El Halcón no pudo con Unión y Racing terminó gritando Campeón

0
Compartir

Por Guido Cichello.- En un final dramático, Defensa no podía superar a Unión mientras que Tigre le empataba a Racing. El milagro no llegó y la Superliga terminó siendo para La Academia quien gritó campeón en Victoria.

 

 

 

 

Es difícil analizar fríamente lo que sucedió ayer en el Tito Tomaghello y también en cancha de Tigre. Todo lo que ligó el Halcón durante éste 2019, no le sucedió ante Unión ni tampoco en el partido que Racing empató con Tigre. Cronológicamente, el equipo de Sebastián Beccacece nunca estuvo cerca de llegar a la tan ansiada final con Racing en la última fecha. El gol de Solari, tras un grave error del arquero de Tigre, marcaba el camino de los de Coudet al campeonato. Tigre casi no había llegado en el primer tiempo y comenzaba el segundo perdiendo 1 a 0. Mientras tanto en Varela el Halcón no podía con Unión que se defendía bien y complicaba de contragolpe. Casi no había tenido situaciones claras de gol el conjunto de Beccacece que venía, con el correr de los minutos, lo complejo que iba a ser ganarle al Tatengue. Los 4 equipos jugaban por algo, y eso se traducía en las ganas y empuje de cada equipo. El primero en golpear fue Racing, quien se puso 1 a 0 al comienzo del segundo tiempo. Defensa iba con más empuje que ideas pero no podía contra Nereo Fernández, el buen arquero visitante. Delgado le cometía penal a un delantero de Unión pero el árbitro lo perdonaba. Hubiese sido el fin de un sueño. Pero los minutos pasaban, no llegaban buenas noticias de Victoria. Para colmo, a un minuto del final del partido, Unión, a través de Lotti ponía el 1 a 0 parcial.

 

Sueño terminado, o al menos eso parecía. Pero rápidamente Matías Rojas encontró el empate al mismo tiempo que Tigre le empataba a Racing. Con un gol más de Tigre u otro del Halcón, podía haber finalísima en Avellaneda. Pero nada de eso ocurrió, ambos partidos terminaron empatados y fue Racing quien terminó festejando el campeonato. Queda la bronca por saber que sólo del Halcón dependió llegar a una final con Racing. Pero nuevamente el equipo no jugó bien, como en la mayoría de los partidos de éste 2019. Ganó la mayoría a poco del final de los encuentros, sin sobrarle nada y con más empuje, corazón  y coraje, que buen fútbol o juego asociado. Lo mejor se vió en el primer tiempo ante Boca, pero no mucho más. Y lo mismo pasó con Unión, equipo que supo meterse bien atrás, defender cerca de su zona, y complicar de contragolpe. Lo que ocurrió en el final fue producto de la desesperación, pero antes hubo un partido en donde Defensa no logró imponer condiciones a pesar de estar obligado a ganar el juego. Ahora sólo resta entender que el esfuerzo no fue en vano, que éste equipo marcará un antes y un después en la historia del Halcón y que el hincha estará eternamente agradecido a éste cuerpo técnico y jugadores. Beccacece armó un equipo muy competitivo el cual le dio muchas alegrías a la gente, sólo faltó el último paso, el cual no se pudo dar, no sólo por propia inoperancia del Halcón, sino también porque enfrente hubo un equipo duro como lo fue Unión de Santa Fé. Ahora se viene la Copa de la Superliga, será difícil afrontar éste nuevo desafío tras el duro golpe de ayer. Racing es el merecido campeón, fue quien más puntos sumó y quien, en la mayoría de los partidos, logró imponer condiciones. La última fecha justamente será en el Cilindro, se verán las caras los dos mejores equipos del torneo, pero uno ya habiendo festejado el título y sólo pensando en disfrutar del logro. Defensa irá con ganas de demostrar quién es el mejor realmente, a pesar del festejo anticipado que tendrá Racing con su gente y los jugadores. El mundo Halcón tiene que estar orgulloso de la campaña realizada y de sus jugadores y cuerpo técnico.

 

Comentarios

comments

Compartir