Exigen al senador acusado de abuso sexual que justifique sus inasistencias

0
Compartir

El vicegobernador bonaerense, Daniel Salvador, le pidió al senador kirchnerista Jorge «Loco» Romero, vecino del barrio San Jorge de Florencio Varela, que explique la razón de sus inasistencias a las sesiones, al advertirle que faltó a las últimas seis. Con cinco faltas paso el límite.

El titular del Senado le envió una comunicación a Jorge Ariel Romero para exigirle que justifique la razón de su prolongada ausencia. Es que por reglamento interno, la cámara permite hasta cinco faltas consecutivas.
La semana pasada, la presidenta del bloque de Unidad Ciudadana, Teresa García, desplazó a Romero de todas las comisiones que integraba, dado que como tampoco concurría a esos espacios, el kirchnerismo estaba sin firma en varias de ellas. «No podíamos firman un despacho de minoría siquiera», graficaron fuentes parlamentarias.
Sobre el pedido de explicaciones de Salvador, oficialmente se informó que se trata de un procedimiento regular que ocurre cuando se sobrepasa el límite máximo de faltas sin que el legislador explique los motivos.
Romero dejó de asistir a la cámara en diciembre pasado, luego de que una militante de La Cámpora lo denunciara por abuso sexual a través de posteos en sus redes sociales, y luego lo formalizara en la Justicia.
El caso del senador Romero, entonces líder del armado bonaerense de La Cámpora, estalló luego de que una militante de La Cámpora lo denunciara por abuso sexual en las redes sociales
En su momento, el senador no desmintió la acusación, y presentó un descargo en sus redes sociales, en las que dijo que «soy un varón criado en una sociedad patriarcal. En ese texto reconocía las acusaciones.
Sin embargo, pidió una licencia, a pesar de las tensiones que generaron el caso dentro del bloque de Unidad Ciudadana. Se entiende que tras la denuncia, La Cámpora separó a Romero de sus responsabilidades partidarias, pero en el Senado no hubo ningún movimiento.

 


Apenas días después de que explotara el escándalo, Máximo Kirchner aseguró que la agrupación tomaría medidas. «Quiero ser claro: no puede ser un calvario para las compañeras militar en una agrupación política. Deben tener todos los resguardos necesarios», dijo y aseguró que la agrupación se pondrá al frente del tema. Antes, Maximo estuvo en San Jorge, en un visita entre las sombras, para habler con Romero. Fue un domingo por la tarde. La noticia publicada en exclusiva por Varela al Dia, jamás fue desmentida.
Días más tarde, La Cámpora publicó un extenso comunicado en el que se dejaba claro que la salida de Romero de la agrupación había sido una decisión de la organización «hasta tanto dure la aplicación» de esas normas internas.
Sin embargo, ni la agrupación ultrakirchnerista, ni el bloque de senadores tomaron decisión alguna con la banca de Romero. En las seis sesiones que hubo en el Senado desde diciembre hasta estos días, la banca estuvo vacía.
En los últimos día, tras la salida del presidente de Diputados, Manuel Mosca, por una denuncia de acoso sexual, desde el bloque de Unidad Ciudadana en el Senado empezaron a presionar.
El caso de Cambiemos dejó al kirchnerismo en un lugar incómodo. Mientras Mosca pidió al cuerpo de diputados que voten su licencia y su desafuero, en el Senado, el kirchenrismo protegía a un senador acusado de abuso.
Una actora importante también en esta trama, es Graciela Giannettasio, quien hace meses que tiene el traje de Senadora bonaerense preparado para asumir la banca que ostenta Romero. Dicen que a Giannesttasio la tiene contenida pues quiere reclamar públicamente que Romero renuncie. Así las cosas Romero no tiene problemas de hacerse ver en Varela, como en la foto que ilustra este informe, credito del Semanario La Colmena de Florencio Varela.

Comentarios

comments

Compartir