Buen empate 1 a 1 en la visita a Racing en el cilindro de Avellaneda

14
0
Compartir

Por Guido Cichello.

Tras un flojo primer tiempo en donde se fue al descanso 1 a 0 abajo, tuvo reacción en el complemento logrando el merecido empate con los pies del goleador Andrés Ríos.

Era una prueba de fuego para un plantel que venía muy golpeado tras la eliminación de la Copa Argentina y la dura derrota 2 a 0 ante San Lorenzo en Varela. La idea era ganar, pero también no perder, y ese segundo objetivo se terminó logrando gracias un buen segundo tiempo en donde Defensa dominó a un rival que se replegó aguantando la ventaja lograda al comienzo del partido.

Racing pecó de conformista y nunca le encontró la vuelta al partido. Por su parte Holan pensó el juego como una partida de ajedrez. Llenó de jugadores la zona central del campo, todos de buen pie, y a partir de ahí controló la pelota. Sin embargo en el primer tiempo las imprecisiones estuvieron a la orden del día y el equipo no lograba imponer condiciones. Para colmo, tras un balón detenido, Racing conseguía la ventaja con Sergio Vittor. Todo se hacía cuesta arriba contra un equipo que sabe defenderse muy bien y aprovechar la velocidad de sus volantes y delanteros para el contragolpe.

Los primeros 45 minutos se terminaron yendo con la sensación de que mucho debía cambiar el Halcón para revertir la pálida imagen del comienzo. La idea para los segundos 45 minutos era adelantarse en el campo, presionar la salida del rival y tener más juego asociado, algo que no había ocurrido al comienzo del partido. No la iba a tener fácil porque Racing se refugió en su zona esperando salir rápido de contragolpe. Pero el Halcón nunca se impacientó y comenzó a presionar más y más arriba. Eso hizo que el juego se traslade a campo rival y sólo se juegue en esa zona. Los minutos pasaban y el gol no llegaba, hasta que tras un corner de Pochettino, fue Bareiro quien la peinó en el primer palo para que Ríos la empuje en el segundo.

Era el 1 a 1 y justicia en el tanteador. Tras la igualdad, el hincha de Racing comenzó a presionar y el equipo se vió obligado a atacar, pero lo hizo sin ideas ni soluciones. En cambio el Halcón tuvo las mejores a poco del final. Una con un remate cruzado de Bouzat y otra con un remate potente de Ríos que dio un rebote largo el arquero Saja. Lo positivo es que no se perdió, que todos son conscientes de que hay mucho por mejorar, pero que éste es el camino.

No muchos equipos irán al Cilindro y conseguirán un buen resultado, La Academia tiene grandes jugadores y un apoyo que pocos equipos tienen.

No muchos equipos irán al Cilindro y conseguirán un buen resultado, La Academia tiene grandes jugadores y un apoyo que pocos equipos tienen. Por su parte el Halcón logró la motivación que había perdido, justo previo a un partido trascendental cómo será el del próximo fin de semana ante River Plate. Allí Holan tendrá que resolver si mantiene la base del equipo o si vuelve a cambiar nombres, tal como lo viene haciendo de partido en partido. Lo cierto es que el Galgo Gutiérrez parecería haberse ganando el puesto. Se lo vió muy activo y sobre todo preciso, algo que el Halcón no tenía en la zona central del campo.

Kaprof demostró que es el delantero más peligroso, Pochettino tuvo un gran rendimiento como volante izquierdo y merecería continuar. Lo mismo para Bareiro, quien no había tenido buenas actuaciones en los partidos anteriores y ahora le tocó jugar ante el club dueño de su pase y lo hizo de gran manera. Lo mismo para Elías Gómez, reemplazante de Delgado. A partir de esto, Holan además de ponerse contento por el resultado, tiene que entender que logró varias respuestas en puestos que aún no tenía nada definido.

Ojalá que pueda mantener la base sabiendo que la confianza en el puesto para un futbolista es determinante. La competencia también es buena, pero el respaldo de un juego a otro, también es una de las claves para ir logrando la regularidad en el juego y el resultado.

Comentarios

comments

Compartir