Final de año cultural en La Conurbana

0
Compartir

ULTIMA FUNCIÓN DE 2017 DE LOS MÚSICOS Y LAS MÚSICAS.
Con la actuación de la solista Carla Lopez, acompañada en guitarra por Nahuel A. Fernandez, y las bandas Akoplando, Aindiados rock, Flotantes Mozack, excelente sonido del “Gordo” Ruiz, buenas ondas de Roberto y Zulma acompañando siempre estas movidas en “La conurbana”, el viernes 15, a partir de las 20 hs. se realizó la despedida del año con “Los Músicos y las Músicas”, un evento periódico que ya tiene un par de años o más de trayectoria, encontrándose en la Av. Del Trabajo (en estos momentos en pleno reciclado) para escucharse, darse consejos y organizar nuevos encuentros con diversos modos musicales populares, tadicionales o de última generación. La entrada es libre y gratuita y si hay alguna consumición, los costos son bajos, apelando a la consideración y paciencia de los asistentes, pues los organizadores están tratando de avanzar en su experiencia en la materia. El calor reinante permitió la estadía en la vereda, aprovechando la inexistencia del habitual tránsito en la arteria, y el fresco de la noche le abrió paso a los “bises” para escuchar en un grato ambiente de camadería, que se disfruta en la diversidad de estilos musicales.

LECTURA DE POEMAS
Y REFLEXIONES,
En un ambiente tranquilo y amistoso, se realizó la presentación del libro de Leonardo Gastón Herrmann, en el marco del Tarumá Literario, encuentro de escritores de larga trayectoria que actualmente se reúne los terceros sábados de cada mes, en la Asociación Civil “La Conurbana”. Aunque la imagen con que se promocionó este evento está vinculada a una intensa lucha callejera, la actividad principal estuvo constituida por un interesante intercambio de ideas que comenzó cuando el conocido periodista local, Hector Reynoso presentó al autor de “Barricadas de Palabras”, nombre con el que aparece esta colección de poemas y prosas poéticas de contenido social, editadas en la ciudad de Bahía Blanca por “El ojo blindado”. En efecto, don Héctor hizo una breve reseña de su relación de muchos años con un joven impetuoso, aunque de aspecto exterior muy tranquilo, casi tímido, convencido y consecuente con sus ideas. Del mismo modo, la anfitriona Zulma Olivetta, tuvo recuerdos especiales de la trayectoria del presentante, por allá en su infancia, cuando acompañaba a los grupos de comedia juvenil con escenas de títeres, cuyas historias iba variando de acuerdo al interés de los espectadores, niños de las barriadas más pobres de Varela. Ya entrando en lo literario, se explayó la representante de SADE, Natasha Mell, quien en su acertado análisis dijo “Herrmann, con su pluma poética nos propone un camino hecho de palabras, donde estas funcionan como barricadas para visibilizar las injusticias, para hacer explícito lo silenciado, para dar voz a los que no pueden tenerla.” Una original presentación con dobles tapas troqueladas y dibujos del autor, completan esta obra que se presentó al público varelense, preludiando la emergencia climática. “Despues de nosotros el diluvio”, pareció decir la tarde, pero la propuesta del grupo es que la actividad continúe.

PARA CERRAR ESTE FIN DE SEMANA DE FIN DE AÑO.
Un desfile de personajes simpáticos y no carentes de contenidos para disfrutar en familia. Porque fueron exactamente las familias de los jóvenes Manuel Bordón, Micaela Torterollo, Roberto Simoi, Silvio Toloza, Gianfranco Berttacchini, Mellina Inostroza, Mar Pacheco, Rocío Muñoz, Nicole Altamirano, Yanina Cáceres, Gaby Roldán, los niños Leon Gossa Roman, Milagros Cáceres, Kiara Candela, y las veteranas Delia Escalante y Zulma Olivetta (esta última en la preparación y conducción del taller de teatro de “La Conurbana”) que ofrecieron la escena “El montacargas” (un pensamiento gracioso sobre la comunicación, inspirado por Mariana Jacob), “A mí no me gusta el tango”, un cuento tanguero dramatizado, y “Arbitro arbitrador y amigable componedor” un abogado decente, que intenta componer la herencia de una familia muy loca (la de América, casualmente, donde la única derecho habiente es la que trabaja) que fueron festejadas por la concurrencia. Risas, sonrisas y alguna reflexión para cerrar esta jornada de fin de año de las actividades en la asociación civil, que continúa con propuestas novedosas para 2018. Un saludo cordial de esta pequeña comunidad a toda la sociedad varelense y a los amigos periodistas que la acompañan, dándolas a conocer.

Z.O

Comentarios

comments

Compartir