El varelense Junior Zárate destronó a Juan Jurado y es el campeón argentino Mosca

0
Compartir

El jujeño perdió el sábado su cetro nacional ante el de Florencio Varela por puntos en el estadio del club Huracán de Parque Patricios. Era la tercera vez que defendía la corona.

El formoseño, radicado en Florencio Varela, Junior “El Demonio” Zárate se impuso sobre el jujeño Juan “Harry” Jurado, por puntos, en un amplio fallo unánime, tras diez asaltos, y así lo destronó del título argentino mosca, en un esperado duelo revancha, en el combate estelar de la velada desarrollada en la noche del sábado en el Club Atlético Huracán, en la ciudad de Buenos Aires.

En un encuentro vibrante y con un ritmo frenético, Zárate, ex integrante del seleccionado argentino amateur y actual Nº 1 del ranking argentino mosca, sacó a relucir lo mejor de sí para dominar con amplitud a Jurado, ex campeón latino supermosca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), que hacía la tercera exposición de su corona, y se vio claramente superado. Amparado en una gran agresividad, intensidad de movimientos y una estrategia a la que siempre se apegó, “El Demonio” controló siempre las acciones y conectó en cantidad sus cruzados y ascendentes de ambos puños al rostro. Si bien “Harry” se mantenía en pelea, la diferencia de precisión era notoria. Y por momentos, en el ring las distancias parecían inalcanzables. En un alto nivel, el formoseño demostró su superioridad y así se desquitó de lo ocurrido el 2 de marzo de 2018, cuando el jujeño se impuso en fallo unánime en San Salvador de Jujuy, y con este resultado conquistó su mayor logro.

Las tarjetas de los jueces expresaron la diferencia exhibida, al decretar: Alejandro Bokser 98-92, Javier Geido 99-91, y Héctor Miguel 99-91, todas a favor de Zárate.

Luego de un inicio equilibrado, Zárate comenzó a filtrar sus izquierdas cruzadas a la mejilla. Con mucho ritmo, se cruzaban en intensos intercambios pero la mayor velocidad y agresividad hacían la diferencia. Así fue que en el tercero, seguro de su dominio, “El Demonio” lo puso contra las cuerdas y combinó sus cruzados de ambos puños con sus ascendentes al rostro de un jujeño que no lo encontraba. Con sus eficaces desplazamientos de piernas, el retador acrecentaba las diferencias. En cada cruce, el nacido en Ibarreta, Formosa, hace 29 años y radicado en Florencio Varela, cerraba mejor con sus punzantes cruzados arriba. La ferocidad se acrecentó con intensos intercambios arriba y abajo y hacía sufrir al campeón. Las escasas veces que “Harry” acertaba, recibía unas ráfagas como respuesta. Jurado salió a quemar el resto sobre el final, el resultado ya estaba definido.

Comentarios

comments

Compartir