El homicidio de la moza del “Bar Rojo” ya tiene tribunal

0
Compartir

El TOC Nº 1 llevará adelante el juicio oral contra el remisero Héctor Velázquez, acusado del crimen de la moza de un bar céntrico de Florencio Varela.

La causa por el crimen de la moza del “Bar Rojo”, ubicado en 25 de Mayo y Chacabuco de Florencio Varela, en la equina de la Municipalidad, y que fue ahorcada con una chalina por un remisero, para arrojar su cuerpo en la Ruta 36, será juzgado por el Tribunal Oral Criminal Nº 1 de Quilmes; según informo el Diario El Sol de Quilmes. Las actuaciones se elevaron a juicio el 3 de mayo de este año y resta saber cuándo se fijará fecha de debate oral y público.
El cuerpo de Micaela Elías, de 36 años, presentaba signos de violencia previos a su ahorcamiento y fue encontrado en el cruce de la ruta 36 y la calle 970, en Florencio Varela. El chofer quedó incriminado luego de que la Policía encontrara en su auto pertenencias de la mujer con quien mantenía una relación de obsesión.
Las lesiones de Elías, de 36 años, evidenciaron su desesperado intento por defenderse del homicida. En ese sentido, los especialistas médicos de la Policía habían informado que la víctima poseía “lesiones en el rostro y en la mama izquierda”, al tiempo que constataron que el causal de muerte fue “ahorcamiento con una chalina que poseía, anudada en la parte trasera”.
Por otra parte, los peritos policiales habían descartado que la escena del crimen fuese el lugar donde aparecieron los restos de la mesera, hallada por un transeúnte en el cruce de la Ruta Nº 36 y la calle 970, en Florencio Varela.
La fiscal Gisela Olszaniecki fue quien llevó adelante la instrucción de la causa. Efectivos de la comisaría 4ª de Bosques habían intervenido en el caso y se habían entrevistado con familiares de la víctima, quienes informaban que Elías estaba divorciada desde hacía varios años y producto de esa relación tenía una hija. El nuevo novio de la mesera aparecía como el principal sospechoso del brutal crimen. No obstante, la Policía comprobó que Elías había realizado un llamado por teléfono a una remisería, media hora antes del horario en el que debía ingresar a trabajar en un bar del centro del distrito.
Héctor Velázquez, de 61 años, remisero y nacido en Misiones, era detenido por efectivos y tras incautársele el Renault 12 con el que trabajaba, fueron encontrados en el rodado un pañuelo y un aro de la víctima. A esto se sumaron testigos que lo vieron deshacerse del cuerpo en un descampado de la Ruta 36. Ahora estará sentado en el banquillo de los acusados y será juzgado por los magistrados Marcela Vissio, Cecilia Maffei y Pablo Pereyra.

Comentarios

comments

Compartir