Estalló la caja negra de la Policía en Varela: Cayó el Jefe Distrital

0
Compartir

En la Comisaría 1era. de Florencio Varela Asuntos Internos halló más de 500 mil pesos que no pudieron ser justificados, motivo por el cual se sospecha que el dinero formaría parte de una “caja negra” derivada, mayoritariamente, del cobro de horas adicionales por seguridad en el complejo habitacional, aún no habitado, de San Jorge.  El Jefe Distrital Adolfo Matos  (Foto), el subcomisario a cargo de la primera y su pareja, involucrados. La maniobra alcanzaría a los $2 millones.

El Jefe de la Policía Distrital de Florencio Varela, el subcomisario a cargo de la comisaría Primera y su pareja, también policía, fueron separados de la fuerza por una investigación de Asunto Internos luego que encontraran más de medio millón de pesos en una caja fuerte que no pudieron justificar. En el Ministerio de Seguridad están los números y esos números marcan servicios de vigilancias en un complejo habitacional que no se cumplía y que por ello el Estado abonaba más de $620.000 al mes.
Ahora fue el turno de la seccional 1° de Florencio Varela, en cuya caja fuerte hallaron $ 500 mil, después de que el jefe de la Distrital, Adolfo Martín Matos (47), retirara otros $ 750 mil de la cuenta de la dependencia, sin poder explicar por qué. Todo terminó con tres policías desplazados: el propio Matos, el titular de la comisaría, Pedro Gabriel González (38), y su pareja, la administradora de las horas adicionales (Polad) Gisela Luján Cordara (29).

 

0004746568

LA MANIOBRA
La maniobra fraudulenta se detectó el lunes pasado, cuando el jefe de la Fuerza, comisario general Fabián Perroni, denunció ante Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense el retiro de dinero de la cuenta corriente que la seccional 1° de Varela usa para que depositen el pago de los servicios adicionales.
“Matos fue jefe de esa dependencia entre el 16 de junio de 2016 y el 29 de junio último, cuando lo ascendieron a la Distrital. Y en su lugar asumió González. Como Matos era comisario, tenía la firma registrada en el banco para realizar extracciones. Cuando comprobamos que la denuncia era cierta, que había retirado de la caja esa cantidad de dinero, intervenimos”, explico Guillermo Berra, a cargo de Asuntos Internos.
“Corroboramos que Mattos había hecho tres retiros de 250 mil pesos durante septiembre, una facultad que no le correspondía porque ya no era el titular de la comisaría. Cuando lo interrogamos, argumentó que lo había sacado del banco para el pago de horas Polad (Policía Adicional), o sea que justificó una irregularidad con otra irregularidad, porque es una tarea que tampoco le correspondía”, expresó Berra.
A solicitarle los papeles que pudieran justificar su argumento, Mattos presentó documentación irregular e inmediatamente fue desafectado. La investigación continuó en la Comisaría 1era., donde hallaron 500 mil pesos dentro de la caja fuerte.

img_20171004_175930

EL CELULAR
Aunque parezca poco creíble como comenzó todo, la presencia de Asuntos Internos se generó en la comisaría Primera por la denuncia anónima de un celular en el calabozo de los detenidos. Pero en el fondo, la investigación abarcaba a los meses de Abril, Mayo y Junio de este año, cuando el jefe de la seccional era el comisario Matos, hasta ayer Jefe Distrital de Policía.
El lunes pasado en horas de la tarde noche comenzó a escribirse una página más de los manejos irregulares de fondos públicos en la fuerza policial. La comisaria Primera estaba al mando del subcomisario Pedro González desde hace poco más de un mes. El policía llegó a Florencio Varela desde Quilmes, donde prestó servicios en la comisaría 7tma. González habría de ocupar el puesto que dejaba el comisario Adolfo Matos, designado al frente de la Jefatura Distrital de Policía. Es muy fuerte en la fuera que González fue requerido por un ex jefe policial retirado.
Matos tiene años en Varela como policía. Pasó por las comisarías 5ta, 3ra y 1ra. Supo ser un buen administrador de recursos, hace más de 15 años, en el Comando de Patrullas de Florencio Varela. Siempre lo hizo. Hasta tuvo una grúa contratada por la municipalidad. Su exposición más reciente se dio en Julio pasado cuando salió a la luz una escucha a Adrián Castillo, sobrino del Rey de La Salada, Luis Castillo.
En esa escucha que dio a conocer PPT de Jorge Lanata y que casualmente ningún policía dijo haberla escuchado, Adrián Castillo ordenaba participar de una reunión en la Departamental de Varela con el jefe, a quien mencionaba como Matos, quien en realidad era el jefe de comisaria de la Tercera con jurisdicción en la Feria San Juan Bautista. Castillo recordó a su interlocutor no olvidar de llevar la camiseta de River, autografiada por los jugadores. El presente seria para el jefe, que no era Matos.
Cabe consignar que la Jefatura Departamental de Varela fue creada el 11 de Setiembre de 2014 y a su mando fue designado al por entonces comisario inspector Oscar Cano, hoy subsecretario de seguridad municipal. La Departamental finalizó como tal el Mayo de 2016 y con su fin se terminó la carrera de Cano. Ahora bien, nadie puede asegurar que en esa reunión entre Castillo y Matos, Cano haya estado presente. Esa escucha que figura en la causa que lleva el fiscal Scalera de Lomas de Zamora, en la causa del Rey de La Salada, encendió aún más las luces de alerta de Asuntos Internos, que estaba investigando los movimientos financieros de Matos en la Comisaría Primera.

 

img_20171004_180506

LAS CASITAS K
Esos movimientos, según pudo conocer Varela al Día, se daban con el destino de entre 10 y 12 policías para dar seguridad las 24 hs del día al complejo de viviendas de San Jorge, que estaba en obra. Esa seguridad tenía números y esos números generaban un costo al Estado en horas Polad, horas extras de policías. El Estado paga una hora Polad a $79,20. Un policía por día sale $1900. La investigación de Asuntos Internos llegó a establecer que se hacían figurar policías que el mes sumaban unos $627.000. Esa era la suma que el Ministerio de Seguridad depositaba en el Banco Provincia y que el comisario Matos o su administrador de la Primera retiraban para abonar al personal que por lista figuraba haciendo las vigilancias en el complejo habitacional. Asuntos Internos comenzó a investigar y para ello cito a los policías que figuraban en las planillas y con reserva en la investigación señalaran si prestaban funciones en el complejo.
Algunos uniformados aportaron otros datos que hoy también están en investigación y que Asuntos Internos aportará a la Justicia. Se trata de las vigilancias a comercios de Florencio Varela que tiene a los policías de las dos fuerzas afectados, en especial a los comercios chinos. Este diario ha publicado ésta situación, pero las autoridades locales nunca tomaron en cuenta los hechos. Hoy Florencio Varela es noticia para afuera por estos oscuros manejos irregulares de los recursos públicos. Julio Pereyra y Andrés Watson, en su momento, han dicho a Varela al Día que no podían hacer nada al respecto, pero siempre se ha dicho que a la policía la maneja el poder político. En ese marco de situaciones cada vez que algún tema relacionado con la inseguridad es caliente, los comisarios, con sus jefes, son citados a la comuna para ajustar tuercas sueltas.

 

whatsapp-image-2017-10-04-at-4-50-50-pm

LA CAIDA
Adolfo Matos tiene sobre sus espaldas hoy una investigación del manejo al menos irregular de los recursos públicos afectados a la seguridad. El subcomisario Pedro González se hizo cargo de la Primera de Varela con este sistema de vigilancia con horas Polad. Matos ya en la Distrital, siguió de cerca los hechos con un colaborador cercano de apellido C. que lo ha llevado a todos lados. Pero González modificó la administración en la comisaría. Reemplazó a una oficial por su mujer, la oficial Gisela Cordara. La llave de los de los recursos aun pasaba por Matos, quien retiraba del Banco Provincia los dineros que enviaba el Ministerio. El martes 26 de Septiembre habría retirado del Provincia los últimos $250.000 del total de $750.000. Parte de ese dinero fue a parar a la caja de seguridad de la Primera. El martes por la tarde Asuntos Internos se hizo presente en la Comisaría Primera. González ya no estaba. Había sido relevado el lunes por la noche. Estaba el frente de la Comisaría el comisario Sergio Martínez, quien estaba en Bosques. El jefe del equipo de investigadores de Asuntos Internos había ordenado que se entregaran las planillas del sistema de horas Polad y además que se abriera la caja fuerte. Martínez, según pudo conocer este diario de fuentes cercanas a la pesquisa, dijo que no podía abrir la caja porque no tenía la llave. Hubo que llamar a la administradora, la pareja de González. Los investigadores tenían en sus manos las planillas de pago de las horas Polad correspondientes el mes pasado, por lo que en la caja fuerte no debería existir dinero. Sin embargo no fue asi. En su interior había algo más de $500.000 en fajos de $100 pero con fajas del Banco Santander Río. Y aquí algo no cerraba. Si el dinero era retirado del Provincia ¿por qué los billetes eran del Santander Río? Alguien dijo: “Un oficial los cambiaba para que no queden pegados”. Pero claro, ante la pregunta a Cordara de dónde era ese dinero, esta no pudo responder. Lo demás es conocido. Pero en el medio hay mucho, pero mucho más.
¿Alguien denunció a Matos, por su ascenso a jefe de la Distrital de Varela? Matos se defiende entre sus contactos señalando que le hicieron una cama en venganza por su lucha contra las drogas en la Primera. Luego dice haber atacado la Favelita, mas tarde atacó a los transas del barrio Pepsi.
El Ministerio de Seguridad de la provincia denunció ante la justicia toda la maniobra pero, según aclararon fuentes policiales, ninguno fue detenido. La investigación (UFI) N° 2 de Varela, que deberá definir la situación procesal de los sospechosos. Matos tiene estas páginas abiertas para hacer uso del derecho a fijar su posición.

Comentarios

comments

Compartir