Hoy se cumplen 14 años del milagro de la promoción ante Morón

0
Compartir

El 3 de junio de 2006 quedará marcado por siempre como el día del milagro, por ese acontecimiento se decretó el día del hincha Halcón. Hace 14 años cambió la historia del club por siempre.

Ese 2006 arrancó complicado para Defensa que luchaba por mantener la categoría luego de varias campañas flojas. Rubén Agüero asumía el compromiso de dejar al Halcón en la B Nacional. Se armó un buen equipo, con jugadores jóvenes, muchos de ellos desconocidos del Argentino A y otros más de renombre como Guillermo Hernando, Leonardo Ramos y Rubén Ferrer. También estaban los históricos del club, Matías Raposo, Ricardo Romeo y Mariano Saccone, entre otros. Asoman para ser ídolos, Emiliano Romero y Mariano Sabadía. Pero quien se llevó todos los premios fue Ezequiel Miralles, quien luego de la hazaña del 3 de junio de 2006 ante Morón en Varela, transitaría una carrera exitosa, primero en Chile (Everton y Colo Colo) y luego en Brasil (Santos y Gremio).

 

Corría el minuto 89 del segundo tiempo y el Halcón caía, con baile, 3 a 1 en casa contra Morón. Su gente festejaba y cantaba por el ascenso. Ellos venían de la Primera B Metropolitana y estaban logrando ascender al Nacional B. Por el lado de Defensa era todo tristeza y resignación. Pero tras un centro de Mario Saccone, fue Marcos Ramírez quien ponía el descuento. Federico Beligoy, marcaba 3 minutos más de adición. Y fue ahí donde ocurrió el milagro. El goleador del certamen, Rubén Ferrer recibió una infracción al borde del área grande. Tiro libre para Defensa y última jugada del partido. Era la gloria o el calabozo. Ezequiel Miralles corrió a todos y con determinación acomodó el balón. En ese momento se detuvieron todos los corazones, el estadio quedó en silencio. Guillermo Hernando en la barrera, trataba de empujar a los jugadores de Morón para armarle el hueco a Miralles y que éste coloque el balón pegado al palo del arquero. Y el milagro llegó, San Miralles pateó y el balón es coló en el ángulo de Maximiliano Gagliardo. Fue el delirio total, dentro y fuera del campo de juego. Los hinchas de Morón abatidos, lloraban de la bronca, mientras que los hinchas del Halcón lo hacían de emoción, sin poder entender lo que había sucedido. El partido quedaba 3 a 3 y el empate favorecía al equipo de la categoría superior. Miralles corría sin que nadie pueda agarrarlo, con la camiseta en la mano y gritando el gol a más no poder. Sus compañeros detrás de él, coloreaban una imagen que se repetiría hasta el cansancio en la corta pero rica historia del club Halcón. Fue sin dudas la tarde del milagro, de esa que nunca nadie se olvidará jamás. Muchos creemos que luego de eso, hubo un antes y un después en la historia de club, fue un hito deportivo sin igual. A raíz de ese hecho, se decretó el día del hincha de Defensa y Justicia. Y hoy 14 años después, se recuerda como si fuera hoy. El Tito Tomaghello se inundó de lágrimas, primero eran de tristeza y en sólo 4 minutos, fueron de emoción. Sólo el fútbol, el deporte más hermoso del mundo, logra eso.

 

Lo que vino después es historia conocida, el equipo al siguiente año peleó el campeonato con Ricardo Rezza, pudo comprar el predio de Bosques, se creó el vínculo con Cristián Bragarnik y comenzaron a llegar entrenadores que jugaban un fútbol generoso, vistoso y ofensivo. Esa línea se mantuvo hasta hoy, y esa coherencia tuvo su rédito. En 2014 el equipo ascendió a Primera División, clasificó a 3 Copas Sudamericanas de manera seguida y también a la Libertadores versión 2020. Cada 3 de junio, el hincha vuelve a emocionarse y a festejar su merecido día. Cada aniversario la emoción crece y el mito es cada vez mayor.

 

Comentarios

comments

Compartir