“Febrero bajo la alfombra”

0
Compartir

(Columna de Opinión) En un año electoral es evidente que hay cuestiones de las que se decide no hablar. Sí, se decide porque no es casual. Muchos hoy muestran fotos de pre campaña, o cuentan cómo hace años visitan casas para conocer realidades, pero me pregunto: ¿Será que aún no las vieron? ¿Qué tamaño de lupa les hace falta? ¿Cuántas casas tienen que visitar para entender?
Las sonrisas de carteles hoy no pueden representar otra cosa que no sea cinismo, la alegría viene de la mano de la dignidad, y eso es lo primero que debemos recuperar como ciudadanos. Cualquier rumbo que nos devuelva al cause no puede venir de un Kirchnerismo agotado, ni de ese Cambiemos que cuenta con gerentes que nunca supieron construir. Muchos no somos eso. Una visión superadora deberá albergar al progresismo en el que creemos.
Quien viaja a trabajar todos los días en el Roca, como es mi caso, puede atestiguar el impacto que tienen en los vecinos los aumentos de tarifas en transporte; así como también el desastroso servicio de transporte público local sin control y entregado a socios del poder por un Municipio que siempre se miró el ombligo.
Los aumentos en prestaciones de servicios insuficientes y precarios, son avalados por un Gobierno Nacional ciego que niega la precipitosa caída de esta economía mientras mira hacia atrás con el dedo acusador. ¿Qué más nos falta para ver? Ser gestión es también hacerse cargo.
Febrero empezó sin luz, pero con aumentos. Ese 30% en la energía eléctrica, ese 10% en transporte, el aumento en la Garrafa Social, y el aumento de hoy en los combustibles, tendrán impacto directo en los precios de la canasta básica. Esto nos afecta a todos, pero sin dudas aún más a esos vecinos que se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad. El Estado ausentado, ausente por decisión política, donde más debería estar presente.
Sería grato ver posiciones y expresiones públicas de los oficialismos que quieren seguir siendolo, y de las oposiciones que caen en silencios cómplices y vacíos. Por lo pronto, el primer paso es poner sobre la mesa estas realidades. Como siempre ocurrió, es sabido que ante los problemas se necesitan soluciones, no demagogias ni trolls ocultistas.
Carina Velo

Comentarios

comments

Compartir