso a Escalante de titular, pero luego ingresaron Herrera y Luayza, quienes también lo hicieron de gran forma. La figura fue Gabriel Hachen, pero estuvo bien secundado por sus compañeros. Defensa recuperó la memoria, no ganó, pero demostró que puede jugarle de igual a igual a cualquiera y sin necesidad de tener todos sus titulares Ahora el gran objetivo deportivo es golear a Estudiantes y soñar con desplazar a Vélez de la Copa Libertadores versión 2021. Ese es el gran objetivo de éste 2020, además de encontrar la mejor forma física para llegar al duelo de semifinales ante Coquimbo de Chile de la mejor manera. El Halcón está a un paso de la final de la Copa Sudamericana, hecho que podría significar un hito en la humilde historia del club. Soñar en grande no cuesta nada.

 

 

Comentarios

comments

Compartir