Empate con sabor a victoria 2 a 2 en la visita al Granate

0
Compartir

Por Guido Cichello.- El Halcón no tuvo un buen comienzo de Superliga, pero consiguió un valioso agónico empate en su visita a Lanús por 2 a 2. Nico Fernández fue la figura con sus dos tantos en el complemento.

 

Defensa jugó 4 partidos en la era Beccacece y sólo tuvo un buen rendimiento en el segundo tiempo ante El Nacional en Varela. En los otros, se vió superado por sus rivales, tanto en Ecuador, como por Copa Argentina ante el Bicho y en la linda tarde soleada de ayer en Lanús. Defensa tuvo la fortuna de contar con Nicolás Fernández, el tremendo goleador Halcón. El pibe ingresó en el segundo tiempo e hizo todo bien. Tuvo tres situaciones de gol, marcó dos y una la pegó en el palo derecho del arquero. Hoy por hoy, el Halcón es “San Uva Fernández”. Beccacece no le encuentra la vuelta al equipo, o los jugadores aún no logran entender el mensaje del entrenador, quien en la semana se preocupó más delimitar el sector de periodistas que por estudiar al rival o buscarle un mejor funcionamiento a su equipo. En cuanto al trámite del partido fue favorable para Lanús. Sin hacer mucho el Granate encontró los dos goles, uno de penal tras una falta de Barbosa y otra, luego de una mala salida del fondo. Ya a los 6 minutos el local ganaba y eso condicionó el trámite del juego. Porque el Granate se refugió bien su zona, le cedió la pelota al Halcón y aprovechó los espacios en ofensiva. Defensa no tenía cambio de ritmo, tampoco ideas futbolísticas y menos, juego asociado. Miranda estuvo bien contenido y la pelota pasaba entre los centrales casi sin sentido. Lanús dejó una mejor imagen en esos primeros 45 minutos. Ya en el segundo tiempo, Beccacece se dio cuenta que tenía 3 marcadores centrales para marcar solamente a Ribas, delantero de Lanús. Mandó a Martínez de 3, Barbosa y Bareiro quedaron de centrales y Molina de 4. Fue el pibe Blanco quien se hizo cargo de la generación de juego, hecho que liberó a Miranda en el sector medio. Defensa monopolizó la pelota, comenzó a generar peligro por las bandas, sobre todo por derecha y complicó a Lanús. La primera se estrelló en palo, como si fuera un aviso de Fernández. A la siguiente el juvenil goleador Halcón no falló para poner el descuento. Defensa con el 2 a 1 en contra, presionó más, doblegó esfuerzos y se llevó puesto a Lanús, que no podía aprovechar los espacios que dejaba Defensa en el fondo. Y de tanto ir, tuvo su premio el equipo. Martínez la robó en ofensiva y tiró un centro preciso para Nico Fernández, quien ésta vez de cabeza, ponía el definitivo 2 a 2. De ésta manera, Defensa festejó el empate como un triunfo. El equipo volvió a jugar mal, pero mantuvo la rebeldía, no bajó los brazos y se entrenó al máximo. Desde el juego, poco y nada de un equipo que depende llamativamente de su estrella. Hubo rendimientos muy bajos en jugadores que ocupan posiciones claves en el campo. Defensivamente fue la mejor versión y ataque, sobre todo al comienzo, la peor. Recién comienza el segundo semestre, quedan muchos partidos por delante y corregir en la derrota es más complicado que habiendo ganado o empatado con sabor a triunfo. El próximo partido Defensa medirá fuerzas ante Atlético de Tucumán, que viene de ganarle por Copa Libertadores a Atlético de Nacional de Medellín por los 8vos de final. No será un partido fácil, es posible que Beccacece utilice un equipo alternativo pensando en el duelo de Copa Sudamericana contra Banfield. Se vienen días a puro trabajo, también con el objetivo de recuperar y poner al ciento por ciento a los lesionados y seguir dándole minutos de trabajo a Cerro y Larrondo, dos que deberían darle el salto de calidad a un plantel con muchos juveniles.

Comentarios

comments

Compartir