El Halcón voló alto ante el Tatengue en Santa Fé

68
0
Compartir
Foto Gentileza La Nación

Por Guido Cichello.- Sin sobrarle nada, pero poniendo lo que hay que poner en éste tipo de partidos chivos, el equipo ganó merecidamente y se llevó tres puntos valiosos en su lucha por mantener la categoría.

Se jugó como una final y se festejó el triunfo como un campeonato. Es que Defensa, con varios equipos más, juegan un campeonato aparte. Ese de mantener la categoría y sumar la mayor cantidad de puntos para salir de la zona roja de la tabla de promedios. Ahora son 12 los puntos que separan a los de Beccacece con el último descendido, Olimpo. Pero para ganar Defensa tuvo que batallar más de la cuenta. El Halcón no está acostumbrado a ponerse el overol y sí a tener la pelota, jugar en campo rival, presionar y generar situaciones de gol. Pero en Santa Fé ocurrió todo lo contrario. Tuvo sólo tres situaciones netas de gol y marcó dos. Tuvo la efectividad que en otros juegos no, en donde generaba más de diez oportunidades claras y no convertía ninguna. Pero además de la efectividad, Defensa se mostró combativo, luchador, generoso en la recuperación y no se puso colorado a la hora de disputar cada pelota como si fuese una final. El objetivo estaba muy claro y era el de ganar, y vaya si lo consiguió. En el primer tiempo sufrió más de la cuenta. De hecho Unión tuvo una muy clara pero Arias terminó salvando al equipo en un mano a mano. Antes Andrés Ríos había puesto a Defensa en ventaja desde los once pasos, luego de que el árbitro Paletta cobrar un dudoso penal a favor del Halcón. Los primeros 45 minutos habían sido parejos, pero Defensa se iba al descanso un gol arriba. Ya en la segunda mitad, Unión presionó más, comenzó a ganar los rebotes y las segundas pelotas. Dominaba el juego, pero no las situaciones de gol, de hecho Arias casi no tenía participación. El ingreso de Castellani le daba al equipo mayor presencia para tener la pelota, pero el Tatengue seguía presionando, con más ganas y empuje que buen juego, pero complicaba al fin. Hasta que a poco del final, Barbosa tomó la lanza, como lo hace habitualmente y terminó asistiendo a Rivero, que a esa altura jugaba de delantero. El uruguayo no falló, definió bárbaro y salió gritando el 2 a 0 final. En los últimos minutos Unión tuvo alguna que otra situación, pero el juego ya estaba cerrado a favor del Halcón. Beccacece destacó la victoria, el equipo venía buscando un partido así, desde Huracán, Boca, San Pablo y Olimpo que Defensa venía haciendo méritos suficientes para merecer mejor suerte. Tocó ante Unión y habrá que festejarlo, siempre entendiendo que sólo fue un partido y que aún queda mucho camino por recorrer. Ahora se viene Lanús, otro duro rival que tiene la cabeza puesta en la Copa Libertadores y no tanto en el torneo local. Eso debe ser aprovechado por el Halcón que debe focalizar en sumar la mayor cantidad de puntos. Hay mucho por corregir, eso es cierto, pero siempre hacerlo habiendo ganado es mejor que con una derrota. Salud Halcón, disfrute éste presente exitoso y anímese a soñar en grande.

Comentarios

comments

Compartir