Emergencia económica: Axel Kicillof impulsa un aumento del 55% en los impuestos provinciales

0
Compartir

El peronismo en la provincia de Buenos Aires buscará aprobar hoy jueves en ambas cámaras de la Legislatura la ley impositiva 2020, la norma que define los impuestos que los contribuyentes deberán pagar el próximo año.

(LPO) Axel Kicillof exige un tratamiento express para poder aplicar la ley a partir del primer día de enero. El proyecto ingresó al Senado el martes 24 por la tarde y solo algunos legisladores pudieron analizarlo.
Con los 138 legisladores dispersos en todo el territorio bonaerense por la celebración de Navidad, las primeras reuniones ocurrirán recién sobre el mediodía del jueves, aunque hubo contactos telefónicos durante el feriado.
Desde Juntos por el Cambio aseguran que tienen la voluntad de darle al Gobernador las herramientas para poder gestionar, pero reconocen que los plazos que pautó el Ejecutivo son demasiado cortos.
Con mayoría en el Senado (26 sobre 46 senadores), los legisladores de María Eugenia Vidal tienen la llave para bloquear el tratamiento del proyecto. En Diputados el Frente de Todos tiene bloques aliados que le permiten llegar al número.
En la oposición hay malestar por la rapidez que exigen del Ejecutivo. «Cuando ganaron en octubre les abrimos todos los ministerios para que puedan ver los números. La verdad es que Kicillof podría haber enviado antes la ley fiscal, no un 24 a las cinco de la tarde», dicen en Juntos por el Cambio.
Además, remarcan el trabajo que se realizó hace pocos días cuando la Legislatura aprobó un paquete integral de emergencias pedido por el Gobernador. «Se trabajó bien durante varios días y alcanzamos los consensos», explican.
Sin tiempos para reuniones formales, se descarta que los ministros del Ejecutivo pasen por el Palacio Legislativo para explicar los puntos centrales, un trámite que ocurre todos los años cuando se trata este tipo de proyectos.
Desde las primeras horas de la mañana, los legisladores viajarán hacia La Plata y se estima que sobre el mediodía empiecen las primeras reuniones. Se prevé una larga jornada que podría terminar con una sesión sobre la madrugada del viernes.
Desde la oposición cuestionan una fuerte presión sobre los sectores medios y sectores altos en materia de impuesto Inmobiliario. Y -por otro lado- un viraje de 180 grados en materia de Ingresos Brutos, toda vez que lejos de buscar disminuir ese tributo, se marca una clara suba.
Para el caso del impuesto Inmobiliario Urbano, se establece un piso con una cuota fija que va desde los $207 y una alícuota sobre el excedente del límite mínimo de 0,028% en las unidades que tienen una valuación fiscal de hasta $179.851; y un techo de $118.646 y una alícuota de 1.725% para las unidades que cotizan más de 10 millones de pesos.
Respecto del inmobiliario, el gobierno determinó revalúo de propiedades urbanas y rurales, en un esquema de progresividad con subas de entre 15% para las propiedades de menor valor y del 75% para la de mayor valor, con un pico de 90% para algunas partidas del Inmobiliario Baldío.
En la oposición afirman que una suba del 75% en propiedades valuadas en $680.877 tendrá un impacto negativo directo sobre los sectores medios. «Cuando hablamos de una propiedad valuada en $680.000, no estamos haciendo referencia a un millonario», destacan.
En el caso de Inmobiliario Rural, además, se aplicará un esquema de «segmentación» similar al de las retenciones, para limitar el impacto de la suba en las partidas de menor valor.
En tanto, en el caso del Impuesto a los Ingresos Brutos, que explica el 70% de la recaudación de la provincia, se plantean subas en las alícuotas de algunas actividades, aunque se asegura que no serán mayores a un punto. Como se preveía tras la suspensión del pacto fiscal, no se seguirá avanzando con la baja progresiva de este tributo que se había comenzado a aplicar durante el gobierno de Vidal.

SEGUN LA PROVINCIA
Mediante un comunicado la Provincia fijó su posicion:
La provincia de Buenos Aires se encuentra atravesando una situación de emergencia. Para atender las urgencias y prioridades definidas es necesario mantener el nivel de ingresos del Estado provincial. Pero al mismo tiempo es fundamental hacer más justa la recaudación, cobrando más al que más puede y generando alivio a los pequeños y medianos productores y propietarios. Con esta lógica, en el proyecto de Ley Impositiva se propone actualizar los valores de los impuestos del año pasado tomando en cuenta la inflación de 2019 (estimada por privados en 54,6%). Es decir, el proyecto no incrementa la presión impositiva en promedio en términos reales.
En el caso del impuesto a los Ingresos Brutos, se mantiene la alícuota vigente, tal como autorizó el Gobierno nacional al suspender la aplicación del Consenso Fiscal. En el caso del Impuesto Inmobiliario Rural y Urbano, en promedio, la actualización está por debajo de la tasa de inflación. Pero además se incorporó un criterio progresivo: las propiedades de menor valuación fiscal pagarán un incremento menor a la inflación proyectada (aquellos más chicos tendrán un incremento del impuesto de tan solo el 15% respecto al año pasado).
A partir de la SEGMENTACIÓN de los propietarios rurales, según el tamaño y valor de sus propiedades, se garantiza que el impuesto sea, en términos reales, menor al del año pasado para quienes cuentan con una menor capacidad contributiva.
Este proyecto de Ley que dota de una mayor progresividad al sistema tributario se suma a la amplia moratoria y a las medidas de estímulo aprobadas en la Ley de Emergencia Económica, de pronta implementación.

Comentarios

comments

Compartir