El “Pata” Medina cayó por el enfrentamiento que tuvo con la UOCRA de Olmedo en Pereyra

0
Compartir

El arresto del sindicalista se concretó gracias a un reclamo de vecinos de la estación Pereyra Iraola del tren eléctrico Roca, y no debido al accionar de la Casa Rosada. Es más: la administración de Mauricio Macri se mostró extremadamente pasiva frente a este conflicto que llevaba meses y que ahora culminó -tras el amparo presentado por los vecinos- con la detención del líder de la Uocra de La Plata.

(Urgente 24) Podría decirse que la detención del líder de la UOCRA sección La Plata, Juan Pablo ‘Pata’ Medina, se concretó gracias a un simple reclamo de vecinos de la estación Pereyra Iraola del tren eléctrico Roca, y no debido a la persecución de las mafias por parte de Mauricio Macri. Y también podría decirse que esta causa y posterior detención del sindicalista deja en evidencia la doble vara de la Casa Rosada: una cosa es el discurso “anti-mafias” y otra, en apariencia opuesta, son los hechos.
Para comprender estas afirmaciones previas, hace falta un breve recorrido por los inicios del asunto, que se remonta al pedido de una medida cautelar presentada por el periodista Roberto Anselmino (quien, en carácter de padre de alumnos del Colegio María Teresa Pereyra, pidió que se impida que las nuevas formaciones del tren Roca circulen hasta tanto no se realicen las obras en la estación Pereyra que garanticen la integridad física y la seguridad de los estudiantes que asisten a dicha institución ubicada a metros de esa estación) y el poserior reclamo de vecinos autoconvocados, pedidos por los que que el juez Luis Antonio Armella hizo lugar a un amparo colectivo.
En el marco de dicho amparo colectivo, el 5 de septiembre pasado se realizó una audiencia de la que participaron funcionarios del ministerio de Transporte, personal de Administración de Infraestructuras, apoderados del Estado, el ministro de Trabajo bonaerense Marcelo Villegas y representantes de la Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado (SOFSE), además de los vecinos que pidieron la medida. Dicha audiencia tenía por objeto indagar por qué las obras estaban paralizadas en la estación ferroviaria Pereyra.
En esa reunión, el juez -muy enojado, según pudo saber Urgente24- inquirió a las partes intervinientes qué era lo que estaba sucediendo. Lo más llamativo resultó la respuesta de los abogados del Estado: argumentaron que había un conflicto gremial y que por eso las obras se paralizaron. Entre balbuceos, los letrados contaron que en marzo pasado, mientras los trabajadores enrolados en Uocra Florencio Varela -que lidera Juan ‘Lagarto’ Olmedo- realizaban su trabajo, irrumpieron sindicalistas de Uocra La Plata y hubo un enfrentamiento, disparos de arma de fuego incluidos, por lo que los de Florencio Varela debieron refugiarse en casas de vecinos. Tras esta “batalla campal”, como algunos la describieron, los varelenses fueron expulsados y desde entonces, las obras estaban paradas.
Ante esta respuesta, Armella repreguntó a los apoderados del Estado por qué no habían realizado la denuncia correspondiente. Tras unos segundos de silencio, argumentaron que la denuncia la había realizado la empresa Coninsa en una comisaría de la provincia de Buenos Aires. Lo cual también resulta llamativo, tratándose de territorio federal… entonces el magistrado preguntó por qué no la habían presentado ante su juzgado, ante lo cual no hubo respuestas convicentes. “Son abogados, ustedes saben de estos temas, me extraña”, fueron, palabras más palabras menos, los dichos del magistrado, que fue muy duro con los apoderados del Estado.
En su denuncia penal, Coninsa relató que hubo “un intercambio de disparos entre estas dos facciones gremiales”, pero luego llegaron a un acuerdo para la realización de las obras.
La justificación del Estado para explicar por qué no se finalizaron las obras fue justamente que existió este acuerdo entre Coninsa y Uocra La Plata, acuerdo en el que se pautaron nuevos costos que el ministerio de Trabajo bonaerense no homologó, y por esa razón las obras fueron paralizadas.
En rigor, según pudo saber Urgente24, el ministerio de Trabajo bonaerense no homologó dicho acuerdo porque lo querían hacer extensivo a todas las obras del ferrocarril Roca, y argumentaron que entonces debía homologarlo el ministerio de Trabajo de la Nación.
Además, este nuevo acuerdo implicaba que “los costos de las obras a realizar en dicha estación habían sido incrementados” y que se debía incluir un “gasto extraordinario”. Armella continuó insistiendo en por qué el Estado no hizo nada ante esta situación…
En esa audiencia, el juez fijó un plazo de 5 meses para que se fiinalicen las obras. Por su parte, y tras la reunión, la fiscal Silvia Cavallo inició, de oficio, una causa penal por “extorsión” contra Uocra La Plata -liderada por el ‘Pata’ Medina- y Uocra Florencio Varela -liderada por ‘El Lagarto’ Olmedo-, y contra Coninsa, las tres partes participantes del conflicto. Esta causa fue la que derivó en la detención de Medina.
Sin embargo, y por el momento, el juez Armella fue sólo tras el líder de Uocra La Plata (no hay novedades acerca de si ‘Lagarto’ Olmedo continúa en la causa o fue excluido). Cabe destacar, en tanto, que el magistrado ordenó la detención del sindicalista sólo cuando los medios de comunicación empezaron a darle cámara en medio de su atrincheramiento, y una vez que Medina había ordenado a sus seguidores una actitud pacífica frente a su posible arresto.
En resumen, esta fue la situación que desembocó en la detención del titular de la Uocra La Plata. Pero lo más llamativo es la manera en la que el Gobierno nacional se presenta ahora, adjudicándose una lucha contra “las mafias” tras la detención de Medina, cuando en rigor los abogados del Estado no hicieron ninguna denuncia ni ante la paralización de las obras, ni ante el tiroteo que se produjo en marzo. Tampoco hizo nada el Gobierno para desalojar a los ocupantes ilegales de la estación Pereyra con el fin de realizar las obras. La administración de Mauricio Macri sólo salió a hablar del caso sólo una vez que la detención fue consumada.
Algunas versiones acerca de esta inacción previa del Gobierno para denunciar a Medina apuntan a Carlos Quintana, jefe de la UPCN y aliado y consejero del ‘Pata’, quien casualmente fue quien arregló con María Eugenia Vidal el “acuerdo histórico” en las paritarias estatales.
Por otra parte, se dice que en la Rosada temían que, al ser detenido, Medina prendiera el ventilador, por eso no le dieron tiempo a que dé un contragolpe: una vez que quedó detenido e incomunicado, se dieron a conocer los millones, los campos y los autos de alta gama que posee el líder la Uocra La Plata, con lo cual bajó considerablemente el apoyo de los trabajadores (de los miles que fueron a respaldarlo cuando se atrincheró, muy pocos fueron a apoyarlo durante su traslado para declarar).

Comentarios

comments

Compartir